Viernes 13 de Mayo de  2022
DE VISITA EN LA ZONA

Ministra Vallejo reitera voluntad sobre túnel de Agua Negra

La titular de la SEGEGOB reveló que el proceso de instalación del gobierno ha sido complejo, no obstante, fortalecieron sus equipos de trabajo y es así como ya están atendiendo tanto las necesidades más contingentes de la población, como los problemas más estructurales.

Créditos: Lautaro Carmona
Por
Escrito en REGIÓN el

La ex diputada por el distrito 12, de 34 años, integrante del Partido Comunista (PC), geógrafa de la Universidad de Chile, líder estudiantil y actual ministra de la Secretaría General de Gobierno (SEGEGOB). Estas son algunas de las características de Camila Vallejo, quien está de visita en zona, para reunirse con el gabinete regional, ser parte de un diálogo sobre el proyecto de ley de las 40 horas y salario mínimo, además de participar de una nueva versión del encuentro de diarios locales.

Oportunidad en la que conversó en exclusiva con Diario El Día, respecto a la instalación del gobierno, la situación de la Ministra del Interior, Izkia Siches, el fallido proyecto de un quinto retiro desde las AFP, la Convención Constitucional y la iniciativa minero portuaria Dominga, entre otras temáticas. 

- ¿Cómo evalúa los dos primeros meses de gobierno del presidente Gabriel Boric? Más allá de si es por responsabilidad propia o externa, la instalación ha sido compleja…

“Hemos tenido hartas complejidades en el proceso de instalación. Somos un gobierno nuevo que ha debido enfrentarse a distintas crisis que se arrastran durante décadas y que se han visto agudizadas producto de la pandemia, además de la contingencia nacional en materia económica… Aun así, hemos ido fortaleciendo el equipo de trabajo como gobierno.

A nivel regional, estamos avanzando con estos despliegues (recorridos por las diversas zonas), coordinaciones y el aterrizaje de las políticas públicas.

Con respecto al gabinete nacional, todas las dificultades que hemos enfrentado nos han servido para aprender y fortalecer el trabajo que tenemos que desarrollar. Estamos logrando equilibrar lo que son los planes más contingentes en materia de seguridad, costo de la vida y, por otro lado, echando a andar las reformas estructurales.

Es así como a pesar de este difícil proceso de instalación, ya el gobierno está desplegado para atender tanto las necesidades más urgentes de la población, como los problemas más estructurales”.

- A propósito, especialmente difícil estas primeras semanas para la ministra del Interior, Izkia Siches. Después de su frustrada visita a La Araucanía, se sumaron sus disculpas por usar el término “Wallmapu” y más recientemente lo del avión con inmigrantes que habría sido devuelto integro al país ¿En algún momento estuvo en entredicho su permanencia en el gabinete?

“No, nunca. Es importante poner en contexto la situación a la que se enfrenta el Ministerio del Interior: es una cartera sumamente importante para el gobierno, porque hace de jefatura de gabinete, de conducción interna y está a cargo de los temas de orden y seguridad. Es un ministerio que por primera vez está liderado por una mujer que, además, está en pleno proceso de amamantamiento y crianza, pero que también tiene que enfrentarse a la situación del ‘Wallmapu’, de la crisis humanitaria con la migración, a un aumento evidente de las redes de narcotráfico, crimen organizado y uso de armas de fuego que ya no están restringidas solo a los territorios más marginados. Estamos con un nivel de conflictividad muy grande.

Entonces, los errores que han sido cometidos, los hemos ido tomando como un proceso de aprendizaje para enfrentarnos mejor a estos problemas de la población.

En fin, ha sido un ministerio que se ha ido fortaleciendo y que ha jugado un rol clave en la administración de las crisis, como también enfrentando, a través de políticas de estado, los temas a los que nos hemos enfrentado y que tenemos que ir resolviendo”. 

- Eso sí, más allá de que continuó en La Moneda, se nota un cambio de estilo en su forma de actuar frente a los medios de comunicación…

“Somos un equipo y todos nos apoyamos mutuamente, pero también ella (Izkia Siches) tiene su propio liderazgo y sus propias decisiones en materia de reforzamiento de su equipo, que lo ha ido trabajando. Cada vez que hay decisiones que tomar, las toma.

En lo personal, siento profunda admiración hacia ella. Un coraje, una valentía. Es una cartera muy difícil y todo lo que ha pasado, ha servido para justamente ir mejorando, además de reforzando, su liderazgo y trabajo”.

- Como gobierno les ha tocado y tocará enfrentar un complejo escenario económico. En este sentido, diversas han sido las medidas adoptadas para ir en ayuda de la población, no obstante, aún sigue en el aire lo ocurrido con el fallido proyecto de un quinto retiro del 10% desde las AFP. ¿Cómo se les explica a las personas que quizás lo puedan llegar a necesitar, que este momento económico no es el propicio para recurrir a los ahorros previsionales?

“Para nosotros es un capítulo cerrado. Tenemos un contexto inflacionario que es sumamente crítico tanto por los factores internacionales que no teníamos el año pasado, como por los internos. Efectivamente, hicimos un importante proceso de confinamiento y en él, de trasferencia de recursos directos, factor que contribuyó a una inflación que es ruda y que afecta principalmente a los sectores medios, además de más empobrecidos.

