Crédito fotografía: 
Cedida
Aydee y Custodia tienen algo en común, perdieron su casa y sus bienes en un incendio. Diario El Ovallino conversó con ellas para conocer como salen adelante después de perderlo todo, la importancia del apoyo de la familia y los amigos para superar la adversidad.

El Ovallino

Fue en cosa de minutos, las llamas lo devoraron todo: sueños, recuerdos, herramientas de trabajo, toda una vida de esfuerzo convertida en cenizas. Una chispa, gran cantidad de elementos inflamables, todo conjugó para que iniciara un incendio y tuviera la fuerza para arrasar con lo que pilló a su paso, puede haber sido mala suerte, el destino, un accidente o algo evitable, el asunto es que ocurrió. Bomberos hizo todo lo posible por salvar lo insalvable, las llamas cobraron tal fuerza que no había nada que hacer, el material era el indicado y el siniestro no se detuvo hasta devorarlo todo.

Situaciones similares en diferentes puntos de la provincia que afectaron directamente a dos mujeres, una de ellas en la precordillera, en Combarbalá y la otra en el centro de Monte Patria, después de perderlo todo ha sido fundamental el apoyo de vecinos, familiares y amigos para salir adelante.

VIO SU CASA ARDER DESDE LA DISTANCIA

Era 6 julio de 2018, Aydee Cortés estaba en su casa en el sector de los Cristales en Combarbalá, en la precordillera limarina, ella vivía sola junto a su perrita de dos meses, su vecina la había invitado a tomar once y se estaba preparando para salir.

Pasadas las 16:30  horas la vecina de Aydee la llamó para para que acelerara el paso ya que la estaba esperando. “Yo había salido 10 minutos antes, ya que mi vecina me estaba llamando y fui y no me demoré ni 10 minutos y ya estaba la casa toda quemada, no sé en qué momento, no me explico tampoco que pasó” recuerda Aydee, quien notó que su casa estaba envuelta en llamas a los pocos minutos de haber salido de la vivienda.

Ella lo perdió todo y su mascota, que estaba al interior de la casa, fue la única víctima fatal del incendio. “Tenía una perrita como de 2 meses que me habían regalado hacía poco, a ella la había dejado adentro, como era media juguetona, para que no se me saliera a la calle. Ella murió asfixiada y todo lo que estaba en la casa se quemó, no se pudo hacer nada”, lamentó la vecina de Combarbalá, quien además de trabajar como asistente de aula en una escuela rural cercana, se dedica a la costura y a la organización de eventos, para ayudar a su hijo, que estudia su último año de carrera en Santiago.

Según comentó Aydee, la posible causa del siniestro fue una falla eléctrica, minutos bastaron para que todo lo que tenía allí, incluidas sus herramientas de trabajo, ardiera. El apoyo de los vecinos y de Bomberos fue fundamental para apagar el incendio. “Ha sido bien duro, porque perdí todo, quedé con lo puesto,lo que dijeron los bomberos es que había sido un corte eléctrico porque empezó de arriba del techo”.

Si bien Bomberos tardó en llegar por lo alejado del sector Aydee comenta que la solidaridad de todos evito una tragedia mayor. “Cuando los bomberos llegaron teníamos apagado el incendio, los vecinos entre todos tiramos agua de los estanques, ellos quedaron sin agua por estar ayudando ahí a apagar el incendio, para que no se propagara. Después llegaron los bomberos, quienes extinguieron un poco más las brazas. Ellos se demoraron más por la subida, nosotros vivimos en la precordillera así que estamos entre los cerros, el camino es medio pesado porque es de subida, ellos venían con el aljibe lleno y no tenían facilidad para subir”. explicó Aydee.

AYUDA DE FAMILIA Y AMIGOS

Sobre la reconstrucción de su vivienda y lo que ha sido este último mes Aydee reconoce la ayuda de su familia, amigos, vecinos, municipalidad y privados. Gracias a ellos ya está a punto de ir vivir a su nueva vivienda, que su hijo le ayudó a construír.

“Me han ayudado bastante, mi familia, mi hijo que se ha sacado la mugre en ese sentido, parando la casa y todo, los vecinos me han ayudado un poco, así que de todos lados he recibido ayuda, donde yo trabajo también me han ayudado bastante y ahora tenemos todo listo para poder cambiarnos” sostuvo, explicando que ha recibido donaciones  de  material de construcción tanto de la municipalidad como de privados.

Sobre sus herramientas de trabajo, las que perdió en el incendio, pues en su casa mantenía un taller de costura, ademas de hornos e insumos para la realización de eventos como manteles y loza, Aydee indicó que postulará a proyectos para recuperar parte de lo perdido. “La gobernación dijo que ellos me iban a meter a un proyecto para recuperar aunque sea una máquina, me regalaron otro horno más chiquito que me va servir y voy a tener de a poco que ir comprando loza para después, la asistente social de Combarbalá me dijo que me podía meter a un proyecto para recuperar por lo menos algo de las máquinas porque tenía 4 máquinas, entonces como quedé sin nada, de a poco hay que volver a empezar”, indicó.

Desde la municipalidad de Combarbalá, Pamela Pineda, jefa del departamento social, indicó que desde el primer día se han contactado con la familia para ofrecerles ayuda. “Desde el mismo día del incendio, una vez que recibimos la alerta de que había ocurrido el siniestro, nos acercamos a la familia para hacer la primera contención y nos dimos cuenta que tenían redes de apoyo que les ayudaron a hacer el primer trabajo que fue, en el fondo, apagar el incendio”.

