Domingo 8 de Mayo de  2022
CUESTIONAN GESTIÓN DE KRIST NARANJO

Consejeros Regionales acusan falta de voluntad y distanciamiento con la Gobernadora

La llegada del mandatario a la zona, causó la más reciente controversia entre la gobernadora y otras autoridades locales, por cuanto habría incidido en que se sacara a Vicuña del itinerario, además, se le criticó no haber incluido a los consejeros regionales en el recorrido.

Créditos: Lautaro Carmona
Por
Escrito en REGIÓN el

Han sido días o más bien, semanas complicadas para la gobernadora de la Región de Coquimbo, Krist Naranjo.

Todo inició con sus declaraciones acerca del proyecto Túnel de Agua Negra, al que calificó como no prioritario para la zona, lo que le trajo críticas transversales.

“Creo que no está al tanto de como es el proceso de una obra de esta magnitud. Los recursos que se han destinado a este proyecto no vienen del gobierno regional, ni menos del core, ni tampoco del MOP. Son proyectos financiados por recursos internacionales. En ningún caso van a afectar el desarrollo de otros proyectos prioritarios de nivel social. Yo diría que hay una confusión”, afirmó al respecto el consejero regional y presidente de la comisión de Relaciones Internacionales, Marcelo Castagneto.

Polémica a la que se sumó la revelación por parte de Diario El Día, de un “pago adicional” a un funcionario de su confianza. En específico, a su jefe de comunicaciones, Diego González, quien más que duplicó su sueldo en marzo, debido al bono del Programa de Mejoramiento de Gestión (que reciben todos los empleados públicos cada tres meses) y la Asignación de Función Crítica (AFC).

Consultada por esta situación, la abogada y magíster en Derecho Público, María José Lira, señaló que la retribución es cuestionable, pero no ilegal, porque es la máxima autoridad regional quien a través de un acto administrativo, define las funciones críticas.

“Si bien es una facultad de la gobernadora definir cuáles son las funciones críticas de su servicio, me parece que el rol de periodista no entraría en esta función. Si uno se fija en términos de estrategia o de entrega de productos y responsabilidad, creo que es alargar demasiado el elástico respecto a una potestad discrecional en términos de definirlo, pienso que se equivoca”, agregó.

¿Vetó a Vicuña?

No obstante, la controversia más importante pasó con motivo de la visita del presidente Gabriel Boric a la región. Recorrido en el que de acuerdo a información exclusiva a la que tuvo acceso este medio, iba a llegar hasta Vicuña. Sin embargo, esto no ocurrió. Arribo que de acuerdo al alcalde de la comuna elquina, Rafael Vera, fue truncado por Naranjo. Es así como acusó que la gobernadora le dijo a la avanzada presidencial que no pasaran por el territorio. 

“El nivel de credibilidad que tendrá la gobernadora en el municipio de Vicuña, será bajo, porque ni siquiera tuvo la gentileza de llamar o devolver un mensaje (para comunicar esta decisión). Estamos dispuestos a trabajar con ella porque es la autoridad democráticamente elegida por las personas, pero nos costará trabajar con una persona que no se quiere comunicar, ni trabajar con nosotros”, manifestó el edil.

Complementó que su molestia no está centrada en que el mandatario llegase o no hasta la ciudad, sino en que fuesen vetados sin motivo alguno. “Pedí explicaciones por esta situación y hasta el día de hoy, no me las han entregado”, sostuvo Vera.

Pero eso no es todo, porque también lamentó que en los tres días en los que el Jefe de Estado recorrió la zona, no se haya considerado una reunión con los alcaldes locales para plantearles sus necesidades. De esta manera, en su cargo de presidente de la Asociación de Municipios de la Región de Coquimbo, el edil envió una carta a Boric solicitándole un espacio en su agenda para conversar.

Faltó voluntad

Empero, este no es el único flanco que se le abrió a la máxima autoridad regional tras el arribo del presidente, por cuanto varios cores aseguraron estar “molestos” porque no fueron considerados en la gira presidencial. Todavía más, aseveraron que las relaciones de Krist Naranjo con el órgano colegiado actual no serían las mejores, tal como aconteció con el que terminó su trabajo en marzo pasado. De hecho, aun seguiría sin firmar una serie de convenios.

