Crédito fotografía: 
Referencial
Su esposa se dedicaba a informar en Facebook la condición crítica del hombre, tras acudir al médico y ser diagnosticado erróneamente en Canarias con una infección común de playa.

Olía como si no se hubiese bañado en semanas”, “Varias personas vomitaron” y una serie de declaraciones más, que en junio pasado, formaban parte de una noticia que pronto dejaría los tintes de curiosidad para abrirse paso al pesar y la empatía.

Sucedió en un vuelo de la holandesa Transavia, que de Gran Canaria se dirigía a Ámsterdam. El mal olor que emanaba del músico Andrey Suchilin fue tal, que los pasajeros obligaron al piloto a hacer una escala de emergencia en FaroPortugal. Antes, la tripulación lo convenció de encerrarse en el baño luego de intentar aromatizar el lugar con ambientadores, cambiar pasajeros a la parte delantera de la aeronave y otros recursos que no surtieron efecto.

Aterrizaje de emergencia y hospitalización

No se trataba de una negativa a bañarse, producto de una filosofía particular o malas costumbres. Suchilin, quien viajaba junto a su esposa, fue a parar directo a un hospital portugués, tras el rechazo de los pasajeros quienes desconocían por completo los hechos y se basaban en el hedor durante su vuelo.

Fascitis Necrosante es un término desconocido, pero que el músico ruso tuvo más que claro al adquirir la extraña enfermedad. Se trata del ataque de la denominada “bacteria comecarne o devoradora” que destruye los tejidos, extendiéndose rápidamente por el organismo.

Su esposa se dedicaba a informar en Facebook la condición crítica de Suchilin, tras acudir al médico y ser diagnosticado erróneamente en Canarias con una infección común de playa. Sin embargo, el hombre de 58 años se había herido con corales durante sus vacaciones y tal como lo explican revistas especializadas en la ciencia, entre ellas, ScienceAlert, son los detonantes de la “bacteria comercarne marina”, que en un entorno anaeróbico -ausencia de oxígeno- cortan el riego sanguíneo a las células y provocan la necrosis o descomposición de los tejidos.

Lo anterior tiene una explicación más sencilla pero difícil de asimilar: Andrey Suchilin, se estaba pudriendo vivo, sin que nadie pudiera comprender o ayudar en su terrible experiencia, luego de sus vacaciones.

Pasajero al ser bajado del avión

 

Una mortal y desconocida bacteria

De turista a paciente, el músico ruso fue ingresado de emergencia, pero ya era demasiado tarde. El avance de la bacteria era tal, que para evitar una descomposición total de su cuerpo, fue inducido al coma y horas después dado por muerto en territorio portugués.

La historia del pasajero que semanas atrás fue reportada como una curiosidad en varios sitios noticiosos-por el mal olor que emanaba-, se volvió una noticia de seguimiento recién retomada, dadas las características de su deceso.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X