• Pedro Pablo Velásquez y su pareja Laura Espinoza tienen miedo que entren a robar a su casa debido al derrumbe de una de las murallas en Almagro con Cienfuegos.
  • Candelaria del Carmen San Martín muestra los daños que dejó el sismo en una de las habitaciones de su casa en calle Almagro, la que había sido remozada hace poco tiempo.
  • La señora Cristina López señala el muro que está entre la cocina y el baño de su casa que quedó seriamente dañado tras el movimiento telúrico.
  • “Yo no viví el terremoto pasado acá, pero sé la magnitud que tuvo y sinceramente pensé que si la casa pudo soportar mejor esa vez, iba a poder soportar otros temblores más pequeños, pero no fue así”, Pedro Pablo Velázquez, Vecino del casco histórico.
  • “Hay que estar preparados y ojalá las autoridades se pongan las pilas y ayuden a los que tuvimos inconvenientes en esta zona de La Serena en donde hacer arreglos siempre es más engorroso”, Cristina López, Vecina del casco histórico.
  • “Usted lo puede ver. La pieza de mi sobrina quedó inutilizable y ella ya no quiere dormir aquí por el miedo, esto pese a que recién lo habíamos arreglado después de muchos trámites. Esto demuestra que los arreglos que se hacen muchas veces son muy a la ligera”, Candelaria del Carmen San Martín.
  • “En marzo entrará al congreso la nueva ley de Patrimonio, esto significa que las regiones tendrán sus propios consejos con facultades resolutivas para tomar decisiones en la zona y que no tengan que ir a Santiago. Esta es una gran noticia que se enmarca en el proceso de descentralización que nosotros estamos realizando”, Consuelo Valdés, Ministra de Las Culturas, Artes y Patrimonio.
  • “Estuvimos con la ministra y el Presidente y le reiteramos la necesidad de darle urgencia a la nueva ley y ellos hicieron un compromiso, porque la actual ley deja en una situación bastante vulnerable a las casas del casco antiguo”, Adriana Peñafiel, Presidenta del Core.
  • “Actualmente hay dos problemas con la reparación y restauración de estas casas, por una parte el subsidio que entrega el Ministerio de Vivienda no alcanza y por otra parte está el Consejo de Monumentos que pone trabas a las modificaciones”, Luis Alberto Viada, Presidente zonal del Colegio de Arquitectos de La Serena.
Crédito fotografía: 
Juan Carlos Pizarro A.
La zona típica de La Serena fue una de las más afectadas por el “terremoto mentiroso” del pasado sábado y los habitantes de los inmuebles que resultaron dañados se muestran escépticos respecto a los compromisos de ayuda que realizó el Gobierno. Pero la Ministra de las Culturas y Las Artes, Consuelo Valdés, llamó a la calma ya que los recursos para los trabajos ya están asignados y la “piedra de tope” para realizar modificaciones –la Ley de Monumentos Nacionales- será modificada.

Todavía hay miedo e incertidumbre en los vecinos del casco histórico de La Serena. Particularmente en el Barrio Almagro de la capital regional -el segundo más antiguo del país- decenas de casas se vieron afectadas luego del fuerte sismo del pasado sábado por la noche y los dueños de las viviendas no saben a ciencia cierta si tendrán los recursos para una restauración, o en algunos casos reconstrucción, ya que pese a que hay dineros comprometidos, aseguran que posterior a otras catástrofes que han provocado daños, las autoridades también han manifestado su compromiso, pero finalmente todo se entrampa a la hora de conseguir los permisos correspondientes para efectuar modificaciones por parte del Consejo de Monumentos Nacionales, entidad que resguarda la conservación de la zona típica y que no permite mayores intervenciones en los inmuebles.

Vecinos sin certezas

En la intersección de las calles Almagro con Cienfuegos, el joven Pedro Pablo Velázquez de 21 años relata que ha vivido en el lugar desde que nació. Junto a su familia siempre estuvieron conscientes que el inmueble de adobe era propenso a sufrir daños, sobre todo frente a sismos de fuerte intensidad, pero nunca imaginaron que alguna vez verían la mitad de su vivienda en el suelo. Y es que ni siquiera el terremoto del 16 de septiembre del 2015 provocó tal desastre. “Yo no viví el terremoto pasado acá, pero sé la magnitud que tuvo y sinceramente pensé que si la casa pudo soportar mejor esa vez, iba a poder soportar otros temblores más pequeños, pero no fue así”, cuenta el joven.

Su pareja, Laura Espinoza, describe el momento exacto en el que se dio cuenta que el sismo recién pasado tenía características de terremoto y lo que sintió cuando la casa se derrumbaba. “Primero escuchamos un sonido muy fuerte que fue cuando se cayó la muralla. Fue aterrador, lo bueno es que en general la casa aguantó y no se derrumbó todo”, manifiesta.

“Los vecinos tienen que estar en una zona típica porque es un beneficio pero en ningún caso algo que los condene”, Matías Walker, diputado por la Región de Coquimbo.

Ambos jóvenes son escépticos frente a la ayuda que puedan recibir. “Hasta el minuto no ha venido nadie a ayudarnos y no creo que lo hagan”, asegura Pedro Pablo Velásquez y agrega que, “sabemos que siempre hay problemas para restaurar esta zona, por la burocracia y esas cosas, así que es mejor no hacerse expectativas”.

