• La techumbre del establecimiento se está cambiando, por lo que algunas salas se encuentran sin protección.
  • Los niños ingresaron a clases el viernes 1 de marzo
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Una fiscalizadora de la Superintendencia de Educación visitó el recinto y levantará un informe para respaldar el sumario contra los sostenedores.

Apoderados de la escuela El Molle expresaron su preocupación por las condiciones en las que se encuentra este centro educativo que inició clases el viernes 1 de marzo y recibió alrededor de 110 alumnos, pese a que en áreas comunes como  baños, comedor, cocina y algunas salas de clase se están haciendo reparaciones importantes.

La denuncia fue dada a conocer por el concejal de Vicuña, Cristián Pinto, quien visitó el establecimiento el pasado viernes junto a la concejala Nelly Lazo y constataron la situación tras escuchar varios reclamos por parte de los padres, al considera que esta situación dificulta el normal desarrollo de las actividades escolares, además de representar un riesgo para la seguridad de los menores y funcionarios.

“(…) Hay solamente dos baños para recibir a cerca de 100 alumnos más los profesores y el personal administrativo. Nos comunicamos con el diputado Francisco Eguiguren, quien nos guió para buscar alguna solución formal y pudimos comunicarnos con el Superintendente de educación, Julián González, quien aprobó una fiscalización, porque comenzó el año escolar, pero el recinto no reúne las condiciones para que los niños estén allí”, precisó Pinto a El Día.

“La fiscalizadora encontró que hace falta mucho trabajo en el comedor, en los baños, también habían herramientas y material cerca de los niños, lo que podría producir algún accidente”, Julián González, superintendente de educación 

La autoridad local aclaró que estos arreglos no están relacionados con el terremoto del pasado 19  de enero, si no que ya estaban programados, pero el problema es que los trabajos comenzaron muy cerca de la fecha de inicio de clases. 

Las condiciones no son las mejores

Una apoderada quien prefirió no dar su nombre, precisó a El Día que en la última semana de febrero iniciaron las reparaciones en el establecimiento.

“Supuestamente el 1 de marzo los baños debían estar habilitados para los niños, pero el día jueves me acerqué a hablar con los maestros y ellos me dijeron que estos trabajos se extenderán por dos o tres semanas más”, resaltó.

Comentó que los baños de profesores son solamente dos y por ahora están habilitados para los niños de primero a octavo básico, porque los alumnos de prekínder y kínder tienen un área aparte con baño propio. El comedor permanece lleno con materiales y herramientas, por lo que deben comer en las salas de clases, algunas de las cuales están sin techo. Informó además que las instalaciones no se han fumigado.

“Era increíble pensar cómo los niños iban a comenzar clases sabiendo cómo estaba la escuela, sin embargo así iniciaron y ellos siguen asistiendo a clase (…) a los de la UTP no les interesa en qué condiciones los niños estén estudiando, lo que quieren es no atrasarse, que se vean las materias y después enviarlos para su casa”, señaló.

Los baños están inhabilitados por el momento y los alumnos deben usar los de profesores. Foto: Cedida

Evalúan posibilidad de iniciar sumario

Luego de la inspección realizada en terreno por una fiscalizadora de la Superintendencia de Educación en la escuela El Molle ayer lunes, desde dicho organismo evalúan la posibilidad de iniciar un proceso sancionatorio en contra de los sostenedores, que en este caso es el Departamento de Administración de Educación Municipal de Vicuña.

Julián González, Superintendente de educación, indicó que se está elaborando un informe a partir de lo que la funcionaria pudo observar en el establecimiento.

“A grandes rasgos ella encontró que hace falta mucho trabajo en el comedor, en los baños, también habían herramientas y material cerca de los niños, lo que podría producir algún accidente”, agregó.

Por ahora se espera la entrega del informe para tomar las decisiones correspondientes al tema.

“La Municipalidad de Vicuña a través de su Departamento de Educación, debió haber previsto esto antes de iniciar clases. Haber realizado los trabajos con antelación y recibir a los niños en buena forma, con las aulas adecuadas, su comedor y sus baños, eso es lo ideal. Ante la denuncia, nosotros tenemos que actuar”, puntualizó.

Aunque El Día intentó contactarse con autoridades de la Municipalidad para consultar sobre el tema, hasta el cierre de esta edición no se recibió respuesta. 6101i

Municipio se refiere a la situación

Según explicó el jefe del departamento de educación de Vicuña, Gabriel Pastén, hubo un pequeño atraso con la construcción de los servicios higiénicos, pero que en ningún momento hubo riesgo para los niños y niñas.

"En la actualidad se cuenta con unos renovados baños, incluido uno de uso universal, financiado por el Fondo de Apoyo a la Educación Pública, FAEP del Ministerio de Educación", señaló.

Los niños deben comer en las salas de clases porque el comedor aún no se encuentra listo para ser utilizado

“Situaciones que se repiten en otros recintos”

El diputado por Renovación Nacional Francisco Eguiguren, quien sirvió de enlace entre los concejales y la Superintendencia de Educación para adelantar la fiscalización en la escuela de El Molle, reveló que hay varios establecimientos que iniciaron el año escolar pero no cumplen con las mínimas condiciones para recibir a los alumnos.

“Algunos no tienen los comedores habilitados para darles a todos su desayuno o almuerzo, eso está ocurriendo en distintos lugares y por eso voy a pedirle al Seremi de Educación que me acompañe a recorrer los liceos y escuelas para tener la certeza de que están impartiendo una educación en las condiciones que realmente los niños se merecen”, acotó.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X