Viernes 6 de Enero de  2023
SUBSIDIO DE FONDO SOLIDARIO DE ELECCIÓN DE VIVIENDA DS-49

¿Cómo y cuándo? Familias podrán homologar subsidios y acceder a viviendas de mayor valor

El aumento del precio de las viviendas obligó a incrementar el monto máximo permitido para la compra, pasando de 950 U.F. a 1300 U.F. El arquitecto, Carlos Moreno, valoró la medida considerando el efecto que ha tenido el alza en el precio en la demanda de inmuebles que hoy afecta al país.

Créditos: Ismael Huerta
Por
Escrito en ECONOMÍA el

Como una buena noticia para las familias de la Región de Coquimbo, calificó el seremi de Vivienda y Urbanismo, José Manuel Peralta, el aumento en el monto máximo del precio de las viviendas que podrán adquirir los beneficiarios del Subsidio de Fondo Solidario de Elección de Vivienda DS49.

Según explicó la autoridad, son 1.600 familias a las que se les había asignado el subsidio con anterioridad, pero que con este cambio podrán optar a casas de mayor valor, previa homologación. 

“Tenemos una buena noticia para todas las familias de la Región de Coquimbo. Son más de 1.600 familias que tienen subsidios del Fondo Solidario de Elección de Vivienda DS49 que hoy van a poder aumentar la posibilidad de concretar su subsidio a través de una homologación del actual que tienen. Hoy día una familia que tiene subsidio de Fondo Solidario puede adquirir una vivienda de solo hasta 950 UF, pero con este cambió podrán acceder a comprar viviendas hasta 1.300 U.F.”, señaló.

La autoridad indicó que el Estado podrá llegar a subsidiar un máximo de 1.200 UF.

“Hoy el subsidio base parte de 800 UF y puede llegar a un máximo de 1.200 U.F. Es la buena noticia del Gobierno para que las familias puedan acceder lo antes posible a una solución definitiva”.

Cabe recordar que el subsidio parte de 800 UF y el monto puede aumentar según diversos factores que se bonifican, como la densificación en altura, discapacidad, superficie adicional, premio al ahorro, localización, entre otros.

 

Homologar subsidio

Para homologar el actual subsidio DS49 con el adjudicado en años anteriores, la autoridad hizo un llamado.

“Los invitamos a visitar nuestras oficinas, página web, teléfonos, y las oficinas de OIRS de Serviu en La Serena, Ovalle e Illapel para informarse como pueden homologar este Fondo Solidario y concretar su vivienda propia lo antes posible”.

Cabe recordar que el último llamado del DS49, al que se puede postular de forma individual o colectiva mediante comités de viviendas, se realizó en noviembre del año pasado y las familias beneficiadas obtendrán subsidio con las actuales condiciones.

Un problema que se debe abordar

Sin duda, el proceso de adquisición de viviendas vive un momento complejo. Han aumentado su valor por los costos asociados, lo que ha redundado en un distanciamiento entre el precio y el ingreso de las personas, como explica el arquitecto, docente de la Universidad de La Serena y magíster en Economía Urbana, Carlos Moreno.

En materia de déficit, recuerda que ha aumentado el déficit de viviendas debido a lo dificultoso que ha resultado para el área privada desarrollar nuevos proyectos de viviendas que estén al alcance de los usuarios, pero también por el aumento de personas que requieren de un inmueble.

“En Chile tenemos un déficit importante de viviendas y alto número de personas que requieren de una, que se ha visto agravado por la pandemia, por aspectos económicos, entre otros”, recordó.

Sólo en la región el déficit supera las 25 mil viviendas, para lo cual el Gobierno ha implementado un Plan de Emergencia Habitacional que busca construir 12.490 viviendas en la Región de Coquimbo durante los 4 años de mandato.

Sin embargo, parte de los problemas de accesibilidad también se deben al aumento de los costos en la construcción de viviendas.

“El aumento de los costos ha ido creciendo por distintos factores: valor del suelo, costo de materiales, costo de mano de obra, costo de créditos, mayores exigencias técnicas y ambientales, etc., que hacen que la unidad vayan teniendo cada vez un mayor costo”, manifestó el magíster en Economía Urbana.

Costos que se han distanciado del ingreso de las personas.

“El aumento del costo de las unidades de vivienda no va correlacionado con el aumento del ingreso de las personas y esa separación que se está produciendo es lo más peligroso que ocurre. Vamos a tener más dificultades para que las personas puedan acceder a una vivienda, adquirirla o incluso arriendo, porque también están subiendo”, advirtió.

 

Búsqueda de alternativas

El arquitecto explicó que el promedio de ingresos de una familia en la región ha derivado en la búsqueda de alternativas.

“El ingreso promedio que tiene una familia de la Región de Coquimbo debe estar en torno a los 700 mil pesos y la teoría señala que no debería gastar entre un 20 y 25% de sus ingresos para financiar la vivienda. Si uno comienza a analizar el aumento del ingreso, este ha sido casi nulo o ha crecido muy poco por el incremento del IPC y, por tanto, el porcentaje que debo destinar no me alcanza para comprar una vivienda. Ese es el gran tema. Entonces, las personas buscan una segunda alternativa, que es el arriendo y el arriendo ha aumentado una enormidad”.

Esto conlleva a tomar decisiones a nivel familiar, sostiene, como el alejamiento de ciertos lugares para acceder a otros de menor precio, que pueden ser muy distintos y que implican otros costos asociados a la calidad de vida como tiempo y costos de traslado.

Para Moreno, si bien el Estado se está haciendo cargo, es necesario avanzar más rápido por la gran demanda por viviendas que hoy existe.