• La biblioteca regional más grande del país fue inaugurada en La Serena a principios de marzo de este año, con una inversión cercana a los 10 mil millones de pesos. Está ubicada en Juan José Latorre 782, junto a la Casa Las Palmeras.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Un grupo de postulantes acusa que no se contrató a la gente más capacitada que ganó los concursos, sino que primaron cercanías políticas y centralismo, por lo que incluso hay quienes piden que se repita el proceso. Por su parte, la directora del recinto, Ximena Sobarzo, quien también fue designada pese a no obtener el máximo puntaje en la evaluación, asegura que todo se llevó a cabo dentro del marco legal y que existen más criterios para los nombramientos.

Lo que para la mayor parte de la Región fue un sueño cumplido, para un grupo de postulantes que quería trabajar para la Dibam en la zona, se transformó en una decepción.  

Cuando el pasado 5 de marzo, la Presidenta Michelle Bachelet inauguró la anhelada Biblioteca Regional, reinaba la satisfacción a nivel transversal. 

Es que se trataba del recinto de este tipo más grande del país. Con una inversión cercana a los 10 mil millones de pesos, eran 5.592 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas que venían a saldar la cuenta pendiente con la actividad cultural que se arrastraba por años. 

Y ha resultado todo un éxito. Hasta ahora, el moderno edificio ubicado en Juan José Latorre, junto a la Casa Las Palmeras (Avenida Francisco de Aguirre) donde viviera la poetisa chilena Gabriela Mistral ha sido escenario de múltiples actividades del mundo del arte y un lugar de reunión gratuito para los amantes de la lectura. 

Pero lo que pocos saben es que no todo es color de rosa. Los problemas internos habían comenzado mucho antes de la inauguración, cuando se iniciaba el proceso de selección del personal, el que según acusan postulantes e incluso gente que alcanzó  a estar dentro de la institución fue irregular y estuvo al borde de la ilegalidad. 

LOS CASOS MÁS GRAVES

Fue a través de un comunicado que los afectados decidieron hacer pública su molestia y denunciar la situación. Según consigna el documento entregado a los medios, desde el mes de agosto de 2017 cientos de postulantes de todo el país comenzaron a enviar sus antecedentes laborales en busca de una oportunidad para trabajar  y según las bases, quienes obtuvieran mayor puntaje ponderado en las evaluaciones técnicas, curriculares y la entrevista personal, se quedarían con los cargos. Sin embargo, de acuerdo a los denunciantes, esto no fue así.

“Se incurrió en irregularidades y faltas graves a las bases del concurso, que transgreden el estatuto administrativo, al cual se ciñe el quehacer público“, afirman.

Los casos más graves serían los que dicen relación con las plazas de Comunicaciones, Fomento Lector; Mediación cultural; y Gestión Cultural, según explica una de las denunciantes, Constanza Romero, quien está liderando la Agrupación Ciudadana que ha querido poner al descubierto estas “faltas a la probidad”. 

LOS AFECTADOS ROMPEN EL SILENCIO

Olga Sáez Lepe es una de las profesionales que está acusando irregularidades. Postuló al cargo de Fomento Lector, misma labor que ya realizaba en la Coordinación Regional de Bibliotecas Públicas, lo cual le aseguraba una buena evaluación, al menos en lo que tenía que ver con la experiencia. Sin embargo, se llevó una gran sorpresa cuando conoció los resultados y constató que había obtenido un puntaje de 0 puntos, quedando en el puesto 16 en la primera etapa del concurso. 

En conversación con El Día, la profesional manifiesta que de inmediato solicitó el análisis de su evaluación, ya que no le cuadraba el haber sido tan mal calificada. Y su reclamo le dio la razón, ya que tras ello se le reasignó el puntaje y quedó en el primer lugar. “Pero hubo una irregularidad y eso me lo confirmó el director del Servicio Nacional del Patrimonio, que tampoco se pudo explicar lo que pasó en ese momento”, puntualiza Sáez. 

