Sábado 24 de Septiembre de  2022
CALLES EN MAL ESTADO, VENTA AMBULANTE Y FALTA DE LUMINARIAS

La imagen de abandono del centro de Coquimbo: Vecinos piden urgente intervención

A través de redes sociales y testimonios en terreno, vecinos manifestaron su disgusto con esta situación en que acusan, se encuentra la zona céntrica de la comuna-puerto, lo cual ha permitido dicen, la ocurrencia de diversas incivilidades y delitos en el sector.

Créditos: Leonel Fritis
Escrito en REGIÓN el

A raíz de una nota sobre el trabajo que realiza la municipalidad de Coquimbo en el tema Seguridad y que fue publicada en el fanpage de la entidad consistorial, algunos vecinos manifestaron su molestia con lo que, a su juicio, es la insuficiente labor que se hace para mantener algunos espacios de la ciudad en buen estado.


En específico, los comentarios hacían alusión a la situación del centro de la comuna, acusando el mal estado de varias calles, en especial, Aldunate y vías aledañas, incluyendo la zona del Empalme y las cercanías del mall ubicado allí. También se hacía eco a la falta de luminarias, todo lo cual facilita la ocurrencia de incivilidades e incluso, delitos.


De hecho, cabe recordar que previo a las Fiestas Patrias, un comerciante del centro coquimbano sufrió un intento de estafa por un par de menores de edad, quienes al fallar en su acción, lo apuñalaron y generaron destrozos en las vitrinas de la tienda.
Y si bien, desde la unidad de Seguridad Municipal afirmaron que el hecho es excepcional, lo cierto es que el temor y una imagen de “abandono” del centro de la ciudad, no es una sensación aislada.

RECORRIDO IN SITU


Ante esta situación, un equipo de diario El Día se trasladó hasta la comuna-puerto para recorrer las principales arterias de la ciudad y observar, efectivamente, la gravedad de lo denunciado por los vecinos.


Durante el recorrido, que se inició a la altura del Empalme – que a esas horas se encontraba más o menos despejado, aunque no por ello, menos deteriorado por los rayados y su evidente mal uso como verdadero baño público – se extendió por calle Aldunate, en donde por supuesto, lo que más incomodidad genera es el abundante comercio ilegal que se despliega por varias cuadras.
Conocido problema, en estos puestos es posible encontrar de todo: desde frutas y verduras, pasando por las tradicionales mascarillas faciales, hasta incluso cosas más insólitas, como vajillas, paneles solares y cocinas a gas.


Pavimentos en mal estado, mendicidad, música a un volumen excesivo, ausencia de luminarias y presencia de basura en las calles dan un aspecto peor a lo observado, imagen negativa que se potencia aún más, por la gran cantidad de rayados en las paredes y edificios en mal estado o vacíos, herencia sin duda, del estallido social y la pandemia.


Al llegar a la plaza, ésta presentaba un aspecto despejado y notoriamente más limpio que en ocasiones anteriores, aunque de todas formas, fue posible observar algunos actos fuera de toda norma de buena convivencia social, en especial hacia el lado de la cúpula. 

FOTO: Leonel Fritis
FOTO: Leonel Fritis


En líneas generales, la principal arteria de Coquimbo y algunas de sus calles aledañas se encontraban más “aceptables” que otras veces, aunque persisten una serie de puntos negros que hacen difícil poder cambiar la cara a la zona céntrica, como el desatado comercio callejero, el rayado de las paredes, o el manejo de los desechos.


Por otro lado, hacia el sector de la caleta, si bien se notaba más tranquila que otras veces, se mantienen los puntos negros de siempre: aspecto derruido, falta de aseo, pavimento en mal estado y mendicidad.

LA VOZ CIUDADANA


Consultadas algunas personas por la actual situación de la zona céntrica de Coquimbo, las opiniones varían, aunque reconocen la realidad de los problemas.


Para don Marco, quien tiene un puestecito de dulces en la plaza, por ejemplo, la limpieza y el ornato han presentado una cierta mejora.


“Es lo que se ve. Se ha hecho más limpieza en la plaza. Vienen los niños con esas aspiradoras grandes en la mañana y las pasan por toda la plaza, a veces también en la tarde. Así que aquí por lo menos han hecho mayor limpieza del lugar. Pero el problema está allá en Aldunate, donde hay muchos ambulantes, no acá en la plaza”, afirmó.


