Martes 10 de Enero de  2023
EN ESTADOS UNIDOS

Investigación relaciona problemas de asma en niños con las cocinas a gas

El trabajo de un grupo de científicos pertenecientes a la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor arrojó resultados llamativos.

Escrito en MUNDO el

La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos ha confirmado que la prohibición de las cocinas a gas en ese país es una idea que está “en la mesa”.

Eso en medio de preocupaciones de salud, principalmente enfocadas en niños, de acuerdo a Bloomberg.

En concreto, una indagación científica publicada en la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública descubrió que 12% de los casos de asma infantil en EEUU se pueden atribuir al uso de cocinas a gas, presentes en el 40% de los hogares estadounidenses.

“Hay alrededor de 50 años de estudios que muestran que las cocinas a gas son malas para nuestra salud y la evidencia más fuerte es sobre niños y menores con asma”, dijo al respecto Brady Seals, coautor de la investigación y miembro de la ONG ambientalista RMI.

“Al tener una conexión a gas estamos contaminando el interior de nuestras casas”, alertó.

“Es una amenaza escondida. Cualquier opción está en la mesa. Los productos que no se puedan hacer seguros pueden ser prohibidos”, zanjó por su parte Richard Trumka Jr., miembro de la comisión.

A eso se suma, de acuerdo a la publicación, que – en base a informes del Instituto para la Integridad de las Políticas y la Sociedad Estadounidense de Química – tanto la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que las cocinas a gas emiten dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono y material particulado fino en niveles que podrían no ser seguros y que podrían relacionarse con enfermedades respiratorias, problemas cardiovasculares y cáncer, entre otros.

Compañías salen en defensa de las cocinas a gas

El tema comienza a ganar momentum en este país a solo meses que la revista Consumer Reports, dedicada a las pruebas de productos, recomendara a sus lectores planeando cambiar este electrodoméstico que lo hicieran por uno eléctrico.

Esa posibilidad inquieta a los distribuidores de este combustible. Uno de ellos, la Asociación Estadounidense de Gas, alzó la voz acusando la falta de riesgos probados y confirmados de las cocinas a gas.

“La forma más práctica y realista de lograr un futuro sostenible donde la energía sea limpia, segura, confiable y asequible es asegurar que se incluya gas natural y la infraestructura que lo transporta”, comentó Karen Harbert, la presidenta del grupo que representa a gigantes como Dominion y DTE Energy.

Por otro lado, la Asociación de Fabricantes de Electrodomésticos de EEUU – que representa a Whirlpool – puso el foco en la ventilación de los espacios.

“Ahí es donde realmente debería estar la discusión, en vez de prohibir un tipo particular de tecnología”, afirmó Jill Notini, vicepresidenta del grupo.

¿Y cuándo se sabrá?

Según Trumka, las acciones a tomar por la comisión podrían ir desde establecer estándares de emisiones a definitivamente prohibir la importación o manufactura de cocinas de gas en EEUU.

Con todo, la instancia podría presentar su propuesta final respecto a este tema durante este 2023, aunque eso caería en el “lado rápido” del trabajo requerido.

“Está esta idea equivocada que si quieres comer o cocinar bien se tiene que hacer con gas. Es un mito”, cerró Trumka.

El gobierno de Joe Biden apoya el cambio de modelos de gas a unidades eléctricas. De hecho se incluyó financiamiento para eso en la histórica ley para combatir el cambio climático, aprobada en agosto.

En su apartado para frenar la inflación, la iniciativa dispone de reembolsos de hasta US$840 para el recambio de aparatos a gas por máquinas eléctricas en casas de ingresos bajos y medios.