Miércoles 3 de Agosto de  2022
DISCÍPULOS DEL CHEF

¿A quién iba dirigida? Exparticipante de Masterchef revela origen de famosa frase

Valentina Ramos competirá ahora en El Discípulo del Chef y recuerda entretenida aquel momento en pantalla. Asimismo, comentó con BioBioChile cómo fue su vida lejos de la televisión.

Escrito en TENDENCIAS el

Este fin de semana llegará a las pantallas una nueva temporada de El Discípulo del Chef. Ahí, volverán a la televisión diferentes personajes de programas de cocina que se quedaron en la memoria del público, como por ejemplo, Valentina Ramos, finalista de la tercera temporada de MasterChef.

La oriunda de la Región de O’Higgins se hizo conocida en 2017 por su carismática personalidad y, principalmente por uno de los primeros episodios de la temporada, cuando acabó inmortalizada en un meme al decir en voz baja: “Hay que pegarle. Quiero pegarle”.

“Yo creo que ese meme muchos deben tenerlo en sus stickers de WhatsApp”, bromea Ramos con BioBioChile al recordar aquel momento, en medio de su presentación como participante en El Discípulo del Chef.

“Creo que me salió del alma. No sé si esta temporada habrá un meme nuevo por ahí, no cacho”, comenta entretenida.

Al recordar el momento, apunta a que entonces iba dirigido al chef Sergi Arola, hoy uno de los encargados de guiar a los equipos en la apuesta de CHV, y que aún mantiene su opinión, asegurando que “de verdad, era como llenador el hombre. De vez en cuando se debe merecer su…”, bromea sin acabar la frase.

Entonces, la concursante estaba molesta por las críticas de Arola a los platos que habían creado en medio de una competencia en equipos. “Me carga el comentario del español (Arola), que es tan pesao para decir las cosas”, añadió entonces en aquel capítulo de Canal 13.

“No, pero en realidad creo que esa vez todo fue por la edición”, se excusa. “Según recuerdo, originalmente dije ‘no hay cómo pegarle el palo al gato’, entonces se tomó todo fuera de contexto”, rememora, aunque se toma el momento con humor.

Sobre su llegada a la nueva versión del programa culinario, Valentina Ramos se siente agradecida por la oportunidad. “Me siento tremendamente afortunada, porque llegó en un momento malo de mi vida”, comenta.

“Mi pareja estaba comenzando un tratamiento y justo llegó esto, que son lucas que significan mucho. Así que voy a hacer todo lo posible para llegar a mi meta, que es el restaurante en Monticello. De hecho, cuando viajo a la sexta (región) paso por ahí y veo que entre los letreros hay un espacio libre, digo ‘ahí va a estar mi nombre"”, relata.

De todas formas, la nueva aspirante destaca el ambiente del programa, asegurando que “ha sido maravilloso compartir con todos los chiquillos. Siento que me llevo bien con todos, pero en especial con la tía Jacque, con la Rocío (Marengo), con Camila Ruiz, con Karen Bejarano, Víctor Díaz, Carlos Díaz… en realidad, con todos me llevo la raja”.

 

Valentina Ramos y su vida lejos de la televisión

Asimismo, Ramos menciona que dos años después de dejar MasterChef volvió a Lolol, donde también creó su propio emprendimiento.

“Este tiempo que estuve lejos de la tele me regresé a Lolol por el tema de lucas, porque antes arrendábamos. La pandemia igual nos golpeó fuerte, porque hacíamos eventos y todo se detuvo”, comenta.

De todas formas, asegura que volver a Lolol “es lo mejor que me ha pasado”. “Nos fuimos para allá y fue a mejor decisión, porque emprendimos un negocio y nos ha ido bien”, cierra.

El primer episodio de El Discípulo del Chef llegará a las pantallas de CHV el domingo 7 de agosto a las 22:30 horas.