• En esta carretera ya habían sido construidas infraestructuras como el paso sobre nivel Juan Antonio Ríos, pero ahora éstas se complementarán con otras infraestructuras para convertirla en una autopista urbana. FOTO LAUTARO CARMONA
  • El sector de la rotonda en Francisco de Aguirre, uno de los mayores puntos de congestión de la capital regional, será uno de los que tendrá mayor intervención. FOTO LAUTARO CARMONA
  • La imagen es de 2015 pero muestra cómo se piensa soterrar el tránsito en la Avenida de Aguirre, el que aflorará en las cercanías de calle Huanhualí. FOTO CEDIDA
  • Otra de las novedades que tiene este proyecto es que se eliminarán la totalidad de los semáforos, manteniendo un flujo de tránsito constante entre ambas ciudades. FOTO LAUTARO CARMONA
  • El crecimiento demográfico y del parque automotriz que ha registrado la conurbación en los últimos años hizo que este proyecto fuera priorizado por las autoridades. FOTO ANDREA CANTILLANES FABRES
Crédito fotografía: 
El Día
El proyecto contempla el retiro de la totalidad de los semáforos, tres pistas por sentido más las dos caleteras, un paso bajo nivel en la rotonda Francisco de Aguirre y en el sector de La Herradura, que permitirá el soterramiento del tránsito norte a Sur y viceversa, la extensión de Avenida Amunátegui hacia calle Libertad y áreas verdes, entre otras infraestructuras.

Finalmente, el proyecto para dotar de una autopista urbana de primer nivel el tramo de 16 kilómetros que conecta a La Serena y Coquimbo a través de la Ruta 5 comienza a ver la luz, o por lo menos el proceso de licitación requerido para su concreción.

Así lo informó el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, quien detalló que en mayo de este año se publicaron las bases de este proceso. Sin embargo, el alto interés que se generó por participar llevó a posponer la oferta técnica (donde se analiza qué empresas cumplieron con los requisitos) y la oferta económica (acto en el cual se ve cuál de las oferentes presentó la propuesta en inversión más económica y tiene la primera opción para su construcción).

“Sin duda es algo que le va a cambiar la cara a La Serena, sobre todo al sector de la rotonda y vamos a conectar la ciudad de mucho mejor manera”, ROBERTO JACOB, alcalde de La Serena

 “En un principio la apertura de las ofertas técnicas y económicas iba a ser en agosto, pero por la cantidad de oferentes que hoy en día tenemos, que son 19, y las consultas que se nos hicieron, quisimos postergarla”. Por esta razón finalmente se  definió que el primero de estos trámites se realizará en octubre y el siguiente en noviembre, “lo que nos permitirá ya en ese mes adjudicar el proyecto”.

Luego la empresa que se lo adjudique va a tener un plazo de 1 año y medio para desarrollar la etapa de diseño final, de ingeniería de detalle. “Con todo ello esperamos que las primeras obras puedan concretarse a mediados de 2020”, declaró el secretario regional.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS OBRAS

Cabe destacar que para realizar estas obras la determinación del MOP fue adelantar la licitación de la Ruta 5 que actualmente se extiende desde Los Vilos hasta el sector El Panul, en Coquimbo, y anexar estos 16 kilómetros que no fueron incluidos en ninguna de las dos concesiones que se hicieron con anterioridad (Serena-Vallenar, por el Norte).

Este contrato culmina el 15 de diciembre de 2022, pero esta estrategia permitirá ir ganando tiempo en la construcción del proyecto en la parte de la conurbación. Una vez que esté terminado, se continuaría con el siguiente tramo hasta Los Vilos y comenzaría a regir el nuevo plazo.

“Es importante señalar que esto no aumenta la cantidad de peaje y que en el tramo de la conurbación no va a haber ningún tipo de cobro adicional, que era la gran duda que tenía la comunidad”, recalcó Herman.

Son, en total, 245 kilómetros, con una inversión proyectada de US$509 millones, aunque por el momento se maneja como cifra referencial, toda vez que la oferta económica de la empresa es lo que va a dictar cuánto será el presupuesto final.

“Todos sabemos que hay ciertos momentos, especialmente en la temporada estival, en que el flujo se enlentece de tal manera que se pierden 1 o 2 horas en el trayecto”, MARCELO PEREIRA, alcalde de Coquimbo

Las obras más complejas se emplazarán en el trayecto urbano entre La Serena y Coquimbo. Allí se proyecta la eliminación de la totalidad de los semáforos, tres pistas en ambos sentidos (norte y sur) y dos caleteras (oriente y poniente).

