Miércoles 5 de Octubre de  2022
EL CORE PIDIÓ PLAZOS PARA BUSCAR SOLUCIÓN DEFINITIVA

Relleno sanitario de Coquimbo se extendería en 6 años su vida útil

La gerencia del recinto estudia los plazos, luego de reunirse con miembros de la Comisión de Medio Ambiente del Consejo Regional, CORE, que busca variadas opciones para continuar con el manejo de residuos domiciliarios.

Créditos: Lautaro Carmona
Escrito en REGIÓN el

En seis años más buscan ampliar la vida útil del relleno sanitario del Panul, así se detalló en una reunión sostenida por miembros de la gerencia del recinto con integrantes de la Comisión de Medio Ambiente del Consejo Regional, CORE.

Lo anterior, luego que se les solicitara a los directivos del Panul, que en la actualidad se encuentra en su plan de cierre, esta ampliación de funcionamiento, esto mientras en el Gobierno Regional generan una solución para la disposición de residuos, lo que podría demorar incluso hasta 8 años más.

El administrador del Relleno Sanitario, Nelson Caro, dijo que fueron invitados al Consejo Regional, donde presentaron las dificultades que se visualizan por el inminente cierre del recinto en un par de años, ya que “nuestra cota, de acuerdo a los análisis que hemos hecho, nos quedan alrededor de dos años y basándonos en eso estamos elaborando una propuesta para presentarles para extenderlo más tiempo, esa es una alternativa, pero no por mucho tiempo, de acuerdo a lo que el Gobierno Regional estima conveniente, que es de aproximadamente 6 u 8 años, para ellos tener un proyecto y ejecutarlo”, precisó.

En ese sentido, Caro anticipó que en este momento están iniciando el trabajo de estudio, contratando una empresa externa para que haga los análisis, para presentarle un proyecto al GORE.

 

Método de disposición final

Referente a la forma en que trabajan y el sistema que utilizan en el relleno sanitario, Hugo Galdames, responsable del recinto, explica que el método de disposición final de residuos que utilizan es a través de compactación de la basura.

“Nosotros no incineramos, no separamos los residuos, porque solamente llega basura domiciliaria y alguna asimilable”.

Anticipa que en dicho recinto se ingresan 800 toneladas diarias, recibiendo residuos domiciliarios de las comunas de La Higuera, Andacollo, Coquimbo y La Serena.

Consultados, si no tenían la posibilidad de reconvertirse y producir algún tipo de combustible, Nelson Caro, indicó que hay algunas alternativas que se pueden aplicar, pero como tenían una vida útil que debería expirar en dos años, son muy pocas empresas que estaban en condiciones de trabajar con ellos, “Pero si aumentamos la cantidad de años de vida útil, tenemos la capacidad de recuperar la generación de energía a través del biogás”.

Reconoció que esto está dentro de las alternativas a futuro, como también la de posiblemente levantar una planta de reciclaje en el recinto.

Sobre la posibilidad de que haya percolados que estén contaminando las napas subterráneas, esto fue descartado de plano por los ejecutivos del recinto, indicando que todos los estamentos que los fiscalizan, como el Ministerio de Salud, medio ambiente y otros, han determinado que ellos cumplen con la norma y no tienen fugas de estos líquidos, por lo que calificó esas afirmaciones como “un mito”.

 

Reforestación

Dentro del plan de cierre del lugar, además, en los últimos años han iniciado un proceso de reforestación del lugar a cargo de la ingeniera civil ambiental, Marjorie Varas, quien precisó que han plantado cuatro hectáreas con especies nativas y también de otro tipo, para mitigar el impacto al efectuar el cierre del lugar.