Pero si bien en la primera etapa logró ser reevaluada, no ocurrió lo mismo en el resto del proceso, lo que repercutió en que finalmente no se quedara con el cargo. Tanto en el examen técnico como en la entrevista personal obtuvo puntajes “irrisorios” y también pidió su revisión. Sin embargo, esta vez, según dijo, no recibió respuesta. “Me respondieron con evasivas y nadie me dio una explicación”, manifestó. Y su sorpresa fue mayor, dice Gaete, cuando vio que finalmente se designó “a dedo” a una persona que no tenía ninguna experiencia en el cargo.

“Ahí tú te das cuenta que todo estaba manejado desde antes, que todo lo del concurso era algo preparado para darle un tinte de legalidad a algo que éticamente y moralmente es muy deshonesto, porque se jugó con la ilusión de personas que querían conseguir trabajo”, asevera Olga Sáez. 

El caso de Constanza Romero, profesora de Historia y Gestora cultural es similar. Postuló al cargo de Mediación Lectora y Patrimonio y al recibir su puntaje “era bajísimo”, por lo que no estuvo conforme y solicitó el detalle de su evaluación a la Dibam (Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos), según precisa, en tres oportunidades, pero no recibió ninguna respuesta, lo que le pareció muy extraño e irregular, más aún cuando se dio cuenta que no era la única postulante a la que le había ocurrido lo mismo.

“El medio cultural es muy chico, y conversando nos enteramos del caso de Olga y otros más. Gente que tenía una trayectoria notable y que no quedó. Desconozco las razones, pero se dicen muchas cosas. Desde motivaciones personales hasta políticas”, puntualiza. 

CONTRALORÍA INVESTIGA

Una de las situaciones más complejas fue la que afectó a la periodista Jessica Godoy, quien postuló al concurso, lo ganó y asumió el cargo, siendo despedida “de manera injustificada”, lo cual denunció y llevó a que su caso esté siendo investigado hasta ahora en Contraloría. 

Asumió como coordinadora de Comunicaciones de la Biblioteca Regional Gabriela Mistral, en noviembre del 2017, iniciando un periodo de prueba que duraría tres meses, según estaba estipulado en las bases del concurso. Pero los problemas comenzaron al cabo de las primeras dos semanas, cuando, relata Godoy, la directora Ximena Sobarzo cambió las atribuciones y  responsabilidades que tenía asignadas en su cargo.

“Me sorprendió mucho cuando Ximena se me acercó y me puso nuevas condiciones. Primero me dijo que mi área de comunicaciones ya no era una jefatura, sino que quedaba supeditada al área de Fomento Lector, transgrediendo todos los organigramas existentes en la Dibam”, asevera la periodista, quien le hizo saber su molestia a la directora, pero “hizo oídos sordos” e impuso su decisión. 

Aún así, Jessica Godoy continuó trabajando. No era fácil renunciar ya que había dejado otro puesto laboral en Copiapó para asumir el nuevo trabajo y, en primera instancia, cuando Sobarzo le informó de los cambios, le habría manifestado que serían temporales y que todo volvería a la normalidad luego de la inauguración. 

Pero eso no ocurrió. De hecho, fue despedida. Luego de un mes y medio, el 18 de enero del 2017 recibió la notificación por parte de la directora de la biblioteca manifestándole que no cumplía con el perfil esperado por lo que sería desvinculada. “Fue totalmente irregular, porque en ningún momento me dieron una causa justificable, ni respaldada en una pauta de evaluación de mi desempeño”, indica Godoy. 

Además, la periodista enfatiza en que ni siquiera se cumplió el periodo de prueba, que era de tres meses, algo que estaría totalmente fuera de la norma. Es por esto que los antecedentes fueron puestos a disposición de la Contraloría, que ya solicitó el pronunciamiento formal por parte del Servicio Nacional del Patrimonio, y la profesional se encuentra a la espera de lo que se resuelva. 

ACTUAL DIRECTORA NO GANÓ EL CONCURSO

Las denuncias por las irregularidades apuntan al nivel central, en donde “todo se define”, aseguran quienes están acusando vicios en el proceso. Y el nombre que sale a la palestra es el del exdirector del Servicio Nacional del Patrimonio, Ángel Cabeza, militante PPD, quien, según consigna elmostrador.cl el 28 de marzo del 2018, estaba siendo seriamente cuestionado por las designaciones que estaba haciendo respecto de funcionarios en las distintas regiones del país, lo que se sumaba a su militancia política opositora al gobierno. 

