Miércoles 9 de Noviembre de  2022
DESDE MAYO PROMEDIAN UNA VARIACIÓN NEGATIVA SUPERIOR AL 10%

Ventas en supermercados de la región cumplen 5 meses a la baja

Disminución que no solo se evidencia en este ámbito, sino en otros como por ejemplo, la comercialización de vestuario, calzado y artículos electrónicos, tiene su origen en el término de la liquidez que tuvieron gran parte de los chilenos debido a los retiros del 10%

Créditos: Lautaro Carmona
Por
Escrito en ECONOMÍA el

En línea con la desaceleración en el consumo que se ha venido observando en el último tiempo, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reveló que las ventas realizadas por supermercados llevan cayendo desde mayo en la Región de Coquimbo.

Sin ir más lejos, en septiembre bajaron un 12,9% en comparación con el mismo período del año anterior.

Descenso que para el académico y director de la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte (UCN), Pablo Pinto, va en correspondencia con la reducción general de la actividad que está afectando a la economía chilena.

“Todos los resultados conocidos en el último tiempo, incluidos los de las ventas de supermercados, evidencian que el crecimiento del mercado se está contrayendo”, agregó.

Así, el experto recordó que el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMACEC) de septiembre, registró su primera disminución interanual desde febrero del 2021. Caída ocasionada por la industria manufacturera y precisamente, el comercio.

“La contracción de la actividad se está haciendo sentir muy fuertemente en un sector que había ido creciendo por el aumento en la liquidez que tenían las personas. Por eso, esta baja da cuenta del término de este ‘boom’ y también de cómo la inflación está afectando el bolsillo de los hogares chilenos”, complementó.

Alza en el consumo que tuvo su mayor apogeo durante el año anterior y que para el académico, tenía su origen en estímulos artificiales como los retiros del 10 por ciento desde las Aseguradoras de Fondos de Pensión (AFP) u otras ayudas estatales directas. Es así como afirmó que al entregarse en 2021, cuando ya habían pasado los efectos más graves de la pandemia por COVID-19, se generó un incremento real de la liquidez, una “fiesta de consumo”, que se amplió a todos los ámbitos del mercado nacional. 

“Por ejemplo, la compra de algunos bienes creció hasta un 50% durante el año pasado”, dijo el director de la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN. 

Así pues, señaló que lo que se está viendo no solo con la disminución en la venta de los supermercados, sino también con la desaceleración en actividades como la comercialización de vestuario, calzado o artefactos eléctricos, es un período de “realismo”.

“Conforme la economía empieza a entrar en períodos más prolongados de contracción, que es lo que se espera que suceda de acá a diciembre y el 2023, donde se proyecta un crecimiento negativo, el consumo se va a ir regulando y decreciendo a las tasas históricas”, agregó.

En consecuencia, Pinto manifestó que es muy posible que se continúen observando IMACEC con números negativos sobre todo, en comercio.

“Vamos a seguir con niveles de contracción en actividades comerciales y eso se dará con la salvedad de la época estival, donde se pudiera esperar un repunte por las compras navideñas, pero va a ser mucho más austero que año el anterior, toda vez que ya no hay bonos o transferencias directas a las personas”, finalizó.

 

Aumenta la inflación, pero menos de lo esperado

A propósito, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) anotó una subida de 0,5% en octubre, acumulando un alza de 11,4 por ciento en lo que va del año y una variación de 12,8% a doce meses. 

Ocho de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual del índice, tres presentaron incidencias negativas y una anotó nula incidencia.

Entre las divisiones con alzas en sus precios destacaron alimentos y bebidas no alcohólicas (0,8%), con 0,168 puntos porcentuales (pp.) y transporte (0,8%), con 0,120 pp. Por su parte, entre las divisiones con caídas resaltó equipamiento y mantención del hogar  con un 1,5%.

“Las expectativas de mercado estaban entre 0,8 y 0,9%, lo cual significa que así como durante muchos meses tuvimos sorpresas negativas, en el sentido de tener aumentos de la inflación por sobre lo esperado, hemos ya entrado en un periodo en el que empezamos a tener cifras de inflación por debajo de lo esperado. La inflación ya alcanzó su peak en agosto”, sostuvo a Radio Infinita, el ministro de Hacienda, Mario Marcel.

 

¿Qué pasa con el retail?

De acuerdo al Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), el volumen de importaciones del retail marcó una fuerte baja  en el tercer trimestre.

Disminución que da cuenta de una fuerte desaceleración en la cantidad de bienes importados de las principales categorías de durables (línea blanca, electrodomésticos y electrónica), mientras que los semi durables (vestuario y calzado) se aceleran frente al período previo, en gran parte, por el cambio de temporada y el mayor dinamismo que han tenido durante este año.

“La baja en los volúmenes importados está en línea también con la mayor acumulación de stock que se ha visto en el comercio minorista, donde, según los datos de INE, el sector ha llegado a niveles históricos en su acumulación de inventarios”, afirmó la gerente de Estudios de la CNC, Bernardita Silva.