En este sentido, una de las infraestructuras de mayor envergadura es el paso bajo nivel que se construirá en el sector de la rotonda en Francisco de Aguirre, considerado uno de los puntos de mayor congestión de la capital regional.

Aproximadamente desde el sector del Parque Japonés el tránsito (sur a norte y viceversa) va a ser atrincherado, es decir, de manera subterránea, para luego aflorar en las cercanías de calle Huanhualí.

“Lo positivo es que este sistema atrincherado no va a ser del todo descubierto, sino que va a tener también lugares cubiertos, lo que va a permitir generar vegetación y mejorar el paisaje y eso es una novedad, porque es algo que estamos colocando en las bases y va a permitir que esta intervención no sea de una magnitud tal que eche a perder la visión de la ciudad”, explica el seremi de Obras Públicas.

El tránsito oriente y poniente, en tanto, se mantendrá superficial. Otra de las novedades es que Avenida Amunátegui se extenderá para conectar con calle Libertad, cruzando la línea del tren. “El objetivo es poder descongestionar también Francisco de Aguirre hacia el Faro, entonces, Libertad va a poder tener también salida por Amunátegui hacia la carretera”, precisa Herman.

Es importante señalar que esto no aumenta la cantidad de peaje y que en el tramo de la conurbación no va a haber ningún tipo de cobro adicional”, PABLO HERMAN, seremi de Obras Públicas

Siguiendo hacia el norte, contempla también un sistema de atrincheramiento en los sectores de Homecenter y Sindempart-La Herradura, en Coquimbo, donde de igual forma el tránsito hacia el norte y sur será subterráneo. En todo el trayecto, se contempla además la construcción de diversas pasarelas peatonales.

Esa es la propuesta inicial, pero el seremi de Obras Públicas advierte que el diseño final podría tener algunas modificaciones, “aunque se estima que sean las menores”.

Lo importante en este sentido, recalca, es el trabajo conjunto que se pueda realizar entre los municipios, el Minvu y Concesiones. “En ese periodo va a ser fundamental la coordinación que tengamos con los municipios y con los actores locales, además de las participaciones ciudadanas, porque obviamente existen calles proyectadas tanto por el municipio como por el Minvu, que de alguna manera van a tener que conversar”.

 “Es parte esencial en la conectividad de la zona centro con el norte del país y elemento fundamental para mejorar la calidad de vida de los habitantes”, SERGIO QUILODRÁN, presidente de la CChC La Serena

“En este periodo de licitación hemos hecho entre 3 o 4 reuniones con ellos, porque tienen ciertas dudas, quieren que se les muestre el anteproyecto, porque quizás en las participaciones previas fue bastante hermético en general el proyecto.

“Esa es la gran tarea que tenemos nosotros como Ministerio de Obras Públicas a nivel regional, el puente que vamos a poder tener con los municipios y Concesiones, pues muchas veces se critica que las decisiones son muy centralizadas”, agrega.

Uno de los aspectos relevantes a considerar serán las medidas que se adoptarán una vez que se inicien las obras, considerando que esta carretera no sólo absorbe el tránsito de sur a norte, sino además todo el flujo vehicular que se produce entre ambas ciudades.

Previendo esto, Pablo Herman señala que la concesionaria va a hacer un estudio en el periodo de ingeniería de detalle para ver cómo se van a desarrollar los cortes de tránsito y las desviaciones.

 

TRAMO HASTA LOS VILOS

Este proyecto es considerado uno de los más importantes que se han desarrollado en la región, toda vez que atraviesa las 3 provincias de Elqui, Limarí y Choapa, abarcando en su trayecto 5 comunas: La Serena, Coquimbo, Ovalle, Canela y Los Vilos.

Las primeras obras en iniciar, entonces, serán las del tramo urbano, para luego continuar con el resto de la vía. En este sentido, el seremi de Obras Públicas detalló que, en líneas generales, se contempla el recambio de pavimento y nuevos puentes, “lo importante también es que ahí van a aumentar la cantidad de sectores para descanso de camioneros”.

245 Kilómetros en total abarca el proyecto entre Los Vilos y La Serena. El tramo urbano, en tanto, es de 16 kilómetros.

De igual forma, se estima la instalación de pórticos de telepeajes, para la utilización de tags que reemplazarán el cobro que se realiza actualmente.

“Se trata de una iniciativa súper importante para la conurbación y la región, así que estaremos encima del proyecto para que todo se cumpla como está estipulado”, enfatizó el secretario regional.

