• Desde la directiva de la institución esperan llegar al diálogo con los estudiantes que mantienen en toma el campus Bongard
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Los daños catastrados hasta el momento han sido menores y las autoridades de la institución llaman a la comunidad universitaria a defender la calidad de la educación pública y cautelar el patrimonio que pertenece a toda la Región de Coquimbo.

Ante la restitución del Campus Andrés Bello de la Universidad de La Serena, tomados por la fuerza el pasado 30 de mayo, y luego del procedimiento de Carabineros que permitió recuperar con impecabilidad las dependencias, la institución comenzó a reiniciar sus labores con normalidad y a ejecutar el catastro de los daños para hacer una evaluación general.

Como es conocido por todos, la Universidad hizo un llamado permanente al diálogo, sin embargo, considerando que existían encapuchados ejerciendo violencia y poniendo en riesgo la integridad de las personas que circundaban el lugar, la Junta Directiva y los cuerpos colegiados le dieron pleno respaldo al Rector y decanos, para solicitar la restitución del orden público en el Campus Andrés Bello de la ULS.

"Todo tiene un límite, no puede haber violencia, no puede haber mala actitud hacia la comunidad, porque la Universidad ha propiciado siempre los espacios de diálogo”- Ernesto Velasco, presidente de la Junta Directiva ULS

“Estimamos que aquí hay un punto central y es que la Universidad de La Serena es la universidad pública de la Región de Coquimbo, vinculada no sólo a las políticas públicas de la región; un 80% de las matrículas son de jóvenes de la región, por lo tanto, cautelar el derecho a estudiar, pero también la libertad de expresión, pluralismo y la diversidad es lo que siempre se ha tratado de hacer" declaró el Presidente de la Junta Directiva ULS, Ernesto Velasco, con respecto a la decisión de solicitar la restitución de espacios tomados por encapuchados.

Asimismo, el Rector Dr. Nibaldo Avilés, realizó un llamado a la comunidad universitaria a cuidar la Universidad. “Este es un patrimonio de la región y del país, un espacio para el aprendizaje y donde se comparten conocimientos, y por eso siempre el llamado es al diálogo, donde todos los temas pueden ser abordables, pero con respeto a la comunidad que tiene derecho de seguir funcionando”, expresó.

La autoridad universitaria también se refirió a la situación en la que continúa el Campus Isabel Bongard, dependencias ocupadas por un grupo de estudiantes. El Rector fue claro en mencionar que la casa de estudios está abierta al diálogo y establecer mecanismos, “y a pesar de que tenemos normativas muy limitantes, existe la voluntad de conversar y llegar a soluciones”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X