La jefa del departamento social sostuvo que hasta el momento la municipalidad ha apoyado a la familia con 30 planchas de zinc y bolsas de cemento para la construcción de la casa. “Considerando que la perdida de la vivienda fue total se les ha ido haciendo seguimiento para ver las necesidades que puedan tener y las carencias que se presenten a lo largo de los días y como era una familia del sector rural ellos suministraban su agua por la entrega de los camiones aljibe donde también perdieron la copa donde almacenaban su agua y esto se esta trabajando a través de la oficina de emergencia de la municipalidad”, indicó.

SU MASCOTA LE SALVÓ LA VIDA

Era 24 de julio de 2018, Custodia Cofré estaba en uno de los dormitorios posteriores de su vivienda, su hija se había ido a trabajar hacía poco rato y estaba junto a su nieto de 11 años, eran pasadas las 19 horas y hacía frío en la casa, ubicada en la parte alta de Monte Patria, en la población Vista Hermosa.

Su perrita Suri, una poodle blanca empezó a rasguñar la puerta, si bien Custodia no le hizo caso al principio, por el frío, al cabo de un rato abrió la puerta del dormitorio.

“La perra me rasguñaba y yo no le hacía caso, fue tanto lo que rasguñaba la puerta que le abrí y  cuando abro veo la humareda, las llamas, no sé de donde venían” recuerda Custodia, que en ese momento solo atinó a sacar a su nieto a la calle. “Le grito a mi nieto, lo saco y le digo, hijo nos estamos quemando, a mi nieto lo fui a dejar afuera, se lo encargué a un caballero, y me devolví para sacar los balones de gas. Fui a buscar las llaves para abrir el portón para que entraran los bomberos, en ese momento ya habían grandes llamas, ahí arranque y como vi que no había nada que hacer asumí que se quemara todo”.

Custodia recuerda que ese mismo día habían ido a trabajar maestros a su domicilio, estaban arreglando su casa pues se había ganado un subsidio de reconstrucción  de más de 6 millones de pesos, por el terremoto.

El día anterior habían hecho la conexión eléctrica y ya faltaba poco para la entrega final, estaban las cerámicas puestas y le habían arreglado el cielo.

“Esa misma semana a mí me la entregaban. Mi dormitorio, cocina, comedor estaba todo amontonado atrás mientras hacían los arreglos, obvio que tenía que agarrar un llamarazo como nada mi casa, no sé como comenzó el incendio. Menos mal que abrí la puerta o si no no lo cuento ni yo ni mi nieto, fue gracias a la perrita que pudimos arrancar”. indica aún afectada Custodia, quien vio como en cosa de minutos se convirtió todo en cenizas.

A LA ESPERA DEL PERITAJE

Tras el incendio, Custodia y sus hijos se fueron a vivir a diferentes domicilios, uno de sus hijos lo recibió en su casa, pero para ella no es lo mismo. Su casa, la que le dejó su marido y donde crío a sus hijos está a la espera de un decreto de demolición. También falta el peritaje, que dentro de este mes se tendrá que llevar a cabo para determinar las causas del incendio.

Luego de eso comienza la reconstrucción, su hija Verónica la apoya continuamente y señala que si bien han recibido apoyo municipal, como la entrega de una mediagua, solo están a la espera del peritaje para instalarla en su terreno y volver a vivir allí.

“Tenemos que esperar a que se haga el peritaje y se supone que tienen un mes para hacerlo tenemos que esperar el decreto de demolición, porque es demolición total” explica verónica, quien señaló que su idea es instalar una pequeña casa.

“A ver si instalamos adentro esas dos habitaciones y compramos una casa prefabricada chiquita, con eso tenemos, porque viene un tiempo que es agradable que las temperaturas son buenas”, indicó Custodia, señalando que ha tenido una buena red de apoyo, su familia y sus amigos del club de rayuela, a donde pertenece, le han ayudado en este momento tan difícil.

“Si me vengo a mi casa va a ser una gran tranquilidad para mí, estoy en la casa de mi hijo con todo el cariño que puede tener, pero no es mi casa y ese es el dolor que tengo. Lo perdí todo, una vida llena de esfuerzo, crié a mis hijos acá. A uno cuando le pasan estas cosas quiere que todo se solucione rápido y sé que va a ser lento, pero sé también que me voy a parar”. expresó Custodia.

Desde la municipalidad señalaron que existe un comité de emergencia que trabaja de forma constante en le comuna de los valles generosos y que acude en la ayuda de quienes lo necesitan, “Hemos ido generando una coordinación muy estrecha con Bomberos, Carabineros y salud de tal forma de poder atender de mejor forma y de forma oportuna a la comunidad que se ve afectada por estos hechos, hemos aprobado, con el apoyo del concejo municipal, lo que son los protocolos de emergencia para la comuna de Monte Patria donde quedan establecidas todas las responsabilidades de los funcionarios públicos y quienes hacen un levantamiento diagnóstico. En el caso de la perdida de una casa lo que hacemos es que entregamos una vivienda de emergencia en el caso que corresponda”, manifestó el alcalde Camilo Ossandón.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X