Crédito fotografía: 
El Ovallino
Si bien le reconocen el derecho a tener una aspiración superior como optar a transformarse en candidato a gobernador regional, criticaron que petición se hiciera por la prensa y con la provocación que si no hay elección interna se margina de la UDI y adopta el camino propio.

Aunque públicamente el discurso fue bajarle el perfil a la controvertida petición del ex gobernador de Limarí y ex diputado, Darío Molina  de pedir primarias para dirimir  el candidato de la UDI para gobernador regional, donde la actual intenta, Lucía Pinto corría con ventaja, en privado no gustó el momento ni el tono que lo planteó.  En todo caso, el discurso que se intenta enviar hacia la opinión pública  es que este hecho  sólo tuvo repercusión mediática, pero poca o casi nula reacción al interior de la UDI.  

Sin embargo,  sí se reconoce que más allá de la tranquilidad con la que se quiere actuar,  los dichos de Molina confundirían a la militancia  luego que hacen aparecer  un partido dividido. Pero,  lo que más preocupa es que  con el planteamiento  de Molina se intenta reeditar  las dos facciones que se generaron tras las elecciones internas, donde el ‘oficialismo’ pensaba que  tenía asegurado la reelección de la directiva. 

Sin prensa

El Gobernador de Limarí, Iván Espinoza,  evitó emitir juicios por el cargo  que ostenta.  Sin embargo a título  personal,  admitió  que cada persona tiene una legítima aspiración, pero no comparte que un hecho de estas características se ventile por los medios. En todo caso , advirtió que, “a esta altura no me sorprende nada, aunque la sorpresa no tiene nada que ver con la forma como se hacen las cosas. Hay personas que poseen un estilo y que  escapa  a las formas más de partido. La sorpresa es más bien el carácter mediático cuando debiera haber una discusión más interna”, planteó a El Día. 

Espinoza desestimó referirse  a si  este anuncio ahonda aún más la división que existe al interior de la UDI regional. “Frente a las contingencias, porque para mí esta es una contingencia y no un problema de fondo o complejo, obedece a las aspiraciones que uno las puede considerar medidas o desmedidas, depende del punto de vista de las personas y de cada estilo”.  En este sentido reconoció que la forma como  se estaba concretando, “sobre todo si la conoce a nivel de la prensa creo que no es la más… (adecuada), salvo que se haya dado internamente”. 

Posición extrema 

En todo caso Espinoza  sí advirtió que el tono de amenaza  que utilizó Molina de  marginarse de la colectividad  si no hay primarias no fue el más adecuado. “Eso, la verdad no me tinca para nada.  Es una posición un poco extrema, porque anticipar que  si no pasa nada ‘yo renuncio’ es condicionar un proceso natural. Ahí hay algo que no está muy bien pensado. Creo que las cosas se deben dar de la forma más natural  y   a lo mejor es un poco prematuro colocar entre la espada y la pared, sino resulta esto haré otra cosa. Es anticiparse mucho a algo que puede ser totalmente controlable en forma interna. No veo una gravedad en esto, sin embargo, obedece  a estilos personales que existen”, remarcó.

Poca ganancia

El  ex presidente regional de la UDI,  Floridor Pinto  admitió   que  Molina está en su derecho  en hacer el planteamiento, pero sí  dijo tener dudas respecto al beneficio que  este tipo de declaración genera. “No sé qué se logra con esto, crear una discusión que no  es necesaria y no es buena, además que falta tiempo  y no aporta nada”. 

De la misma forma enfatizó que tenía entendido que la intendenta Lucía Pinto aún no adoptaba ninguna decisión respecto a una posible candidatura a gobernador regional, “aparte de los rumores que hay  y opinión de mucha gente. Aquí existe  una institucionalidad, una directiva regional, nacional  y son quienes deben decidir cuál es la fórmula.  Ahora, si creen en hacer primarias dentro de la UDI, después con RN  y posteriormente enfrentar la elección, creo que es una cosa excesiva  que no causa beneficios”.

Pinto insiste que no es bueno apresurarse cuando la  intendenta todavía no  decide el camino que  elegirá. “Oficialmente no se le ha pedido, porque tampoco se puede hacer, luego que no está claro  el mecanismo para esto. Yo no lo habría hecho (solicitud de  Darío Molina), exigir una cosa no suena bien”. 

Asimismo, plantea que  si la petición la formuló por el conductor regular, “para qué la hace pública, por qué no realiza acciones que unan y no otras que pueden causar desconcierto y preguntas como que la UDI está desunida, lo que  yo no veo así. Siempre hay discrepancias de los militantes, pero esa es la democracia”. 

Sí  el ex dirigente lamentó el planteamiento de Molina que renunciaría a la UDI  si no  se realizan primarias. “Fue poco elegante, esto de hacerse la del taimado  si no hay primarias. Creo que al final se adoptará  la mejor decisión y la persona que tenga las mejores posibilidades será el candidato”.

Pinto  insistió que para medir esta postura existen bastantes métodos, “cuanta gente vota en una primaria,  un 5 a 10 % de la masa electoral. En cambio en encuestas cuanto será el universo. Entonces,  no es yo exijo que lo mejor  es esto. Ahora, no cuestiono, porque está en todo su derecho  y es  una cosa totalmente legítima, pero insisto, no sé si es apresurado  cuando aún no hay determinaciones”, subrayó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X