Martes 24 de Enero de  2023
JORGE MUÑOZ, SALVAVIDAS DE LA SERENA

“Nos tocó sacar a un menor, eso nos marcó”: El testimonio de salvavidas de La Serena

Para los 27 hombres encargados de realizar los rescates en las playas serenenses, este trabajo tiene de dulce y agraz, ya que no es fácil para ellos cuando una emergencia sale mal.

Créditos: Cedida
Por
Escrito en REGIÓN el

En los días finales del mes de enero se produce el recambio habitual de turistas en La Serena, pero para los salvavidas, solo se inicia un nuevo mes y siguen cumpliendo con su trabajo, perdiéndose el mejor periodo del año para algunos, las vacaciones.

En total son cerca de 36 personas las encargadas de acudir a cualquier emergencia ocurrida en el borde costero serenense, las que se mueven por las 9 playas habilitadas, de 10 de la mañana hasta las 20 horas, en los límites comprendidos entre El Faro y el sector de Canto del Agua por el sur.

“Para ser un salvavidas te tiene que gustar, prácticamente te pierdes la mejor etapa del año (el verano), por eso hay que tener vocación, no cualquiera llega estar un largo periodo cumpliendo funciones de ayudar a personas, rescatando, poniendo en riesgo tu propia vida por ayudar muchas veces a gente que es irresponsable, pero tiene su recompensa cuando logras ayudar a alguien y la misma gente te va reconociendo el trabajo que se va realizando”, aseguró Jorge Muñoz, Coordinador de salvavidas playas La Serena.

A la fecha, van 8 rescates, que suman a 19 personas sacadas del mar de manera efectiva y sin ningún tipo de problema de salud. Pero no es la única labor de los salvavidas, también han ayudado a encontrar a 15 niños perdidos, atendido emergencias por cortes, fracturas, picaduras de medusas y accidentes en general.

Jorge Muñoz tiene 37 años, de los cuales lleva 21 como salvavidas y no solo en las playas serenenses. “En la Tercera Región nos tocó sacar a un menor ahogado, eso me marcó y me incentivó a tratar de profesionalizarme más en este oficio. Es fuerte, en ese rescate eran dos menores de 8 y 6 años, logramos rescatar al más grande, pero al menor no pudimos, se perdió entre las olas y es difícil después, te quedas con esa imagen de los padres y familiares. También hay un tema de que tenemos muy poca cultura acuática aquí en Chile, muchas personas prefieren lugares que no están habilitados para el baño y suceden desenlaces como el que ocurrió esa vez”.

Ante esta situación, Alejandro Ramírez, de 32 años y 11 como salvavidas, entregó algunas recomendaciones para evitar los peligros que puede traer bañarse de forma imprudente en el mar. “En general entre rescates de niños o adultos no hay mucha diferencia, porque en ambas situaciones se desesperan y no se controlan y eso les genera una mayor complicación. Nosotros siempre le decimos a las personas que se bañen siempre en las zonas donde hay torres de salvavidas, porque por lo general las torres están dispuestas en sitios donde no hay corrientes, es mucho más seguro bañarse y cuentan con una vigilancia más cercana por parte de nosotros”.

Las emergencias por peligro de ahogamiento no son las únicas situaciones de peligro que deben atender los profesionales que trabajan en la Avenida del Mar. Constanza Pizarro, TENS del equipo de salvavidas, aseguró que “en este periodo que estamos enfrentando, las condiciones del mar, las marejadas, muchas veces nos producen dificultades, porque la gente al meterse al agua, con la fuerza de esta, los arroja hacia afuera provocando fracturas, esguinces, la gran cantidad de conchas producen muchos cortes y además vemos los accidentes que tienen que ver con caídas en bicicletas”.  

Los turistas que han llegado a la zona, también agradecen el trabajo de los salvavidas, es el caso de Martina, veraneante sanjuanina, quien señaló “que los he visto muchas veces cuando están rescatando, a veces llega la lancha, el helicóptero y eso. Una vez él (mi hermano) se perdió y los salvavidas lo encontraron y lo trajeron. Es importante el trabajo que hacen porque si alguien se está ahogando y ellos no están, se podría morir y si están los salvavidas, ellos los rescatan”.

Lo mismo piensa Pascuala, rancagüina que visita La Serena. “Hacen un buen trabajo (los salvavidas). Ahora nos estaban avisando que no podíamos entrar muy al fondo, porque podía pasar cualquier cosa y me parece bien eso, más que nada por los niños. Se han visto muchos casos de personas desaparecidas, entonces es fume que no han sido conscientes de eso”.

Ante estas situaciones complejas de marejadas anormales, los 27 hombres del mar, acompañados de 2 paramédicos, 1 ambulancia, 2 embarcaciones de rescate marinas, trabajan fuertemente con la prevención constante y se demuestra en las más de 700 intervenciones, entregando advertencias de seguridad a los cientos de turistas que llegan en esta época disfrutar de sus vacaciones a la ciudad de La Serena.