Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Alcalde de Coquimbo admite no tener temor al futuro político, pese a la ofensiva del Partido Comunista con el concejal Fernando Viveros por desafiarlo a una elección interna.

Desde que se sometió a una operación, el alcalde Coquimbo, Marcelo  Pereira Peralta (bajó 55 kilos)  ha repetido hasta el cansancio  que se está frente  a un Pereira 2.0. De hecho, se nota en cada actividad que asiste, sobre todo en terreno. En todo caso, tiene razones para enfrentar el futuro con mayor optimismo. Si todo sale como lo tiene  contemplado,  en los próximos meses podrá cortar la cinta  de proyectos emblemáticos y en paralelo posee una ambiciosa cartera de propuestas que igualmente lo llevarán a transformarse en un edil hacedor. 

De la misma forma, también fijo un cambio en su puesta en escena comunicacional.  Decidió pasar su número  personal a los periodistas y evitar con ello pasar  por filtros que hasta ahora lo mantenían encapasulado, sobre todo en los temas más sensibles.  En entrevista con El Día Radio se explayó en todos los temas, aunque evitó profundizar   en si se someterá a una primaria para  alcalde. 

Uno de los temas que lo tiene motivado es la serie de proyectos que  se está llevando adelante en diferentes sectores, sobre todo Tierras Blancas  y Sindempart. “Este  año comienza a construirse el Polideportivo  de Sindempart. Una obra que mi padre no alcanzó  a terminar  y yo feliz  de estar colocando un grano de arena y fomentando el deporte en todas sus aristas”.

-¿La recuperación del alcalde Pereira llega en el momento justo para enfrentar los desafíos electorales que vienen?

“Más que en el momento justo, es también leerse en sí mismo. Las personas que me conocen saben que cuando me he propuesto cosas he dado el 100 % para poder lograrlo. Pero, sí tengo  que reconocer que cuando asumí  el grado de la burocracia del municipio, aunque se da en todas las municipalidades, te empiezan como a traumar, a pesar que uno dice que todo debiera ser mucho más fácil”.

-¿Se arrepintió de haber asumido como edil?

“No, más que  arrepentido, he tratado de recuperar ciertos servicios, por algo he dicho que el edificio municipal hay que terminarlo porque es una manera de no tener repartido el municipio en tantos lugares. Me logré  dar cuenta como médico que  no pasaba por un buen momento. El año pasado  estaba con un problema de peso que me estaba perjudicando mi salud  y no podía estar en la calle con la gente”.

-¿Era por un tema de salud o derivado del alto estrés  por lo que significa ser alcalde de una comuna como Coquimbo?

“Cuando tienes un grado extremo de estrés te lo puedes tomar de dos maneras. Trabajaba todo el día  y llegaba a la casa y me pedía una pizza y   la consumía entera y lo que subí en dos años fueron casi 55 kilos  y  tomé la decisión  de someterme a una cirugía  y lo hice porque no estaba disfrutando el trabajo. Me costó  llegar, porque pase por varias primarias”.

-¿Su posición es que el proceso de aprendizaje terminó y que ahora comienza la real apuesta del alcalde 2.0 ?

“Mucha gente se olvida de los primeros tres años como alcalde de Oscar Pereira (su padre)  que fueron bastante duros y muy parecido a los que yo he asumido en este momento. A pesar que estaba como alcalde, los funcionarios no cumplían las instrucciones”.

-¿Pertenecían a la era del ex alcalde Cristián Galleguillos o aún cercanos  al hoy diputado, Pedro Velásquez?

“En la Municipalidad hay de todo y existe un vicio. Algunos por creer que son de planta, dicen con tal que pase un alcalde o dos, ‘me da lo mismo’. Pero, si hay una persona que es de planta y casi inamovible tiene que comprometerse con mayor razón”.

Desorden partidario

-¿Logró frenar  una primaria interna en la DC, luego que el presidente nacional, Fuad Chain, dijo que usted ya era el candidato y ahora deberá enfrentar los postulantes de la ex Nueva Mayoría, como el PC?

