Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Quien lideró la Provincia de Elqui durante casi un año y cuatro meses hizo un balance de su gestión, donde subrayó que la cercanía con las personas ha sido la clave. Se refirió a sus desafíos más inmediatos y no cierra la puerta para postularse a cargos de representación popular en forma tajante.

En medio de abrazos y saludos cordiales, sobre todo de dirigentes sociales, la ahora exgobernadora de la Provincia de Elqui, Daniela Norambuena, se despidió del cargo que ocupó por casi un año y cuatro meses.

Quien durante el primer gobierno de Sebastián Píñera se desempeñara como seremi de Agricultura, asegura que su experiencia en un cargo estratégico en materia de seguridad y orden público fue clave en su crecimiento en la arena política.

Una mujer que ha reforzado su carácter y cuya salida de la Gobernación, a juicio de los analistas, responde a la necesidad de buscar nuevos rostros en la arena política. Pero ella enfrenta esto con matices.

“Soy una agradecida del Presidente Sebastián Piñera por haber confiado en mí y además en el género. Hoy las mujeres tenemos un rol importante, no sólo como ciudadanas, también en la política. En rubros como la agricultura o la minería hemos demostrado nuestras capacidades, tomando en consideración sobre todo las necesidades de las personas. Mi sello es estar en la calle”, subrayó Norambuena.

Respecto del trabajo realizado en la Gobernación de Elqui, sostuvo que “fue de la mano de una de las importantes inquietudes de la ciudadanía, que es la seguridad. Nuestro trabajo coordinado con las policías fue la clave”, aseguró.

Un adiós planificado

Daniela Norambuena dejó la Gobernación Provincial de Elqui de manera voluntaria. “Yo presenté mi renuncia. Fue un tema conversado con mi familia y también con Renovación Nacional. La decisión pasó por intereses personales, por mi condición de madre y también por nuevos desafíos que me autoimpuse”, destacó la autoridad.

Cabe destacar que volverá a la Sociedad Agrícola del Norte (SAN), en calidad de gerenta. “Lo bueno es que también existe una tendencia de género, porque su presidenta, María Inés Figari, también es mujer”, argumentó.

Liderazgo 

Respecto a su relación con la intendenta regional, Lucía Pinto, Norambuena asegura que no existía ningún tipo de problemas entre ellas. “Nosotras nos hemos complementado. Todos somos un solo gobierno y todos somos pro-gobierno. Somos todos mandatados por el Presidente Sebastián Piñera y a la intendenta le aseguré que estoy a su disposición para lo que necesite. Siempre colaboraré con el gobierno, desde donde esté, para que Chile mejore. Y soy regionalista”, argumentó.

Consultada de la posibilidad de postular a un cargo de representación popular, Norambuena es cauta, pero no cierra la puerta. Se habla de la alcaldía de Coquimbo y de la opción de ir como candidata de RN a la futura gobernación regional. Ella respondió.

“Yo agradezco el cariño de la gente. Las personas se han manifestado en las más diversas formas. Muchos lloran esta decisión que he tomado, pero lo fundamental es que agradezco la confianza que personas comunes y corrientes han depositado en mi. La clave es que he cumplido con la responsabilidad que se me ha encargado. Dialogando y gestionando. Es una forma distinta de hacer política, porque me considero empática, luchadora y de terreno. Estoy a disposición, donde la gente quiera que yo esté. Por lo pronto, mi deseo es conformar una fundación, para trabajar con la ciudadanía”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X