• Iris Alfaro y Miguel Vega, mantienen vivo su amor, pese a lo complicada que es una enfermedad como el Alzheimer.
  • La pareja lleva 45 años de matrimonio.
Crédito fotografía: 
Cedidas
Tras 54 años juntos, un matrimonio continúa unido pese a la adversidad, enfrentar una enfermedad como el Alzheimer.

Iris Alfaro y Miguel Vega se conocieron por casualidad.  Tras pasar unos días en la casa de los padres de Iris, fue inevitable que aparecieran las sonrisas y miradas furtivas. Así empezó a nacer una amistad, que luego se convirtió en un pololeo de 9 años, para terminar en un matrimonio que ya lleva 45 años juntos.

Su historia de amor, compromiso y compañerismo bien lo relata Iris, quien siempre ha estado al lado de su marido, “en las buenas y en las malas, en el dolor y en la enfermedad…hasta que le muerte nos separe” señala con un dejo de tristeza cuando relata cómo ha sido este camino de acompañarlo también cuando el contrajo Alzheimer hace 5 años. “Nadie está preparado para enfrentar una enfermedad así, es muy duro” agrega cuando cuenta el camino que tuvo que recorrer desde que su marido tuvo los primeros indicios y luego perdió todo recuerdo y memoria.

Es allí cuando encontró acogida en el Hogar La Visitación de María, de la Fundación Las Rosas que está en La Serena. Desde ese tiempo, viaja dos veces a la semana para visitarlo desde Ovalle, cuidarlo y estar con él.  “Estoy muy agradecida porque este es mi segundo hogar ya, estoy todo el día aquí y si me tengo que quedar porque él está enfermo, me quedo también”, relata Iris quién señala además que nunca en todos los años de matrimonio estuvieron separados.

Su fórmula para mantenerse unidos tanto tiempo radica en tener mucha comprensión, cariño y perseverancia. “A veces uno falla, a veces es el otro, se cometen errores, pero no por eso hay que tirarlo todo por la borda, hay que seguir adelante”. Por eso, ella continúa visitándolo sagradamente y se queda todo el día con él. Su amor ha hecho que además decidiera integrarse como voluntaria a la Fundación y ayuda atendiendo la puerta, trasladando a otros residentes de un lado a otro o bien dándoles de comer, “eso sí, después que Miguelito (su marido), haya comido primero” agrega.

Para Angélica Zuñiga, cuidadora del Hogar, el ejemplo de este matrimonio es digno de imitar. “Los conozco desde que llegaron a la Fundación.  Y si bien el proceso para ella al principio fue doloroso, ahora se nota que viene contenta y feliz”, señala.

Una experiencia distinta

La enfermedad que enfrenta este matrimonio es una de las causas que padecen alrededor de 200 mil personas con algún tipo de demencia en Chile y el número subiría a medida que nuestra población envejezca, según los estudios del Minsal del 2015.

El Alzheimer es un tipo de pérdida de memoria que más afecta a los chilenos y se produce por una muerte acelerada de determinadas regiones del cerebro.  En Fundación las Rosas, el 75% de sus residentes padecen esta enfermedad en el país y en el hogar, de 98 pacientes, 67 de ellos tienen un daño cognitivo.

Según el jefe regional, Juan Ignacio García, la labor de esta institución es dar el apoyo sin costo para estas familias y darles contención y ayuda a los adultos mayores.  Para Angélica, cuidadora del hogar, “Doña Iris es la que más me ha impresionado, porque viene con mucha entereza. Ellos se aman, siempre se han querido y lo veo en cómo ella siempre está preocupada de llevarlo al doctor, de su aseo, de su ropa, su comida. Hasta se ha puesto más bonita, ya que se arregla especialmente para verlo”.

Iris confiesa un amor incondicional a Miguel.  Su primer y único amor, que conoció cuando tenía 15 años.  “Lo amo, y estaré con mi Miguelito hasta que la muerte nos separe, como debe ser” finaliza con una sonrisa en sus labios, dando el ejemplo que amar por tantos años a una persona puede ser posible.

Labor de Fundación Las Rosas

La labor de la Fundación las Rosas, se sostiene gracias a los aportes voluntarios y sus socios. Para ayudar puede unirse a la campaña “Seguro más bueno”, donde junto con adquirir su Seguro Obligatorio 2019, las personas podrán agregar un aporte solidario para un adulto mayor, equivalente a un día de pañales, un día de alimentación o una hora de kinesiología. Esto beneficiará directamente a las 98 personas mayores que actualmente viven en el Hogar La Visitación de María, que la institución mantiene en la Región de Coquimbo. Esto lo puede hacer efectivo a través del sitio web www.fundacionlasrosas.cl

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X