Domingo 8 de Mayo de  2022
AL SER CONSULTADO POR LA MALA RELACIÓN CON FUNCIONARIAS

¿Fue ciego el respaldo del Presidente Boric a la Gobernadora Krist Naranjo?

Una declaración que no cayó nada bien entre algunos trabajadores del GORE que han mantenido una tensa relación con la máxima autoridad regional.

Créditos: Lautaro Carmona
Por
Escrito en REGIÓN el

En su visita a la Región de Coquimbo, el Presidente Gabriel Boric le entregó su total respaldo a la gobernadora Krist Naranjo, luego de que un periodista de Diario El Día le preguntara si estaba en conocimiento de los problemas que ha sostenido la autoridad con sus funcionarios, principalmente mujeres.

Una declaración que no cayó nada bien entre algunos trabajadores del GORE que han mantenido una tensa relación con la máxima autoridad regional. Y es que consideran que el mandatario no tomó en cuenta los antecedentes que incluso se han discutido en el seno del Consejo Regional y en uno de los casos se remitieron a la Contraloría. 

"¿Qué autoridad en el día de hoy no tiene alguna crítica, quienes estamos en el servicio público estamos expuestos a ello", expresó el Jefe de Estado luego de tomar un poco de aire. Posteriormente, le entregó su total respaldo a Naranjo, indicando que "tengo la convicción de apoyar su gestión porque el pueblo la eligió". 

Lo anterior no deja de llamar la atención considerando la insistencia del Gobierno de declararse feminista. ¿Habrá conversado el Presidente con las funcionarias afectadas antes de emitir dichas declaraciones? Es una de las interrogantes que quedó en el ambiente tras su paso por la zona. 

En este punto, resulta importante precisar que desde que asumió Krist Naranjo como la primera gobernadora de la Región de Coquimbo, han sido al menos cinco las funcionarias removidas de sus cargos (incluida escolta de la PDI), quienes han expresado, tanto pública como internamente, su mala experiencia con la autoridad.

Las afectadas

La primera de ellas fue Claudia Valenzuela, exjefa de gabinete de Naranjo, quien renunció bajo una "presión insostenible". En una entrevista con El Día, declaró que "existe una desconfianza en el tema de género. Ella se encapsuló en su tozudez, no me extraña que demuestre con sus actos que no es lo que siempre dijo que era".

Tiempo más tarde, le solicitó la renuncia a su jefa de comunicaciones, Macarena Toro, quien no habría permitido que se realizaran actos administrativos que no correspondían. En su lugar, asumió la periodista Loreto Roco, quien al mes pidió su traslado al equipo de prensa del Consejo Regional. 

En este último caso, la gobernadora excedió sus facultades para ingresar al sistema de calificaciones, cuando la funcionaria ya no estaba a su cargo, otorgándole una baja evaluación, lo que fue ampliamente rechazado por el Core, que acusó una persecución a la trabajadora y derivó los antecedentes a la Contraloría. 

Meses después, la jefa de División de Fomento, Macarena Becerra, fue desvinculada sin ninguna explicación, mientras que Paulina Castillo, encargada de la División de Relaciones Internacionales, altamente calificada, fue removida a otro departamento. 

Uno de los casos más duros, ha sido el de Marcela Torres, quien fuera jefa del departamento de proyectos y programas de la DIPIR, división a cargo de velar por la ejecución del presupuesto regional (FNDR) y el análisis de los flujos financieros, a quien le bajaron tres grados. 

Escolta de la PDI

No podemos olvidar lo ocurrido con la escolta de la PDI, funcionaria con más de 20 años de experiencia que fue asignada como edecán de la gobernadora Krist Naranjo. Sin embargo, duró menos de 24 horas en su cargo, ya que la autoridad consideró que la función debía realizarla un hombre. 

"Desconocimiento enorme"

A lo anterior se suman las críticas de distintos sectores políticos de la Región de Coquimbo, que han cuestionado la falta de seriedad en su actuar, al no dar curso a convenios importantes para la zona, suspender reuniones con vecinos y alcaldes del territorio.

“Este apoyo del Presidente me parece que nace de un desconocimiento enorme. Es inapropiado, porque el mismo Presidente Boric ha calificado a su gobierno como feminista, sin embargo hemos visto que reiteradamente la gobernadora Krist Naranjo ha tenido conductas reprochables en contra de mujeres, el caso de las calificaciones, las denuncias de los propios funcionarios respecto de  maltrato en contra de mujeres y la negativa de tener una edecán mujer, este tipo de conductas no pueden ser avaladas por ninguna autoridad del Estado”, indicó a El Día Jorge Villar, presidente regional de RN. 

Acto democrático 

Una visión distinta tiene el senador PC, Daniel Núñez, quien califica como un acto democrático el actuar del Presidente Gabriel Boric al respetar la voluntad popular de la Región de Coquimbo. 

“La región eligió a una gobernadora, está ejerciendo y habrá diferencias, críticas, incluso cosas que uno no comparta, pero lo que tenemos que considerar es que es una autoridad electa y el Presidente respeta ese rol”, señaló.