“La avanzada debió haberse coordinado tanto con el consejo regional como con los alcaldes, porque actualmente la región tiene muchas necesidades…pero la visita fue como improvisada, ni siquiera hubo una coordinación. Las voluntades y gestiones siempre pueden estar, ahora cuál habrá sido la razón de la gobernadora, hasta el momento, no la conocemos, así que no sabemos porque su voluntad no fue habernos citado y hecho partícipes de esta visita”, sostuvo el core del Partido Republicano (PR) por la Provincia de Elqui, Francisco Martínez.

Asimismo, aseguró que si bien este es su primer período en la instancia regional, el trabajo en terreno les ha evidenciado una falta de voluntad de parte de la autoridad para la firma de convenios o proyectos que están cerca de su fecha límite.

“Entonces, necesitamos una conversación con la gobernadora para ponernos de acuerdo en su planteamiento y en el trabajo en conjunto que vamos a realizar”, añadió Martínez.

En esta línea, su par por el Choapa, Darwin Ibacache, dijo que el trabajo entre los integrantes del consejo ha sido mancomunado y tratando de visibilizar las problemáticas que cada uno observa en sus respectivas provincias, no obstante, todavía hay un retraso en la firma de una serie de iniciativas,

“Hay priorizaciones que hasta ahora, no han llegado a los municipios. Entonces, hay una preocupación enorme por agilizar la firma de estos acuerdos de parte del consejo regional, porque lo único que hace esta demora es perjudicar a nuestros vecinos y vecinas”, aseveró.

Necesidad que ya le han planteado a la gobernadora, pero aún se encuentran a la espera de una respuesta satisfactoria. “Soy un consejero nuevo, pero hay algunos compañeros que se han repetido y nos han explicado que el atrasarse en los convenios es la tónica de la gobernadora”, agregó el democratacristiano.

En tanto, la consejera de la Unión Demócrata Independiente (UDI) por la Provincia del Elqui, Paola Cortés, afirmó que Naranjo nunca tuvo un acercamiento con el core anterior, al contrario, el distanciamiento cada vez se fue haciendo más grande. Incluso, la autoridad les habría solicitado a los jefes de servicio que no asistieran a las comisiones temáticas del consejo, que es donde se discuten los proyectos y después son llevados al pleno.

“Pensábamos que era un tema con el consejo anterior (…) cuando asumió el más reciente, se visualizó un cambio, sin embargo, finalmente no ocurrió. No nos hemos sentido trabajando juntos, sino que más bien existen dos equipos de trabajo: el del core y por otro lado, el de ella”, complementó.

Sin ir más lejos, Cortés reveló que la gobernadora arribó recientemente hasta el Choapa, pero no tuvo la deferencia de convidar a los consejeros representantes de esa provincia. Esto a pesar de que el requerimiento fue efectuado. 

“El actuar de la gobernadora ha dejado mucho que desear, porque cuando se está en estos cargos se debe trabajar con y para todos, independientemente de su color político. Esta poca cercanía ya se ha extendido hacia los alcaldes (…) estamos hablando de alguien que ‘no quiere ordenar la casa’, como lo dijo en un principio”, añadió.

Promesa incumplida

Por último, su par del Elqui, Javier Vega, señaló que las labores al interior de la instancia colegiada han sido bastantes complejas de llevar a cabo, ya que Naranjo no cumplió con su promesa de realizar un trabajo conjunto.

“La gobernadora había prometido generar un trabajo más mancomunado con el nuevo consejo regional, pero lamentablemente no lo hemos visto en la práctica. No hemos visto el querer avanzar en conjunto y eso se ha graficado en cosas concretas dentro de las propias comisiones”, dijo.

En relación con eso, el representante del Partido Comunista (PC) manifestó que su respaldo ha sido constante hacia la gobernadora, a pesar de ello, ve que no ha existido voluntad para tener una relación de trabajo clara y concreta con el core. Incluso, no los consideró siquiera en agenda del presidente en la zona.

“Por muy que la agenda sea de parte del presidente, debería haber existido un gesto de invitación formal”, manifestó.

En consecuencia, sostuvo que la autoridad ha carecido de un diálogo más fecundo con el consejo regional “para solucionar las problemáticas que son importantes para la región (…) de poder por último, saber qué está pasando con las comunas actualmente”.

Cabe destacar que ante nuestras consultas, desde el gobierno regional aseguraron que no tuvieron injerencia alguna en la agenda del presidente.