Crédito fotografía: 
Cedida
Una de las premisas es que no se debe esperar a la entrada en operación de los hospitales de La Serena, Coquimbo y Ovalle para tener mejoras en la atención y contar con más y mejor equipamiento y personal.

Si bien no tuvieron tiempo para recorrer los hospitales de la región y constatar en terreno la compleja situación de dichos recintos, los integrantes de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados junto con los parlamentarios de la región pudieron obtener valiosa información en su visita a La Serena.

La sesión fue solicitada por el diputado Sergio Gahona (UDI), miembro de la Comisión y en ella, los directores de los hospitales, parlamentarios de la región, representantes de gremios de la salud, alcaldes y el Consejo Regional debatieron respecto de las principales necesidades de nuestra zona en materia sanitaria. 

Luego de su visita a la región de Coquimbo el pasado 26 de mayo, en la que recorrió los hospitales de La Serena y Coquimbo, el ministro de Salud Emilio Santelices comprometió la construcción de nuevos recintos para cada ciudad, por lo que en la sesión de este lunes se buscó conocer las necesidades de cada hospital y las brechas en atención primaria, para solicitar una priorización de la región en el presupuesto del Minsal para 2019.

La escasez de personal de salud, sobre todo, de especialistas, además de la infraestructura que se ha vuelto insuficiente para atender las demandas de una población que crece y envejece, son las dos temáticas en las que coincidieron en sus exposiciones los directores de los hospitales de La Serena, Edgardo González, y Ovalle, Froilán Estay, además del coordinador de Estudios de Pre Inversión Hospitalaria del Hospital San Pablo de Coquimbo, Marcos Chavarría.  

SITUACIÓN ACTUAL DE LOS HOSPITALES

Nuestra región presenta un déficit de 600 camas hospitalarias y se encuentra bajo el promedio nacional de 2,1 camas por cada 1.000 habitantes, con un índice de 1,1. 

En el Hospital San Juan de Dios de La Serena, si bien se trabaja con 222 especialistas, existe una baja tasa de dotación respecto de la población total que atiende el hospital, pues 1.163 funcionarios prestan servicios a una población objetivo de 493.000 personas, tasa mucho menor que las de recintos de salud similares, como los de Chillán o Arica. 

Por ello, se constataron las necesidades de normalizar la dotación del personal y aumentar el número de pabellones, ya que si bien se ha logrado satisfacer la creciente demanda, ha sido a cambio de aumentar los turnos,  prolongar las jornadas de los médicos y el personal, incluso en fines de semana.

En el Hospital San Pablo de Coquimbo, en tanto, se arriendan diez casas para suplir la necesidad de espacios en áreas sensibles como Policlínicos de Pediatría, Cirugía Infantil y Neurología Infantil, Abastecimiento y Hospital de Día, mientras que se prestan servicios de Psiquiatría de Adultos y Enfermería y se realiza el trabajo administrativo de personal y sueldos en containers. Asimismo, en Coquimbo, entre enero y abril de este año, han subido en 8,4% las cirugías y en 13,3% las consultas ambulatorias respecto al mismo período del año pasado. 

Respecto del nuevo Hospital de Ovalle, que registra un 77% de avance de obras, este año se desarrollan las fases de Implementación y ejecución del Plan de Trabajo, así como asignar los procesos al equipo local. 

Además, este año está contemplada la fase de Habilitación, que incluye conseguir los permisos municipales, la instalación de equipamiento y equipos (los actuales cumplieron su vida útil), autorización sanitaria y el traslado a las nuevas dependencias, mientras que en 2019 comenzaría la Operación Inicial, con la atención de los primeros pacientes. 

Si bien ello es un avance evidente, el director del recinto, doctor Froilán Estay, expresó su preocupación, pues “para tener un buen inicio de operaciones en el futuro recinto necesitamos contratar antes de la apertura a más recurso humano y habilitar previamente el hospital con equipamiento e implementos clínicos y todas estas gestiones se deben hacer con anticipación”.