“No, no se me ha sido complicado, como alcalde he estado preocupado de estar en terreno. Pero, no se entiende. Primero, se le pide ir a una primaria por un conglomerado político donde el Partido Comunista era parte, pero sin ningún aviso hacia ningún partido  que estaba dentro del conglomerado, vemos que hacen alianza con otras colectividades (Pro y Frente Regionalista Verde Social), entonces no sabemos dónde están.  El PC partió solicitándole una primaria al Frente Amplio, quien se cerró ampliamente, después que le fue mal ahí, nos piden primarias a nosotros  y después arman una nueva coalición.  Hay una especie de confusión entre ellos”.

-¿Está dispuesto a ir a una primaria o no está claro?

“En este momento estoy concentrado en hacer mi pega en terreno porque  hay mucha necesidad de la gente  que está muy demandante por el tema de las redes sociales. Tenemos que estar siempre abierto a responder”.

-Pero, Fuad Chahin admitió que en octubre serían proclamados los candidatos, entre ellos, usted…

“Se me consultó  y manifesté la opción de ir a la reelección, pero soy bastante consecuente con lo que he dicho. Cuando estuve acá dije que venía por 8 años  y el aprendizaje ya lo he tenido y estamos en tierra derecha e invito a la gente a que vea los proyectos que hay para Coquimbo, porque  a veces el coquimbano no se informa”.

Tema sensible

-Se  preocupará de que no cierren el Mercado Municipal…

“Es un tema bastante grande  de abordar".

-¿Se politizó, luego  que han entrado  a debate concejales y parlamentarios, incluso, en un video el ex alcalde Pedro Velásquez dijo que le llamaba la atención  que se hablara  14 años después?

Estoy respondiendo  a una petición que se me hizo en el Concejo  por parte del vocero, Patricio Basaure, quien me pidió que liderara el tema y accedí y habíamos  dado el apoyo en lo jurídico”.

-¿Pero, le llama la atención que se reclame 14 años después?

“No me llama la atención, sin nombrar al ex alcalde, hoy en día hay ciertas personas que se cuestionan  y plantean qué hubiera ocurrido sie existieran redes sociales. En mi caso me comprometí a buscar un terreno y crear un proyecto  y eso lo tenemos listo. Pero, no perdamos el objetivo, sé que está difícil, pero en estos dos años he entendido que nada es imposible  y daremos la lucha por conservar el mercado”.

-¿Descarta poder adquirirlo?

“Recordemos que tenemos diferentes instancias  para poder asumir ese compromiso, pero si tenemos el apoyo  de la intendenta Lucía Pinto, creo que estamos en un muy buen camino  de poder recuperarlo”.

-¿Le llama la atención que reclame el concejal Fernando Viveros (PC), el mismo que firmó un pacto con el sector de Pedro Velásquez, a quien se critica de haber vendido el mercado?

“Me llama profundamente la atención, el concejal podría haber dicho hablaré  con mi coalición y tocaré  este tema”.

-¿Cómo interpretó el video del diputado Velásquez, donde cuestiona que se saque un tema después de 14 años?

“Ese video es una equivocación, siempre tiene que existir  una fuente y contrafuente”.

-¿Qué le preguntaría al ex diputado?

“Más que como alcalde, sino que como coquimbano,  por qué existieron terrenos en La Pampilla en el sector El Culebrón que fueron vendidos en la misma época. No es que esté haciendo un emplazamiento o ataque a Pedro Velásquez, sino que es para responder a quienes preguntan por esos terrenos, especialmente El Culebrón que es el único Pulmón Verde de toda la comuna que igualmente fue vendido”.

-¿Le pasará la cuenta políticamente en las próximas elecciones o le afectará las pretensiones de su hijo?

“No lo sé, estamos frente a una realidad que es muy distinta hace 14 años. Todo era más fácil y tenía unas consecuencias”.

