Lunes 12 de Septiembre de  2022
PRODUCTO DE LA ALTA INFLACIÓN

Uf imparable: Entre $60 y 100 mil han aumentado los dividendos en el último año

El aumento generalizado y sostenido de los precios ya ha impactado directamente en el valor de los sueldos, pasando por la canasta básica y hasta en los créditos hipotecarios.

Créditos: Lautaro Carmona
Por
Escrito en ECONOMÍA el

Durante la presentación del Informe de Política Monetaria (IPOM) de septiembre ante el Congreso Nacional, la presidenta del Banco Central, Rossana Costa, reveló que la inflación que afecta a Chile, podría ser “más persistente” de lo proyectado inicialmente. En esta línea, afirmó que este fenómeno es uno de los desafíos “desde el punto de vista macroeconómico, más relevantes” que tiene el país.

De esta forma, la inflación anual llegará a un 12% para fines de este 2022. Sin embargo, este no es el único proceso económico que enfrentará Chile, porque el próximo año habrá una disminución generalizada de la actividad. Es decir, el país entrará en recesión.

Pero más allá de que la población ya se ha acostumbrado a estos conceptos, lo cierto es que aún existe desconocimiento respecto a sus efectos en el diario vivir: desde los sueldos, pasando por la canasta básica y hasta el pago de los créditos hipotecarios.

 

Encarece el consumo cotidiano

“La inflación tiene un impacto muy perjudicial, debido a que produce una pérdida en el valor adquisitivo que tienen las personas”, señaló el académico y director de la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte (UCN), Pablo Pinto.

A saber, manifestó que el aumento que lleva acumulado este fenómeno desde enero a la fecha, ha provocado que la capacidad que tiene la gente para comprar bienes o servicios baje en un 14,1 por ciento. O sea, por cada $100 que reciben como salario, han perdido 14.

“Además, tiene un efecto muy fuerte en la Unidad de Fomento (UF), por cuanto ya hemos observado como ha subido hasta aproximadamente 34 mil pesos y va a terminar el año cercana a los 35”, agregó el profesor.

Por ello, sostuvo que el alza de esta unidad financiera perjudica directamente el bolsillo de la población en el pago de sus créditos hipotecarios, ya que estos se actualizan en UF.

“En promedio, a las personas se les incrementó el dividiendo entre 60 y hasta $100.000 (…) claramente los sueldos no se han reajustado a ese valor, por lo tanto, terminan teniendo menor capacidad de adquisición o posibilidades de dedicar sus ingresos a otras actividades económicas”, dijo el director de la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN.

Por su parte, el ingeniero comercial y académico de la Facultad de Ciencias Sociales, Empresariales y Jurídicas de la Universidad de La Serena (ULS), Orlando Robles, aseguró que el alza de la inflación subió y seguirá encareciendo los precios de una gran cantidad de productos.

“También indiza a la Unidad de Fomento, que tiene relación con muchos servicios y con lo que es por ejemplo, el pago de los dividendos. Lo que va a continuar encareciendo más aún el consumo cotidiano de las personas”, complementó.

Eso sí, el profesor resaltó que la disminución en el precio de los combustibles dará “un respiro” a la gente, aunque ese es solo un ámbito de los varios que conforman la canasta básica familiar

“Sobre la recesión, es muy probable que dentro de los próximos meses tengamos muy malos datos acerca del rendimiento económico, ya que si hacemos la comparación entre septiembre del 2021 y este, nos encontramos con cifras muy desalentadoras ¿Por qué? Porque el año pasado tuvimos un crecimiento exacerbado por los retiros del 10% y las transferencias directas que hizo el Estado a través de los IFE”, aseveró el ingeniero comercial.

En otras palabras, afirmó que había una liquidez generada de forma “artificial” y no por la productividad propia de la gente.

“En ese aspecto, es muy complejo lo que se nos viene en el sentido del rendimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y del IMACEC”, concluyó el académico de la ULS.

 

 

La planificación será clave 

La abogada de Defensa Deudores, Luisa Martínez, entregó diferentes consejos para ordenar el bolsillo durante este segundo semestre. Es así como recomienda planificarse, debido a que es fundamental que cada persona o grupo familiar pueda realizar un presupuesto anual, en el que considere sus ingresos además de gastos fijos y que sea revisado constantemente.

“Con él podrá prever un margen para gastar en determinadas celebraciones, o también podrá anticipar un porcentaje de endeudamiento mensual que sea capaz de costear con esos ingresos”, agregó la jurista.

Al mismo tiempo, señaló que hay que evitar endeudarse. No obstante, si no queda más alternativa, hay que intentar que sea por el monto más bajo posible y sobre todo, en la menor cantidad de cuotas. Lo ideal, dijo Martínez, es en tres cuotas y con preferencia de créditos otorgados en los bancos por sobre otras entidades, por cuanto estos ofrecen una menor tasa de interés.

Conjuntamente, la abogada manifestó que hay que usar con prudencia las tarjetas de crédito, comparar los precios antes de comprar, intentar ahorrar, identificar y moderar los “gastos hormiga” y por último, no olvidarse del futuro.

“No es recomendable gastarnos todo el dinero que tenemos disponible para celebrar una efeméride, siempre será bueno que si cuentan con un ingreso extra, lo dejen para contar con un fondo en caso de alguna emergencia o imprevisto”, sostuvo.