• Miembros de la ONG Madres e Hijos se Buscan, realizaron una manifestación frente a la Corte de apelaciones tras ser interpuestas las querellas.
    Miembros de la ONG Madres e Hijos se Buscan, realizaron una manifestación frente a la Corte de apelaciones tras ser interpuestas las querellas.
  • En la Corte de Apelaciones de La Serena, Tarcila Piña, jefa regional del INDH y el abogado de esa institución, Ítalo Jaque, interpusieron cinco querellas por sustracción de menores en hospitales de la región. Los hechos ocurrieron a partir de 1973
    En la Corte de Apelaciones de La Serena, Tarcila Piña, jefa regional del INDH y el abogado de esa institución, Ítalo Jaque, interpusieron cinco querellas por sustracción de menores en hospitales de la región. Los hechos ocurrieron a partir de 1973
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La acción judicial fue interpuesta por el Instituto Nacional de Derechos Humanos en la Corte de Apelaciones de La Serena y busca que se esclarezca la desaparición de recién nacidos en hospitales de la zona a partir de 1973.

La jefa regional del Instituto de Derechos Humanos, Tarcilas Piña, junto al abogado, Ítalo Jaque, interpuso cinco querellas en la Corte de Apelaciones de La Serena por sustracción de menores, hechos ocurridos en hospitales de la región a partir de 1973.

Según los argumentos entregados por Tarcila Piña, Al iniciar estas acciones hacen uso del mandato legal que tiene la institución como p0romotores de los derechos humanos en todas las personas.

Planteó que buscaban que “se investiguen situaciones referidas a la sustracción de menores de edad en recintos hospitalarios de la región, pero, además, dilucidar qué pasó con estos menores y saber si existen responsabilidades estatales”, señaló.

Según la profesional había antecedentes suficientes para establecer la desaparición de menores los que se fueron recopilando en diálogos con mujeres que son parte de la organización Madres e hijos se Buscan. “Estos relatos fueron levantados por el Instituto Nacional de Derechos Humanos y también acompañaron pruebas documentales de quienes las tenían, antecedentes que se enviaron a la unidad jurídica judicial del Instituto Nacional de Derechos Humanos, se elaboraron minutas respecto a la situación y a  la viabilidad que teníamos de hacer un litigio estratégico y luego fue aprobado por el Consejo del INDH. Por lo tanto, de esos 17 relatos logramos presentar cinco querellas”.

Consultada sobre las facultades que tenía el INDH para ejercer acciones legales, Tarcila Piña explicó que esos mandatos estaban conferidos por la Ley 20.405 en su artículo 3  N°5, en casos de genocidio, lesa humanidad, guerra, torturas, desapariciones forzadas, trata de inmigrantes y de personas.

Querellas marcan un hito

Alicia Acuña, presidenta de la ONG Madres e Hijos se Buscan, declaró que era un importante hito para la organización que una entidad como la Comisión Nacional de Derechos Humanos tomara la decisión de iniciar acciones legales por el caso de la desaparición de recién nacidos en  hospitales de Ovalle y La Serena, “porque han creído en las historias de nuestras asociadas, que son profundamente dolorosas y la mayoría las vivió en tiempos de dictadura”.

Añadió que aspiraban a llegar a la verdad, que exista justicia y que se identifique a los culpables, a pesar que los casos están prescritos. “Lo que nosotros queremos es encontrar a nuestros familiares y saber si ellos fueron adoptados o no ilegalmente. Por eso, estamos trabajando de manera incansable para que, de una vez por todas, se sepa dónde está el hijo de Raquel, el hijo de Marta y también saber dónde está mi hermano que se extravió desde el hospital de La Serena en 1977”.

Por su parte, el abogado del INDH, Ítalo Jaque, dijo que las querellas fueron interpuestas en contra de quienes resulten responsables debido a que no podían responsabilizar a los centros hospitalarios ya que allí quienes trabajaban eran personas, que son las que actuaron o protagonizaron los hechos descritos por las madres cuyos hijos desaparecieron.

“De acuerdo a los relatos de las víctimas que aparecen en estas querellas, es la figura penal que más se adecúa a la necesidad de establecer responsables por la eventual desaparición de niños y niñas en hospitales de la región inmediatamente después del parto de sus madres”, precisó el profesional.

Los casos los deberá investigar el ministro en visita extraordinaria, Vicente Hormazábal, que tiene el mandato especial para conocer de violaciones a los derechos humanos ocurridas entre el año 1973 y 1990.

Un caso

Uno de los casos que se expuso es el de Raquel Rojas, a quien en 1982 se le adelantó el parto y llegó de urgencia al hospital de La Serena. Sin embargo, tras dar a luz y poder ver a su hija unos momentos, fue sedada y la menor trasladada, presuntamente, a una incubadora. Cuando despertó su hija no estaba, nadie le dio explicación y se le dijo que ésta habría fallecido. Pero no se le entregó certificado de defunción, tampoco su cuerpo y días después fue dada de alta sin derecho a explicaciones. Hasta el día de hoy no sabe qué ocurrió con la menor. 

Tipificación de la Ley

La sustracción de menores está tipificada en el artículo 142 del Código Penal, pero por existir una privación permanente al derecho consagrado en el artículo 8 de la Convención Internacional de derechos del Niño, que dice relación con el respeto que debe tener el Estado a la identidad de los niños y niñas. Esto significa que tiene derecho a un nombre, a una nacionalidad y también derecho a ejercer las relaciones familiares, sin ningún tipo de arbitrariedad ni disturbio ilícito.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X