-Velásquez dice que no vendió sólo el terreno  y que se hizo con aprobación de los concejales…

“El  que lleva la propuesta es el alcalde y tengo entendido que la propuesta que hizo era del mercado municipal. También me gustaría saber que opina el presidente de la cámara de comercio con el emplazamiento que le hace”.

El estrés al límite

-¿Antes de su operación  advertía que todos los sectores querían desbancarlo del cargo?

“El estrés lo he sabido manejar toda la vida, aunque hay cosas que a uno se le escapan de las manos y pienso que eso también me pasó la cuenta. Hay que comprender que engordar 55 kilos no es fácil, pero como cirujano estoy preparado para el estrés. Pero, todavía falta mucho, la competencia partió demasiado antes”.

-Pero,  para las municipales solo queda un poco más de un año…

“Está bien, pero si hacemos la comparación con otros periodos pienso que se adelantó mucho la competencia y hay ciertos ataques, pero seguiré preocupado de hacer mi trabajo”.

-¿No queda claro lo de la primaria, irá directo a la elección de octubre de 2020 o llegará a un acuerdo con el PC o frente Amplio?

“Manifesté toda mi disposición de continuar en la alcaldía y soy consecuente con lo que plantee en un inicio de venir por un periodo de ocho años. Comparan ciertas gestiones, llevó dos años y seis meses. Hay quienes dicen que hubo un alcalde que en 14 años dejó a Coquimbo arriba, pero bueno, denme 14 años. Mi compromiso es que  me sacaré la mugre para que Coquimbo esté lo más arriba posible para darla pelea por temas tan importantes como el túnel de Agua Negra  y daremos la lucha por  un aeropuerto de categoría internacional”.

-¿No le dará en el gusto al PC y al Frente Amplio por una primaria?

“Cualquier otra respuesta sería tirar humo, manifesté  al partido la disposición de  ir a la reelección, ahora lo que el partido determine con el resto a nivel nacional, lo tienen que ver ellos. Si el partido me dice que tengo que ir a una primaria, iré, con quien sea. Eso tienen que definirlo las cúpulas. Pero, vuelvo a insistir que aquí hay una especie de desorden que no logró entender. Espero que aquí no primen las ambiciones personales, sino que prime el bienestar de la comunidad. Bueno, respecto al apetito, siempre he visto a PC con gran apetito y ha existido cierta resistencia a aprobar algunos proyectos”.

Caso cerrado

-¿Los tema judiciales que enfrentó el 2018 están zanjados, caso ‘bruja’ y supuesto abuso sexual o le pueden repercutir en el futuro en plena campaña?

“El  tema de la ‘bruja’ (se rie) fue raro porque hasta que salió en el diario, no sabía que me gustaban esas cosas. Pero, esa fue una muy mala jugada política que quedó en cero. No hay ningún tipo de denuncia”.

-¿El caso está sobreseído?

“El tema es que hubo una denuncia y fui citado y dije que no tengo esa deuda y posteriormente eso no prosperó. Era para generar cierta bulla y ruido que no correspondía”.

-¿Y la denuncia por supuesto abuso?

“Fue  justo durante La Pampilla (2018), pero estoy sumamente tranquilo porque cuando fui citado a Fiscalía entregué mi celular y pedí que si había dudas, investigaran y buscaran las llamadas. Entregué toda la información habida y por haber. Entregué las fotografías de las reuniones que hago en mi casa  y ahí he aprendido bastantes cosas, por eso uno dice que aprende a golpes. Siempre he tomado la casa como una extensión de mi oficina y hemos tenido reuniones hasta la 1 y 2 de la mañana  y la gente no sabe qué es ser 24-7 y a mí me gusta eso.  Me sentí respaldado, incluso, con gente de derecha que me decía, ‘alcalde, todo nuestro apoyo’. Conocemos a la señorita en cuestión. Ahora, me siento tranquilo, porque hay una cartera importante de proyectos para  Coquimbo. Hay varios proyectos que  estaban trabados y ahora  se destrabaron”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X