Miércoles 8 de Junio de  2022
LOCATARIOS NACIONALES MUESTRAN PREOCUPACIÓN

¿Se proyectan más? La arremetida de los “malls” chinos en La Serena y Coquimbo

Sólo en la comuna de La Serena hay al menos, cinco locales que pueden ser categorizados como grandes superficies comerciales, en cuyo interior se puede encontrar una amplia gama de productos que van desde prendas de vestir pasando por alimento para animales hasta incluso.

Créditos: Lautaro Carmona
Escrito en ECONOMÍA el

Es un fenómeno que viene dándose hace bastante tiempo ya, pero con la apertura del país al mundo, la llegada de inversiones chinas a Chile ha ido en progresivo aumento hasta convertirse en nuestro principal socio comercial.

No obstante, la presencia china también se hace sentir en lo más cotidiano: el comercio. Y ello no hace alusión sólo a los productos “Made in China” disponibles, sino a los numerosos locales chinos que se han ido instalando en la mayor parte de ciudades del país.

La Serena, Coquimbo y otras ciudades más pequeñas de la región no escapan a esta ola comercial del Gigante Asiático, y así es posible observar la apertura de numerosos locales regentados por empresarios de ese país, ocupando el espacio que hasta hace unos años era exclusivo de antiguas marcas y negocios regionales y nacionales, hoy desparecidos.

Entre los locales abiertos destacan los llamados supermercados o “malls” chinos, que han irrumpido en el comercio local, ocupando grandes superficiales y poniendo a la venta una gran variedad de productos, generalmente, a precios competitivos o en ofertas.

En todas partes

Sólo en lo que corresponde a las áreas centrales de la conurbación La Serena-Coquimbo, se pueden identificar al menos nueve de estas grandes superficies comerciales: cuatro en La Serena - ocupando por ejemplo, antiguos espacios emblemáticos como la ex tienda de Johnson’s y el antiguo edificio de La Elegante en calle Cordovez – y otros cinco en Coquimbo – al lado del Terminal de Buses, la ex tienda Johnson’s y el de La Elegante, en Aldunate, éste último en proceso de cierre-.

Todo ello por cierto, sin contar los otros locales chinos más pequeños que hoy ocupan buena parte de las manzanas más céntricas de ambas ciudades.

Pero no serían los únicos, pues según datos proporcionados por ambas municipalidades, podrían sumarse más de estos locales a futuro, pues por ejemplo, en la comuna-puerto nos encontramos con otro local ubicado en avenida Videla que está aún a la espera de apertura, mientras que en La Serena, se comenta que habría la intención de abrir otro local en el sector La Florida o la Antena, aunque aún no hay nada seguro.

Variedad

Como sea, el comercio chino se caracteriza por plantar una fuerte – y casi letal –competencia al mercado detallista local. Y las razones son muchas.

Y es que más allá de los precios más bajos y las ofertas, destaca la variedad de productos que presentan estos supermercados, los cuales además, abarcan varios rubros de forma completa con horarios de atención que van de lunes a domingo.

De hecho, basta ingresar a cualquiera de estos locales para comprobar aquello: productos que van desde vestimenta tradicional, hasta ropa interior, menaje, hogar, belleza, tecnología, papelería, deportes, jardinería, ferretería, juguetes y productos electrónicos, deportes, comestibles e incluso, artículos para mascotas.

Todo ello atendido mayoritariamente -al menos en La Serena- por personal chileno, aunque también abundan los trabajadores extranjeros.

La preocupación del comercio local

Carlos Orrego, presidente de la Cámara de Comercio de La Serena, señala que hay algunos aspectos que llaman la atención, partiendo por el tamaño de los locales y el nivel de precios que presentan en relación a la calidad de sus productos.

“Siempre ha sido una incertidumbre para el comercio respecto a la subvención que ellos podrían tener directamente desde su país, considerando que hay una cantidad importante de importadoras chinas hoy en Santiago que distribuyen a todas estas tiendas que son las más grandes del país”, explica.

En ese sentido, Orrego agregó que “existen importadoras que importan a precios muy bajos, haciendo una declaración muy baja respecto a lo que están ingresando (…) Ahí es la autoridad definitivamente la que tiene que velar a que esto esté adecuado a las condiciones del mercado que tiene Chile”.

Por su parte, Alexis Ramírez, presidente de la Cámara de Comercio de Coquimbo, afirmó que, junto con generar un daño muy fuerte al comercio local, “hay una parte donde no se le hincado el diente, que es el tema de la evasión, el nulo pago de impuestos de estos malls chinos y la inexistente fiscalización del SII a estos locales en desmedro del comercio establecido”.

Ramírez aseveró que es conocido que en estas tiendas “no se entregan boletas, sino vales, y eso lo puede comprobar cualquier persona que vaya a comprar allí. Pueden darla, sí, pero sólo si se las piden”, indicó.

Ramírez agregó que ante la inacción y falta de respuestas del SII –tras haber pedido la información correspondiente – como comercio detallista pretenden recurrir a otras instancias “para que nos puedan dar mayor información sobre lo que está pasando con este asunto”.