Martes 9 de Agosto de  2022
¿CÓMO HA EVOLUCIONADO SU PARTICIPACIÓN?

Mujeres ya representan el 14,3% del total de trabajadores de la minería

La participación femenina en la industria minera lleva una década de crecimiento ininterrumpido, duplicándose desde 7,1% en 2012, hasta un 14,3 por ciento el curso anterior. No obstante, aún falta un largo camino por recorrer para su total inclusión.

Créditos: Archivo
Por
Escrito en MINERÍA RESPONSABLE el

Los Pelambres, TECK Carmen de Andacollo y la Compañía Minera del Pacífico, han dedicado el último tiempo a dar un golpe contra la segregación e incluir a las trabajadoras de forma profesional, metódica y constante.

Más de dos décadas atrás fue derogado el artículo 15 de la Ley 18.620 del Código del Trabajo, que decía que “las mujeres no podrán ser ocupadas en trabajos mineros subterráneos ni en faenas calificadas como superiores a sus fuerzas o peligrosas para las condiciones físicas o morales propias de su sexo”.

Han pasado los años desde este hito y de acuerdo a la información más reciente sobre fuerza laboral, la participación femenina en la industria lleva una década de crecimiento ininterrumpido, duplicándose desde 7,1% en 2012, hasta un 14,3 por ciento el curso anterior.

Aún falta para su total inclusión

“Cierto es que podría catalogarse como un logro para las mujeres el hecho de estar y comenzar a formar parte de la industria que mueve el país, pero aún hay un largo camino por recorrer”, afirmó la académica de Ingeniería en Minas de la Universidad De Las Américas (UDLA), Leire Álvarez.

En relación a eso, señaló que desde el año 2010, la Ley 20.348 resguarda el derecho a la igualdad en los sueldos entre hombres y mujeres. Mandato que se suma a la norma NCh 3262/2012 que promueve la paridad de género en las organizaciones y donde el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SERNAMEG), ya certificó a 13 grandes mineras.

Disposiciones que para la docente, han ayudado a la tendencia al alza de la contratación femenina en el sector. “Sin embargo, en las diversas actividades y exposiciones mineras, aún la mujer no tiene un protagonismo real como empresaria o profesional. Situaciones que no deberían normalizarse y tienen que cambiar”, agregó.

Complementó la académica de Ingeniería en Minas de la UDLA, que “se podría deducir que la trabajadora minera aún está muy alejada de los puestos de toma de decisión y predomina su presencia en trabajos secundarios”.  

Así es como destacó que han ido surgiendo asociaciones como la Red de Ingenieras de Minas de Chile (RIM CHILE) o Women in Mining Chile, que tienen como objetivo avanzar en una mayor presencia femenina en el rubro. Es más, sostuvo que el pasado 15 de junio, se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer Minera, pero más allá de estos pequeños pasos aún existen muchas barreras que se deben derribar.

“Los cambios deberían extenderse a toda la población y dejar de condicionar a las nuevas generaciones para que puedan elegir libremente sus propios intereses y motivaciones. En una sociedad avanzada todos debemos ser iguales, dejando atrás lo inusual de encontrar a una mujer en faena y más aún en puestos de mando”, dijo Álvarez.

Cambio de paradigma

En contraste, el presidente del Consejo Regional Minero de Coquimbo (CORMINCO), Juan Carlos Sáez, aseguró que el sector ya no es predominantemente masculino como en otro tiempo, debido a que en la última década se produjo uno de los cambios de paradigma más importantes para la industria.

“Que es el trabajo incesante impulsado por las pequeñas, medianas y grandes mineras para dejar en el pasado ese dogma (…) de allí que si uno empieza a observar y analizar el espectro de las empresas, nota dos fenómenos que han venido agudizándose: uno es la profundización de la mujer en todos los ámbitos del trabajo minero y también la calidad que tienen ellos”, afirmó.

En este aspecto, el presidente de CORMINCO subrayó que Minera Los Pelambres (MLP), TECK Carmen de Andacollo y la Compañía Minera del Pacífico (CMP), han venido efectuando una gestión muy valorable, por cuanto se han dedicado a dar un golpe contra la segregación e incluir a las féminas de forma profesional, metódica y constante.

“Las medianas mineras también tienen una muy buena representación. Por lo tanto, en la zona tenemos un buen indicador, ya que se han ido cerrando las brechas salariales y la participación de la mujer es cada vez mayor”, concluyó.  

“Cierto es que podría catalogarse de un logro para las mujeres el hecho de estar y comenzar a formar parte de la industria que mueve el país, pero aún hay un largo camino por recorrer”, afirmó la académica de Ingeniería en Minas de la Universidad De Las Américas (UDLA), Leire Álvarez.

“Si uno empieza a observar y analizar el espectro de las empresas nota dos fenómenos que han venido agudizándose: uno es la profundización de la mujer en todos los ámbitos del trabajo minero y la calidad de ellos”, presidente del Consejo Regional Minero de Coquimbo (CORMINCO), Juan Carlos Sáez.

DATO

El Consejo de Competencias Mineras (CCM) y el Programa Eleva, revelan que en el total de la industria, incluyendo a las empresas mineras y proveedoras de la cadena de valor principal, la participación laboral de las mujeres lleva 10 años de crecimiento ininterrumpido, duplicándose desde un 7,1% en 2012, a un 14,3 por ciento el año 2021.

Del mismo modo, se evidencia un incremento de 15,4 por ciento en la contratación de mujeres, la que creció desde un 11,4 el 2018, a un 26,8% el año 2021. Es decir, actualmente una de cada tres personas contratadas en las empresas mineras es mujer.