En cuanto a lo que podría tardar la construcción de esta nueva carretera, la autoridad indicó que va a depender del estudio de ingeniería de detalle, pero indicó que a la fecha proyectan que no tendría una tardanza menor a los 4 años para su ejecución.

 

BENEPLÁCITO DEL MUNDO PÚBLICO Y PRIVADO

Una encuesta realizada hace un par de años en diez grandes ciudades del país puso al descubierto que el tránsito de vehículos entre La Serena y Coquimbo aumentó en 10 veces en sólo una década, siendo el mayor incremento en Chile.

El sondeo se efectuó contabilizando la cantidad de viajes que se realiza en los distintos medios de transporte. Los resultados son decidores: En el año 1999 en el transporte público se realizaban 257. 915; en automóvil particular 19.199 y en bicicleta 5.284. Ya en el año 2010 se realizaban 276.984 viajes en locomoción colectiva y aumentaron a 296.720 los traslados en vehículo.

509 Millones de dólares es el costo de inversión que se estima para este proyecto en su totalidad.

Otro dato interesante era que, según las cifras del Registro Civil, en el año 2001 el parque automotriz llegaba a 76.270 unidades y al 2015 ya se contabilizaban 200. 588 vehículos. Y gran parte de esos automóviles se concentran en la conurbación La Serena-Coquimbo.

Esto evidentemente ha generado que los niveles de congestión sean cada vez mayores y, por esta razón, el desarrollo de este proyecto es considerado vital tanto por autoridades como el mundo privado para aminorar estos impactos.

Al respecto, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, manifestó que “sin duda es algo que le va a cambiar la cara a La Serena, sobre todo al sector de la rotonda y vamos a conectar la ciudad de mucho mejor manera, porque los camiones van a pasar por abajo, ya no va a haber un flujo constante y evitamos los tacos que se arman en todo ese sector”.

Asimismo, el edil añadió que se va a mejorar muchísimo la calidad de la conectividad entre Avenida del Mar y El Faro. “Creo que es muy beneficioso para la ciudad, para el tráfico y la conectividad que principalmente es lo que hoy día estamos buscando, descongestionar las ciudades de los flujos vehiculares que pasan por la carretera hacia otros destinos del norte y el sur”, enfatizó.

Opinión que también comparte su par de Coquimbo, Marcelo Pereira, quien destacó que “tiene un impacto vial bastante importante, todos sabemos que hay ciertos momentos, especialmente en la temporada estival, en que el flujo se enlentece de tal manera que se pierden 1 o 2 horas en el trayecto”.

A su juicio, además esto va a ir en pos del fortalecimiento de la metrópoli Coquimbo-La Serena que en los próximos años se van a ver como una sola ciudad. “Por eso tenemos que fortalecer la infraestructura vial, ya que estamos aspirando además a hacer el túnel de Agua Negra, el corredor bioceánico y no pierdo la esperanza de que en algún momento tengamos un aeropuerto internacional”.

Por su parte, Sergio Quilodrán, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) La Serena, señala que la entidad de hecho realizó un estudio que cifró en más de US$8 mil millones el déficit de infraestructura que posee la Región de Coquimbo para el decenio 2018 – 2027 “y la licitación de la Ruta 5 Norte entre Los Vilos y La Serena va en esa línea, toda vez que es parte esencial en la conectividad de la zona centro con el norte del país y elemento fundamental para mejorar la calidad de vida de los habitantes”, dijo.

Dentro de las principales ventajas resaltó el alto estándar de operación, seguridad vial y accesos a pueblos del interior de las provincias de la región, además de su foco productivo como medio de desplazamiento de exportaciones agroindustriales y mineras. “Es una vía estructurante de uso potencial para el 70% de la población regional”, puntualizó.

Especial atención como gremio, indica, tienen en la materialización del paso bajo nivel en Avenida Francisco de Aguirre “que descongestionará el nudo vial y agilizará los desplazamientos entre las comunas de la conurbación. Además de mantener la vista hacia el Faro Monumental como una muestra de visión ciudad y respecto por nuestros valores patrimoniales neocoloniales”. 

Quilodrán, eso sí, hizo un llamado al MOP para que se priorice la mano de obra local “de manera de atenuar los efectos que ha tenido el desempleo en la región y que afectan directamente el presupuesto de miles de familias. Sabemos que hay oportunidades donde se requieren labores de mucha especialidad, sin embargo, ello no obsta a que se consideren las competencias que tienen los colaboradores de la industria”, precisó.  3701iR

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X