Por eso, buscamos otras alternativas. Es decir, cómo lograr apoyar a las familias, sin tener que recurrir a sus propios fondos y generar una escalada mayor en la inflación que se estaba proyectando para estos meses”. 

- ¿Le jugó en contra al gobierno que varios de sus integrantes apoyarán anteriormente los retiros?

“Se trató de instalar la idea de que no se podía comprender cómo el gobierno tomaba una decisión como esta, pero hay dos cuestiones relevantes que señalar: somos un gobierno diferente al anterior, por lo que sí estamos comprometidos con dejar atrás el modelo de las AFP y avanzar en una alternativa al sistema previsional que realmente garantice pensiones dignas. Por otro lado, tenemos un escenario económico a nivel nacional e internacional muy distinto al del año pasado.

De este modo, cuando hacemos políticas contingentes, tenemos que pensar en los contextos. Como los retiros no son una política pública, sino que medidas de emergencia, hay que analizarlos en el contexto en el que se plantean. Y este contexto, agravaba la situación de las consecuencias que antes podían ser mejor administradas respecto a la inflación”. 

- Hace un par de días, la ministra de Justicia, Marcela Ríos, se vio envuelta en una polémica debido a sus dichos respecto a Celestino Córdova. A razón de esto, ¿Usted cree que existen presos políticos en Chile, ya sea por el estallido social o por la situación del pueblo mapuche?

“La ministra Ríos fue muy clara y en eso la respaldo completamente. Una cosa es la opinión que puedan tener senadores u otros parlamentarios, otra cosa es lo que como gobierno nos compete y en esto hay una condena aplicada, que es de un preso común que cometió un delito de incendio con resultado de muerte. Y nosotros no estamos en condiciones de calificar de otra manera esta condena”.

- Ministra, usted y el gobierno han dado su irrestricto apoyo al trabajo realizado en estos meses por la Convención Constitucional. En esta línea, otras voces se han levantado acusándola de un excesivo afán refundacional y además preocupadas por una serie de normas aprobadas ¿Cómo observa el trabajo efectuado por el organismo encargado de redactar el borrador de texto fundamental?

“No es una tarea fácil generar por primera vez, una redacción democrática y pluralista de una nueva constitución. Más allá de los errores propios de algunos convencionales a los cuales no me voy a referir, (la convención) ha estado cruzada por una fuerte campaña de desinformación y eso obviamente afecta la credibilidad de las normas que se han ido aprobando y pasando al texto final.

Lo que queremos decir como gobierno para cuidar el proceso, es que podamos contribuir a que exista información que no esté tergiversada, porque necesitamos que al momento de llegar al plebiscito, la ciudadanía pueda votar informada por su opción”.

- La Región de Coquimbo ha sido fuertemente afectada por la sequía, incluso se ha hablado de racionamiento de agua para la conurbación. En este contexto: ¿Cómo desde el gobierno se va a abordar esta problemática?

“Tuvimos al presidente de la república desplegado en la región, en donde se comprometió a destinar recursos para proyectos a nivel de distintas municipalidades y a apoyar economías que se ven afectadas como la agricultura o la ganadería y también infraestructura para el acceso al agua para consumo humano.

Sabemos que la alternativa de una planta desalinizadora está puesta sobre la mesa, para nosotros es sumamente importante que esta fórmula se estudie y se resuelva si es una alternativa que pueda hacerse cargo de las críticas de las comunidades como de otros temas medioambientales. Entonces, no cerramos esa puerta, pero creemos que debe discutirse de manera responsable. Por eso, se está estudiando la mejor alternativa”.

- Una de las temáticas que ha causado más expectación y también cuestionamientos entre la opinión pública, es la materialización del proyecto minero portuario Dominga ¿Cuál es su visión personal acerca de esta iniciativa?

“Es clara la afectación medioambiental que tiene el proyecto. Ahora, sabemos que está en pleno proceso judicial y respecto a eso no me puedo pronunciar más. Pero tanto las comunidades como el gobierno, entienden que es un proyecto que ha generado un perjuicio”.

- Otro desarrollo emblemático es el Túnel de Agua Negra. El presidente Boric algo habló sobre él en su reciente visita a la zona ¿Usted piensa que este proyecto binacional finalmente podrá iniciar su concreción bajo esta administración?

“Tenemos voluntad respecto al túnel. La idea es robustecer la integración en esta materia, aunque no es la única forma. Ahora, si su construcción comienza o no, es un anuncio que yo no puedo dar”.

- Por último, también en su recorrido y ante las múltiples críticas a la gestión llevada a cabo por la gobernadora regional, Krist Naranjo, el mandatario le brindó su irrestricto apoyo ¿Me imagino que ese respaldo sigue en pie, aun así se han conocido otras denuncias en contra de la máxima autoridad regional?

“Es importante aclarar que nosotros como gobierno, entendemos que las y los gobernadores son autoridades electas democráticamente y tienen su propia autonomía. No son designados por el gobierno.

Y cuando designamos a nuestras y nuestros delegados presidenciales, nos comprometimos a colaborar con los gobernadores (…) creemos que es importante que existan más mujeres en los espacios de decisión y no menos. Pero insisto, nuestro ánimo es colaborar y en eso ha estado trabajando el delegado para enfrentar junto con la gobernadora todas las dificultades que pueda tener en el cargo”.