Sábado 24 de Septiembre de  2022
REFUERZO POLICIAL EN LA SERENA

¿Para cuando? Ruralidad de La Serena aún espera por cuartel móvil de Carabineros

A más de una semana de la entrega de dos furgones a Carabineros por parte del municipio, en el sector oriente se muestran contentos por despliegue de policías. En tanto, desde las juntas de vecinos de lugares más alejados, indican que vehículo aún no entra en operaciones.

Créditos: Lautaro Carmona
Escrito en POLICIAL el

Como un hito fue anunciado el 15 de septiembre, hace poco más de una semana, la entrega de dos furgones de la Municipalidad de La Serena a Carabineros, con el fin de reforzar la presencia policial en los barrios del sector oriente y las localidades rurales de la capital regional.


Una noticia que fue bien recibida por los dirigentes vecinales, que por bastante tiempo insistieron en que se tomaran medidas a corto plazo por el crecimiento de la delincuencia. Cabe señalar que en ambas zonas se han registrado olas de delitos, las que, sumadas a la escasa disposición de uniformados para cubrir amplios terrenos, han aumentado la sensación de inseguridad.


Ayer, a ocho días de la implementación del sistema de cuarteles móviles, El Día quiso conocer las percepciones de la comunidad.

MAYOR SEGURIDAD


Pamela Ramírez, presidenta de la Junta de Vecinos El Milagro de la Trinidad (El Milagro 2), dijo que los residentes del sector están “muy felices”.


La dirigenta recordó que hasta hace pocos años, existió un retén móvil custodiando los barrios de la parte oriente, pero que este se perdió en el estallido social. “Estábamos acostumbrados, así que ahora super contentos de tener nuevamente un vehículo”.


Ramírez indicó que “la gente se siente más segura” y con la posibilidad de moverse entre intersecciones, “lo que permite que se visualice la presencia policial y los sectores se hagan más seguros”.


En la misma línea, destacó que el trabajo mancomunado del último tiempo, entre Carabineros, la Municipalidad y las organizaciones vecinales, ha permitido “disminuir la delincuencia”, a través de rondas mixtas, lo que se reforzará, a su juicio, con la presencia constante del cuartel móvil, para incluso disuadir el actuar de antisociales.


En ese punto, destacó las gestiones constantes con el alcalde Roberto Jacob y el director de Seguridad Ciudadana, Gonzálo Arceu, a quienes agradeció la concreción de la medida. Los furgones, avaluados en $61.000.000, fueron entregados en comodato por las autoridades comunales a la policía.

A ESPERA, PERO CONFIADOS


María Vera, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos del sector rural, indica a El Día que en las localidades, desde la salida del radio urbano hasta antes de llegar a Pelícana (Vicuña), están a la espera, ya que el cuartel móvil aún no comienza su despliegue.


“Yo creo que la próxima semana”, dice la dirigenta, que se mantiene en contacto con el municipio. 


“Voy a contactar a los capitanes y al general para poder hacer seguimiento, porque la idea es que (los furgones) no se vayan a otro lado, porque es para el sector rural, así fue comprometido”, dijo.


Junto con recalcar que piensa hacer un seguimiento, recordó que los pueblos de La Serena tienen grandes necesidades en seguridad y son atendidos por personal de la Sexta Comisaria (Las Compañías) y la Subcomisaría de La Florida, que no dan abasto y no cuentan con vehículos para cubrirlos.


“Hemos reclamado tanto como el barrio alto, somos un sector vulnerable y la población se ha extendido mucho. Necesitamos un móvil de Carabineros”, agregó.


Sin embargo, Vera se muestra esperanzada.


“Confío, absolutamente, en que así va a ser. El vínculo con Carabineros y el municipio ha sido muy bueno, estamos trabajando mancomunados y sé que se va a cumplir ese compromiso”, finalizó.

¿CUARTEL MÓVIL?


Los sectores descritos han pedido por años presencia de Carabineros. En el caso particular de la parte oriente de La Serena, existe un proyecto de unidad policial, que superó su etapa de diseño y se encuentra pronto a gestionar su ejecución.


Sin embargo, tanto autoridades como vecinos han reconocido que se trata de una medida a largo plazo, por lo que en gestiones entre las diferentes partes involucradas, surgió la idea del alcalde Jacob de entregar dos vehículos a la institución uniformada.


No son retenes, sino cuarteles, ya que cumplirán las funciones principales de una comisaría, como la recepción de denuncias, evidentemente con menos capacidades, pero con la particularidad de que se podrá desplazar por el territorio. Es uno para el sector oriente y otro para la ruralidad, que funcionarán de manera exclusiva y permanente en estas zonas, con una planificación y despliegue dinámico en contacto con vecinos.


Los vehículos pueden funcionar con personal motorizado, que dependerá del cuartel móvil y que se podrá reforzar con más efectivos en caso de ser requerido.