Martes 2 de Agosto de  2022
PERPETRADO POR UNA BANDA DE AL MENOS OCHO DELINCUENTES

Nuevo robo en sector oriente alerta a vecinos: piden más rondas de Carabineros

Los sujetos llegaron en un auto robado y rompieron el portón para ingresar a la vivienda y registrarla por completo, aprovechando la ausencia de los moradores. Tres sujetos, dos de ellos menores de edad, fueron detenidos.

Créditos: Cedida
Escrito en POLICIAL el

Un nuevo robo, la madrugada de este lunes, interrumpió la tranquilidad de los vecinos del sector oriente de La Serena.

Un grupo de sujetos, a bordo de un vehículo que habían robado horas antes en Coquimbo, llegó hasta una vivienda ubicada en calle Carlos Vargas, para ingresar por la fuerza. Una vez allí, rompieron la reja, las puertas y se dieron el tiempo de registrar el inmueble para sustraer diversas especies de valor, aprovechando la ausencia de los moradores.

El hecho fue advertido por los vecinos, que al presenciar el evidente delito, hicieron sonar sus alarmas.

De igual manera, los delincuentes salieron con un televisor, un bajo eléctrico y otros elementos de valor, con los que cargaron el auto y se dieron a la fuga, siendo tres de ellos detenidos por Carabineros, poco más de una hora después, cuando transitaban por el centro de la capital regional.

 

Se dieron el tiempo de revisar

Los habitantes de la casa son dos hermanos estudiantes, provenientes de El Salvador, quienes no se encontraban en la región de Coquimbo al momento de los hechos. Sin embargo, al lugar llegó una de sus hermanas, que realizó las gestiones correspondientes con Carabineros y la Fiscalía.

Según indicó un testigo desde el sitio de los hechos, eran alrededor de ocho personas.

“Cuando sonó la alarma comunitaria, me acerqué a la casa de mi vecino y había un tipo en el patio, claramente robando. Accioné la mía y la del auto; empecé a gritar por la ventana que estaban robando y en eso me asomo por el frente de mi casa y veo que eran alrededor de ocho las personas que se subieron a un vehículo, cargando lo que sacaron. Se demoraron un par de minutos en hacerlo partir y se fueron”, dijo el vecino a El Día.

Desde otra casa cercana, uno de los residentes del barrio que pudo entrar a la vivienda tras el robo, agregó que “estaba la puerta abierta y todo revuelto. Se dieron el tiempo de revisar, estaban las puertas reventadas”.

“La casa estaba sin habitantes, gracias a Dios. Entraron por el portón y se fueron directamente a los dormitorios, que estaban con llaves”, agregó por su parte una vecina, desde una vivienda cercana.

 

Detenidos y en prisión

Alertados del hecho, funcionarios de Carabineros concurrieron al lugar y, tras entrevistarse con vecinos, realizaron un patrullaje, que permitió identificar el vehículo en las calles del centro de La Serena, iniciando con ello una persecución.

Al llegar a Larraín Alcalde, los sujetos descendieron del vehículo para darse a la fuga a pie, sin embargo, tres no lograron escapar y fueron detenidos. Se trata de un sujeto de 18 años y dos adolescentes, de 15 y 17. Dentro del vehículo, los funcionarios encontraron la totalidad de las especies sustraídas y un arma adaptada para el disparo.

Los sujetos pasaron a control de detención durante la mañana de ayer, en el Juzgado de Garantía de La Serena. El tribunal decretó la medida cautelar de prisión preventiva para el mayor de edad y, en primera instancia, fijó vigilancia y prohibición de acercarse a las víctimas para los menores, pero la decisión fue apelada por el Ministerio Público.

El juez acogió lo planteado por Fiscalía y dictó internación provisoria para los adolescentes.

 

Piden más rondas

Los vecinos se mostraron preocupados por un nuevo hecho delictual en el sector oriente de La Serena, donde en el último tiempo se ha visto una ola de portonazos y otros robos con violencia.

“No pensé nunca que podía pasar esto tan cerca, da miedo que ahora puedan venir por las otras casas, por la mía”, indicó una vecina, pidiendo con ello “más rondas” por parte de Carabineros. Un llamado común.

“Hay que hacer rondas, no hay carabineros. Si no hay controles, los gallos andan impunes por acá”, complementó otro residente.