Otra de las afectadas en el Barrio Almagro es Cristina López quien vive allí hace más de 50 años. Pese a que la fachada de su casa no sufrió mayores daños, al interior del domicilio el sismo hizo estragos ya que la pared que separa el baño con la cocina quedó destruida. Sabe que continuará expuesta a que otro movimiento telúrico cause mayor deterioro en la vivienda e incluso que ésta “se venga abajo”, y tiene temor, “pero no pánico” asegura. “Hay que estar preparados y ojalá las autoridades se pongan las pilas y ayuden a los que tuvimos inconvenientes en esta zona de La Serena en donde hacer arreglos siempre es más engorroso, eso una lo ha vivido en carne propia”, expresa la vecina serenense.

"Los arreglos no han servido"

Candelaria del Carmen San Martín habita en el sector más antiguo de La Serena desde la década del ’60. Asegura que cada vez que se produce un evento de esta magnitud pasa lo mismo. “Ofrecen muchas cosas pero pocas veces se concreta. Ojalá ahora sea diferente”, expresa la mujer, quien nos muestra cómo quedó una de las piezas al interior de su vivienda, la que había sido reparada en diciembre del año pasado, según señala Candelaria Del Carmen, con fondos del Serviu. “Usted lo puede ver. La pieza de mi sobrina quedó inutilizable y ella ya no quiere dormir aquí por el miedo, esto pese a que recién lo habíamos arreglado después de muchos trámites. Esto demuestra que los arreglos que se hacen muchas veces son muy a la ligera”, asegura.

Recursos comprometidos

Pese a la incertidumbre y escepticismo de los vecinos, los recursos para una restauración están comprometidos. Así lo manifestó la Ministra de las Culturas, Artes y Patrimonio Consuelo Valdés durante la visita a la zona que realizó esta semana a la Región de Coquimbo junto al Presidente Sebastián Piñera. “Se destinarán mil millones de pesos para la reconstrucción de los edificios patrimoniales, lo que se traduce en cerca de trescientos millones para bienes protegidos y setecientos millones del fondo de infraestructura que este año destinaremos a la Región de Coquimbo”, sostuvo el día lunes. Y ayer nuevamente en conversación con diario El Día reiteró la premura que existe para solucionar esta contingencia y también por modificar la actual Ley de Monumentos Nacionales. “En marzo entrará al congreso la nueva ley de Patrimonio, esto significa que las regiones tendrán sus propios consejos con facultades resolutivas para tomar decisiones en la zona y que no tengan que ir a Santiago. Esta es una gran noticia que se enmarca en el proceso de descentralización que nosotros estamos realizando”, precisó la ministra.

Un problema de larga data

La exalcaldesa de La Serena y actual presidenta del Consejo Regional Adriana Peñafiel, conoce de cerca la problemática que se produce a la hora de que el Consejo de Monumentos Nacionales autorice modificaciones o reparaciones en la zona típica lo que dificulta y burocratiza, por ejemplo, la restauración de las casas dañadas por el reciente sismo.

Peñafiel fue consejera del CMN a nivel regional, pero en su momento renunció junto a la totalidad de los integrantes del cuerpo colegiado debido a que consideraron que la entidad operaba de manera demasiado centralizada y no se tomaba en cuenta lo que ellos sugerían. Aquello se mantiene hasta ahora ya que no existen comisiones regionales cuya opinión sea vinculante, algo que la nueva ley pretende cambiar. “Estuvimos con la ministra y el Presidente y le reiteramos la necesidad de darle urgencia a la nueva ley y ellos hicieron un compromiso, porque la actual ley deja en una situación bastante vulnerable a las casas del casco antiguo que se van deteriorando cada vez más. Con la nueva legislación las decisiones se tomarían en la región y no desde un nivel central”, precisó Peñafiel.

Propuestas del Colegio de Arquitectos: "Alcanzar el equilibrio"

Para el Presidente zonal del Colegio de Arquitectos de La Serena, Luis Alberto Viada, la conservación de los inmuebles de la Zona Típica es importante, pero debe haber un equilibrio con la calidad de vida de las personas que habitan los inmuebles que forman parte de estos sectores y las edificaciones que han sufrido daños deben tener prioridad cuando se habla de reconstrucción. “Creo que hay que estudiar caso a caso, porque se puede hacer una reconstrucción con adobe en estas casas y que el inmueble quede firme y no pierda sus características ni su estilo que es lo que se quiere conservar”, aseguró el profesional.

74 Edificios del casco histórico resultaron con daños estructurales.

Pero lo claro es que con la legislación vigente se hace complejo mantener y subsanar los daños en estos lugares más aún cuando hay eventos naturales destructivos. “Actualmente hay dos problemas con la reparación y restauración de estas casas, por una parte el subsidio que entrega el Ministerio de Vivienda no alcanza y por otra parte está el Consejo de Monumentos que pone trabas a las modificaciones que se vayan a hacer a estas construcciones”, expresó Viada. 4601iR

Desde el parlamento piden reforma de manera urgente

El diputado por la Región de Coquimbo Matías Walker también precisó que es urgente una reforma en la Ley de Monumentos Nacionales para dar apoyo a la gente que se ve afectada cuando ocurren este tipo de catástrofes. “Es necesario avanzar en una reforma definitiva a la Ley de Monumentos Nacionales en lo que se refiere a los beneficios o gravámenes para las zonas típicas, porque no puede ser que las viviendas, por el sólo hecho de estar emplazadas en zonas típicas tengan dificultades para acceder a subsidios de mejoramiento o ampliación. Los vecinos tienen que estar en una zona típica porque es un beneficio pero en ningún caso algo que los condene en la indignidad de una vivienda que no se puede reconstruir”, precisó

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X