En este contexto fue que la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio,  Alejandra Pérez, le solicitó la renuncia al cargo el cual hoy ocupa en el interinato Javier Díaz. 

Pero antes de salir, según indican los denunciantes de las irregularidades de la Biblioteca Regional, Cabeza habría propiciado un desorden administrativo que tuvo como ejemplo la designación de cargos en el establecimiento ubicado en Casa Las Palmeras. 

Según detalla Lorena Arenas, actual coordinadora de bibliotecas públicas, la génesis de las “anormalidades” que se produjeron estuvo en el nombramiento en la dirección del recinto a Ximena Sobarzo, quien no fue la ganadora del concurso. 

Arenas, quien también estaba postulando al cargo de directora, y quien fue la que obtuvo el mayor puntaje ponderado en las evaluaciones, asevera que es muy poco habitual que no se designe en el puesto a quien gane legítimamente el proceso. “Ella quedó en una terna (Sobarzo) y está dentro de las prerrogativas que tiene el director nacional (Cabeza) elegir a una de las personas que está dentro de la terna, pero es muy raro que no se elija al que se adjudicó el concurso por su puntaje y sus méritos”, sostiene Arenas. 

Realizó las consultas respectivas. En un encuentro personal que tuvo con el exdirector del Servicio Nacional del Patrimonio, Ángel Cabeza, le manifestó sus dudas debido a que había estado vinculada al proyecto durante seis años y en el 2017 estuvo a la cabeza de la iniciativa, dedicándose exclusivamente a la coordinación de la naciente Biblioteca Regional, lo que no fue tomado en cuenta a la hora de elegir. “Cuando le consulté él simplemente evadió el tema”, asevera.

 

MOTIVACIONES POLÍTICAS Y “AMIGUISMO”. 

La impresión es generalizada, según aseguran los denunciantes,  a Sobarzo se le habría puesto en el cargo por su cercanía con Ángel Cabeza y el partido al que éste pertenece. Para Olga Sáez, no cabe duda de que hubo “algo extraño” en su designación, sobre todo porque se sacó a la persona que más conocía el cargo, Lorena Arenas, por una parte.

Y por otro lado, se hizo caso omiso a los antecedentes negativos que arrastraba Ximena Sobarzo, quien fue denunciada por malos tratos y hostigamientos en contra de funcionarios en el 2009, cuando era directora del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Santiago. “Si partimos de esa base ya todo lo que viene se empieza a viciar”, expresa Olga Sáez. 

¿REPETIR EL PROCESO?

En cuanto a lo que se espera con esta denuncia, las posiciones no son del todo coincidentes. Mientras Olga Sáez y Jessica Godoy insisten en que lo más importante es que el tema se haga visible para que no vuelva a suceder, Constanza Romero es categórica al señalar que lo más conveniente sería hacer un nuevo proceso de selección.

“Tiene que haber justicia en la designación de los cargos, y el actual director del Servicio Nacional del Patrimonio está en conocimiento de lo que pasa para tomar cartas en el asunto”, manifiesta Romero. 

XIMENA SOBARZO: “TODO SE LLEVÓ A CABO DENTRO DE LO LEGAL”

Es sindicada como una de las responsables del supuesto proceso irregular, del cual, aseguran los denunciantes, ella también se benefició. Ximena Sobarzo, la actual directora de la Biblioteca Regional, hace sus descargos y niega absolutamente cualquier tipo de acción que no se ajuste al marco legal, o algún tipo de “maquinación” para dejar a personas premeditadamente en los cargos. 

En ese sentido, se refiere a su propia designación, donde fue nombrada pese a no haber ganado el concurso, e insistió en que todo se desarrolló de acuerdo a los estatutos, que señalan que la elección del personal es una facultad que se le otorga al director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, en este caso a Ángel Cabeza, quien finalmente optó por ella en desmedro de Lorena Arenas.

“La elección no sólo se hace basada en el concurso sino también en las recomendaciones y en el propio criterio del director del servicio. Incluso, Jessica, la periodista que hoy está denunciando, tampoco obtuvo el mayor puntaje quedó tercera en el concurso, pero fue la designada”, explicó Sobarzo.

