Sábado 18 de Junio de  2022
SUPERARÍA LOS 33 MIL PESOS A FINES DE MES

Alza imparable de la UF: ¿es posible aliviar el pago de créditos hipotecarios?

Expertos entregaron su visión sobre el proceso alcista que se vive hoy de la inflación y por ende, de la Unidad de Fomento, lo que ha impactado fuertemente los bolsillos de la gente.

Créditos: Lautaro Carmona
Escrito en ECONOMÍA el

El bolsillo de los chilenos sigue sufriendo los efectos de la tendencia alcista de la inflación, la cual en mayo, quedó en un 1,2%, superando el 11% en doce meses.


En ese sentido, uno de los efectos de esta coyuntura que más ha golpeado a la población este último tiempo tiene que ver con el alza en el precio de la Unidad de Fomento, la cual alcanzó este sábado los 32.929,34 pesos. No obstante, con el actual IPC, se proyecta que fines de junio, la UF llegaría a los 33.007 pesos, lo que repercutirá en diferentes ámbitos.


Uno de ellos, es el pago de créditos hipotecarios. A manera de ejemplo, un crédito de 4 mil UF por estas mismas fechas hace 12 meses, bordeaba los 118.590.400 pesos, con una UF de 29.647,60 pesos. Hoy, ese mismo crédito tiene un costo de 131.246.840 pesos, con una UF de 32.811,71. Al 9 de julio, costará 132.821.802 con una UF de 33.205,45 pesos. Es decir, en un año ese mismo crédito presenta un alza que supera los 13 millones de pesos.


Bajo ese escenario el número de personas que ha dejado de pagar este y otros compromisos ha ido in crescendo. De hecho, un estudio de Chiledeudas.cl, indica que 1 de cada 4 chilenos está dejando de pagar sus créditos hipotecarios a causa de la crisis económica.


“Los actores son, además de la crisis económica, los mayores valores de los dividendos por el incremento del IPC, donde paralelamente los sueldos no suben al ritmo del costo de la visa en general. Frente a esto, el 70% de los encuestados afirma que los créditos hipotecarios no deberían establecerse en la medida de UF, sino que, por ejemplo, deberían ser en pesos chilenos”, señaló Guillermo Figueroa.


Para el ingeniero comercial y académico de la Universidad de La Serena, Orlando Robles, sin embargo, técnicamente “no existe ningún beneficio en eliminar la UF, ya que ésta solamente es una unidad indexada en función a la inflación. Se piensa (erradamente) que la UF es la culpable del alza de los precios, y realmente la culpable es la inflación”, señaló.


A juicio de Robles, si se elimina la UF “bastará con que los contratos consideren que los pagos periódicos se reajustarán en función a la inflación del periodo para una determinada fecha. Eliminar la UF solo complicaría más tomar acuerdos respecto a transacciones económicas”, acotó.

¿QUÉ SE PUEDE HACER?


Al respecto pues, surge la duda de cómo enfrentar la cada vez mayor carga que implica el pago de los créditos hipotecarios. En otras palabras, ¿es posible “suavizar” estos pagos?


Para Cristian Morales, director del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Católica del Norte, en primer lugar, se debe descartar todo tipo de fijación de precios. Pero en lo que si se podría pensar, asegura es, en el caso de la UF, “poder crear algunos fondos de estabilización para aquellos productos que mayor volatilidad tienen. Claramente, eso lleva a subsidios, pero no es para que la gente gaste más dinero, sino que es para compensar las alzas”.


Ahora, en lo relativo a los créditos hipotecarios, para Morales, una opción sería renegociar la deuda. Es lo que harían, dice, las empresas en estos momentos complicados.


“Pero esa renegociación”, aclara inmediatamente, “no debiese hacerse ahora. No es el mejor momento para la gente renegociar, porque las tasas están muy altas. Pero un camino, sería que acá el Estado pueda entrar a jugar con tasas de renegociación más bajas, a través del Banco Estado, para así ponerle competencia al sistema y dando garantía”.


Para el director del IPP, hay ocasiones en que el banco presta garantías para las empresas y ello sería replicarlo con las personas. “Por qué no pensar que para los créditos hipotecarios, quizás para esta renegociación, éstos puedan ir con una garantía del Estado, para que la renegociación sea a las mismas tasas, y más bajas incluso”, expresó.


Por otro lado, el académico Orlando Robles, recomienda “en lo posible”, tomar créditos hipotecarios por la menor cuantía posible. “Intentar dar los pies más elevados en el caso de que las personas que puedan hacerlo, para poder posteriormente pagar un dividendo más bajo. Ahora, como la mayoría de los créditos están tarificados en UF es importante tomar en consideración que hay un rol importante de la tasa de interés que se paga sobre el crédito hipotecario y sobre los seguros que se pagan también anidados a los créditos hipotecarios”.


Para el académico de la UCN en tanto, Sergio Zúñiga, la única posibilidad de tratar de aliviar el alza de créditos hipotecarios, no es otro que atacar las causas de la inflación que en buena parte asegura, se explica por el enorme gasto del Estado.


“La mejor forma de aliviar el pago de las deudas en UF que existe, es que el Estado active sus herramientas para evitar que la inflación siga en alza. Aunque existe un componente de inflación importado, sabemos que un importante componente de la inflación en Chile provienen del excesivo gasto fiscal”, afirmó.


Por lo mismo, advirtió que “cualquier otra fórmula que no pase por controlar la inflación, lamentablemente tiene mayores costos que beneficios para el país”.