UN SISTEMA SOBRECARGADO

Los datos anteriores sólo confirman una realidad que se trató y discutió este lunes: el sistema hospitalario de la Región de Coquimbo está sobrecargado y funciona al límite e incluso maximizando sus capacidades, lo que también deriva en perjuicios para los propios médicos. 

En la sesión se mencionó que en el Hospital San Juan de Dios de La Serena existe un promedio de ausentismo laboral de 25,3 días, sobre todo a causa de patologías psiquiátricas y músculo-esqueléticas.

El presidente del Colegio Médico de la Región de Coquimbo, doctor Rubén Quezada, expresó que se debe tratar con prioridad la sobrecarga de los equipos asistenciales, que trabajan en horarios extendidos y en lugares como pasillos, containers o incluso, espacios antes destinados a salas de reunión.

“El aumento del ausentismo laboral es un síntoma de una crisis más profunda. Unidades como Farmacia, diseñadas para atender 400 pacientes, atienden 800, los Servicios de Urgencias que debiesen atender 60 pacientes en una jornada, están atendiendo 120. Por lo tanto, el volumen de trabajo y la cada vez mayor complejidad de los pacientes, se traducen en un estrés y enfermedad psicológica o física”, manifiesta Quezada.

CANALIZACIÓN DE NECESIDADES

El diputado Sergio Gahona (UDI), quien integra la Comisión de Salud, detalló en el programa “Tribuna Social” de Radio Mistral (95,1 FM y en www.radiomistral.cl) que se espera que durante este gobierno se licite y se inicie la construcción de ambos hospitales, obras que podrían demorar entre 7 a 8 años, por lo que señaló que las soluciones en materia de nueva infraestructura serán tangibles a mediano y largo plazo. 

BÚSQUEDA DE AVANCES CONCRETOS

Por su parte, el presidente de la Comisión de Salud, el diputado y médico Juan Luis Castro (PS), explica a Diario El Día que con los datos recogidos en la visita, se elaborará un informe que será dirigido al ministro de Salud, a la intendenta regional, al director del Servicio de Salud Coquimbo y a los parlamentarios.

“Vamos a proponer las medidas concretas, que permitan paliar la grave situación de déficit de especialistas, recurso humano, camas e infraestructura, especialmente en el caso de La Serena desde aquí hasta la fecha en que tengamos los nuevos hospitales, que puede ser hasta diez años”.  A pesar de ello, el diputado aseguró que la Región de Coquimbo tiene buenos niveles de productividad y resolutividad y niveles aceptables de endeudamiento, pero acotó que “eso no significa que pueda caer en una situación más dramática si es que no se adoptan estas medidas de aquí a que tengamos los hospitales ya habilitados”.

“Trabajaremos con el Ministerio de Salud directamente, porque no pueden llegar de forma espontánea los especialistas si no hay un impulso del nivel central”, explica el diputado, quien añade que “no podemos esperar que las escuelas de Medicina formen a los especialistas.  Tenemos que hacerlo antes”, planteó Castro. 

COMPROMISOS EN INFRAESTRUCTURA

Asimismo, se debe llegar a definiciones respecto de los terrenos en los que se ubicarán los nuevos hospitales, sus costos y correspondientes procesos de licitaciones y compras. 

La presidenta del Consejo Regional, Adriana Peñafiel, recuerda que el pasado 1 de marzo, el cuerpo colegiado llegó a un acuerdo para aprobar recursos para la adquisición de un terreno para el hospital de Coquimbo, por un monto máximo de $5.800 millones, compromiso que se busca replicar en el caso de La Serena.

Cabe destacar que, de manera complementaria a la reciente visita del ministro Santelices, el jueves 28 de junio llegará a nuestra región la subsecretaria de Redes Asistenciales, Gloria Burgos, quien levantará información en terreno respecto de la situación hospitalaria de la zona.6501i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X