Respecto a sus posibles vinculaciones con el PPD, partido al cual pertenece el antiguo director y quien la nombró, fue categórica en señalar que nunca ha pertenecido a un partido, por lo que su nombramiento no obedecería a “un favor político”, como se ha deslizado. 

DIRECTORA LLAMA A SEGUIR CONDUCTOS REGULARES

Sobarzo lamentó que existiera esta disconformidad con el proceso llevado a cabo por el Servicio Nacional del Patrimonio respecto a las designaciones de los cargos, pero enfatizó en que cualquier tipo de dudas se resuelve por los canales formales, tal como ha sucedido hasta ahora.

“Las denuncias formales que se han recibido son dos, una de la señora Olga Gaete y se le dio respuesta oportuna a través del Servicio del Patrimonio, y el otro que dice relación con Jessica Godoy, que se encuentra en Contraloría, por lo que no me puedo pronunciar”, sostuvo la actual directora. 

Finalmente, dijo entender a nivel personal a quienes están haciendo pública su molestia, porque no fueron los elegidos, pero llamó a no hacer acusaciones infundadas. “Uno puede entender la molestia, pero hay canales dispuestos para hacer esto sin descalificaciones”, puntualizó. 

ANTIGUAS DENUNCIAS POR MALTRATO

En relación a las denuncias que tenía en su contra, cuando trabajó en las Bibliotecas de la Universidad de Santiago, por maltrato y hostigamiento en contra de funcionarios, lo que, a juicio de la agrupación de denunciantes, habría sido motivo suficiente para no otorgarle tan importante cargo en la región, Ximena Sobarzo asevera que la situación no la limita de ninguna manera ya que todo se zanjó en su momento.

“Cuando ocurrieron estos episodios, la Universidad envió las respuestas a la Contraloría General de la República y a la Subsecretaría de Educación, y yo nunca recibí ninguna sanción por ese tema. De hecho, hay una condena a otra persona por injurias graves con publicidad hacia mi persona. Eso me interesa que quede muy claro”, especificó Sobarzo, quien insistió en que si las dudas persisten, que se hagan los reclamos, y que ella está dispuesta a colaborar, para que no quede ninguna duda de que todo se realizó de manera transparente. 

La inauguración del cinco de marzo  contó con la presencia de la presidenta de la República, y si bien ha sido un éxito, no todo ha sido color de rosa a nivel interno. 

SEREMIA DE CULTURA

La seremi de Cultura Isabel Correa está en conocimiento de las denuncias por presuntas irregularidades en el proceso de selección de personal en la Biblioteca Regional.

Asegura que recibieron una carta por parte de una agrupación ciudadana la cual pusieron a disposición del director del Servicio Nacional del Patrimonio, quien estudia el tema  y debe dar respuesta a los reclamos. “Nosotros no podemos tomar una posición al respecto. Sólo recogemos esta denuncia y seguimos los conductos regulares derivando esta carta que recibimos al nivel central”, manifestó Correa. 

Respecto a si el proceso pudiese repetirse si se comprueba que hubo acciones irregulares, la seremi también es cauta y prefiere no opinar. “Esto se tiene que investigar y las autoridades competentes tendrán que pronunciarse, pero nosotros no somos los llamados a manifestarnos en este sentido”, indicó. 

 

> LO QUE HAY QUE SABER

- ¿QUÉ SUCEDIÓ?

Profesionales de diferentes lugares del país postulan para trabajar en la Biblioteca Regional de La Serena que abrió sus puertas el 5 de marzo de este año, pero no todos quedan conformes con los resultados y acusan que la selección del personal no fue transparente. 

- ¿POR QUÉ SUCEDIÓ? 

Ximena Sobarzo, quien finalmente fue nombrada directora, no fue quien ganó el concurso, lo que abre suspicacias en torno a otros cargos donde los postulantes acusan que no fueron correctamente evaluados. 

- ¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE? 

Quienes no están conformes se agrupan y reclaman al nivel central. Algunos incluso pretenden que el proceso de selección se realice nuevamente.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X