Distinta, en cambio, es la imagen del centro para la señora Elisa quien, en primer término, aclara que no es de la ciudad, pero, quizás por lo mismo, su visión es más lapidaria.


“Yo llegué hace unos meses, pero la verdad la situación de la ciudad la encuentro deplorable. Me parece increíble que estando al lado de una ciudad como La Serena, que se supone que es un punto turístico, a Coquimbo lo tengan en el estado en que está”, afirmó.


Y a renglón seguido, más que apuntar al municipio por esta situación, sus críticas fueron para otro lado. “La verdad, creo que esto se debe a que la gente no siente apego y cariño por el lugar donde vive. La municipalidad puede limpiar muchas veces las calles, pero si la gente no ayuda y coopera con mantener la ciudad, nada va a cambiar”, sentenció.


Quienes también conocen la realidad del centro coquimbano, son los comerciantes. Para ellos, la imagen de abandono que presenta y transmite es un problema, sobre todo, en el tema seguridad.


Sobre esto, Alexis Ramírez, presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad, comenta que la actual dotación policial en las calles céntricas “es insuficiente. Necesitamos que el municipio haga una inversión fuerte en cuanto a personal de seguridad. Y necesitamos que el gobierno también entregue un respaldo aún más importante en cuanto a la dotación de carabineros para la comuna de Coquimbo”.


Y si bien, Ramírez reconoce, además, que el personal de seguridad del municipio está sobreexigido por tener que desplegarse por una comuna que es particularmente grande en superficie, pidió “más empatía con la situación que están viviendo nuestros vecinos, incluido el comercio, en donde nosotros vemos que todos los días hay lanzazos y robos en lugares no habitados. En ese sentido, es complicado tener que pedir a carabineros más de lo que ellos pueden dar”.


En ese sentido, agregó que como cámara de comercio, se encuentran en la búsqueda de nuevas estrategias de seguridad que se están desarrollando en otras comunas con buenos resultados para que puedan aplicarse aquí.


“Estamos haciendo gestiones para visitar la comuna de Providencia, por ejemplo, para ver cómo ellos captan recursos para poder invertir en seguridad. Además, en otros lugares, más que un departamento de seguridad, existen corporaciones de seguridad que tienen la posibilidad de conseguir recursos de forma más rápida para hacer las inversiones necesarias”, aseveró el dirigente gremial.

RECUPERACIÓN


Consultado por este asunto, el alcalde de Coquimbo, Alí Manouchehri, señaló que “debemos entender que la deuda del municipio de Coquimbo no significa solo dinero, también es una deuda con recintos abandonados, calles sin luminarias, arterias con ‘eventos’, microbasurales y por supuesto, el abandono del centro”, reconoció.


En ese sentido, el edil aseguró que el centro de Coquimbo no va a ser abandonado. “Y es por ello que estamos trabajando en varias líneas, una de ellas tiene que ver con contingente especial de cuadrillas de aseo para la limpieza. Hemos entregado contenedores a los locatarios para que se hagan cargo de un retiro ordenado de sus desperdicios, e informando de manera permanente respecto a nuestra ordenanza de aseo”.


Otro de los aspectos importantes de la intervención en este sector es el Plan de Recuperación de Espacios Públicos, “el que viene a devolver el centro a los coquimbanos y coquimbanas, para que nuestros adultos mayores, personas con discapacidad y todo el mundo pueda circular sin dificultades por este lugar. Estamos próximos a iniciar esta intervención que requiere de una fuerte dotación policial para sacar el comercio ilegal, y de un trabajo mancomunado para ofrecer alternativas de formalización de este tipo de comerciantes y en último caso espacios que no sean el centro y perjudiquen a los locatarios establecidos que pagan sus impuestos y permisos”, puntualizó el edil.


Por otro lado, David Díaz, director de Seguridad Pública, explicó que gran parte del trabajo que se requiere en el centro coquimbano depende de este plan de recuperación de espacios. “Las externalidades del comercio ilícito son los problemas de basura y la dificultad para el desplazamiento, lo que también conlleva un problema de seguridad latente. Es por ello, que tenemos altas expectativas de lo que se genere del trabajo conjunto con las policías para lograr el libre tránsito en el lugar, y que esto permita mejorar los programas de limpieza y seguridad que tiene el municipio”.