Jueves 23 de Junio de  2022
A TRAVÉS DEL EQUIPO JURÍDICO DE LA IV ZONA

Querellas: Las 4 cobardes agresiones a Carabineros en un mes en la región

Los policías resultaron lesionados por ataque de civiles mientras atendían procedimientos en Coquimbo, La Serena, Ovalle e Illapel. Al año, más de 6 mil carabineros se ven afectados cumpliendo su deber, y la institución presenta, en promedio, 2.500 denuncias ante el Ministerio Público.

Créditos: Lautaro Carmona
Escrito en POLICIAL el

El equipo jurídico de la IV Zona de Carabineros presentó durante la última semana cuatro querellas por agresiones a uniformados que han acudido a atender procedimientos policiales en la Región de Coquimbo. Los casos se han registrado en solo un mes y la institución busca ponerles freno a través de “sanciones ejemplificadoras”.

Según información aportada a El Día, los hechos, que han terminado con funcionarios lesionados, se reportaron en las comunas de Coquimbo, La Serena, Ovalle e Illapel.

Los cuatro casos

El primero de los hechos mencionados se difundió ampliamente a través de un video compartido en redes sociales. El 20 de mayo, un carabinero que se dirigía su casa por la tarde, divisó un grupo de jóvenes que consumían marihuana en la plaza de Illapel.

Al fiscalizar a uno de ellos, fue agredido por dos sujetos, de 17 y 19 años de edad. El funcionario terminó con lesiones leves y los involucrados fueron detenidos, ante el repudio generalizado de la comunidad.

Pocos días después, el 25 de mayo, se registró una nueva agresión. En dicha oportunidad, un funcionario realizaba un control a dos sujetos que momentos antes habían protagonizado un altercado con un conductor en calle Aníbal Pinto, en Coquimbo.

Los individuos agredieron con puñetazos al uniformado, llegando al lugar transeúntes y refuerzos de carabineros, que finalmente lograron reducir y detener a los atacantes.

Ese mismo día, en Ovalle, se registró un hecho aún más grave. Dos carabineros motorizados acudieron a un llamado por disparos en calle Barros Luco Sur. Se trataba de tres individuos al interior de un vehículo, que al ver la presencia policial se abalanzaron en el automóvil contra uno de los oficiales.

El carabinero reaccionó para esquivarlo, pero fue impactado parcialmente por el vehículo en huida, generando incluso daños en la motocicleta institucional. En dicha oportunidad, también se requirió de refuerzos para poder detener a la persona, ya que presentaba una actitud agresiva al momento de su captura.

Durante junio, un nuevo caso se registró en la zona, esta vez en La Serena. El miércoles 8 de este mes, cerca de las 18:00 horas, policías se encontraban realizando un patrullaje preventivo en calle Colón, cuando al llegar a la intersección con Rengifo, realizaron un control de identidad preventivo a un hombre.

El sujeto se dio a la fuga, pero antes se acercó a uno de los carabineros y le arrebató el bastón de servicio, agrediendo con el objeto a los dos funcionarios, quienes cayeron al suelo y resultaron con lesiones y contusiones.

“Merecen respeto”

El general Rodrigo Espinoza, jefe de la IV Zona de Carabineros, recalca que “el mensaje es claro: agredir a un carabinero no es gratuito, porque cuando se ataca a un carabinero, se está atacando al país, a la comunidad”.

“Hemos iniciado acciones legales vinculadas a maltrato de obra que sufrieron nuestros carabineros en Coquimbo, La Serena, Ovalle e Illapel, y lo seguiremos haciendo con cada caso que se genere en nuestra región”, advirtió el jefe policial.

Espinoza recalca que “los carabineros, tal como todas las autoridades, merecen ser respetados. Somos los que estamos 24/7, día y noche, trabajando en terreno, con el único propósito de darle seguridad a los vecinos y esa vocación debe ser valorada”.

Más de 6 mil lesionados al año

Según cifras de Carabineros, cada año más de 6 mil policías uniformados resultan lesionados cumpliendo su deber a lo largo del país. Son alrededor de 15 los afectados diariamente.

En este contexto, la institución presenta al año un promedio de más de 2.500 denuncias ante Ministerio Público por maltrato de obra a carabineros de servicio.

“Esa cifra no debiese seguir aumentando, porque no podemos normalizar la violencia. Esperamos que con ello se logren sanciones ejemplificadoras, que entreguen un claro mensaje que permita proteger a quienes arriesgan su vida por resguardar al prójimo”, finalizó el jefe policial de la región.