• La fotografía es referencial. Allí, en el Juzgado de Garantía de La Serena se llevó a cabo el proceso que da comienzo a la batalla judicial para determinar la verdad en este caso.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La mañana de este viernes en el Juzgado de Garantía de La Serena, se iba a llevar a cabo la audiencia de formalización, pero el imputado, padrastro del menor, no se presentó, aduciendo estar con licencia médica. Al salir de la sala, la madre del pequeño Martín (7) realizó un desgarrador relato de los hechos por los que está acusando al individuo que fue su pareja durante dos años.

El nueve de julio el cuerpo de Martín Moris (7) no aguantó más. Tras haber luchado desde noviembre del 2015 contra un cáncer cerebral, el pequeño de siete años de edad falleció dejando a una familia devastada y una historia detrás que resulta desgarradora, y que todavía no se resuelve.

 

Drama que continúa

Ayer viernes era un día especial. Se cumplió un mes desde la partida de Martín, y las heridas todavía están demasiado abiertas. “No podrán cerrar sino hay justicia”, dice la madre, Jacqueline Gutiérrez, quien a las 08:30 horas de la mañana concurrió hasta el Juzgado de Garantía de La Serena, a la que sería la audiencia de formalización de su expareja y padrastro de su hijo fallecido, quien, según se investiga, “le habría causado un daño irreparable” y de manera sistemática al menor.

Cuando comenzó la audiencia había nerviosismo. No se sabía si el imputado estaría presente, ni la reacción de los familiares del pequeño al ver de nuevo al hombre. Por lo mismo, la tensión sólo bajó cuando el juez precisó que en este caso, “no se contaba con la presencia” del sujeto y dio la palabra a cada una de las partes.

La defensa justificó la ausencia con un certificado médico emanado desde un consultorio de la Región Metropolitana, lugar donde se encontraría residiendo, pero ni para la Fiscalía ni para la parte querellante fue una excusa fiable. Por tal motivo solicitaron al magistrado que instruyera una orden de detención en contra del imputado, lo que fue desestimado.

El juez manifestó que no existían los antecedentes necesarios para dictaminar que el individuo se encontraba en rebeldía, por tanto, sería notificado nuevamente para otra audiencia a realizarse el día 13 de septiembre. Con esto, la verdad deberá seguir esperando.

 

Desgarradora historia

El proceso judicial está en curso, y por lo mismo, no se pueden dar por sentadas las responsabilidades. Sin embargo, Diario El Día tuvo acceso exclusivo al testimonio de la madre de Martín, Jacqueline, quien a la salida de la fallida audiencia de formalización, relató la desgarradora historia que hoy la tiene llevando el caso a la justicia.

La enfermedad de su hijo llegó sin sospecharlo, de la noche a la mañana. Nadie de la familia había presentado alguna patología parecida, por lo que el diagnóstico de Martín fue una ingrata sorpresa.

Luego del dolor inicial, decidieron luchar hasta el final. El camino era largo, y al no haber un centro oncológico en la Región de Coquimbo, los familiares debieron hacer sendos esfuerzos para que el menor tuviera un adecuada tratamiento en Santiago. De hecho, Jacqueline se trasladó mientras él se encontraba hospitalizado.

Pero en el mes de junio del 2018, vino otro duro golpe. La medicina ya no podía hacer nada, por lo que enviaron al niño de regreso a casa, sólo con cuidados paliativos. En ese momento, cuando el camino se tornaba todavía más cuesta arriba, Jacqueline se aferró a la medicina alternativa, la que nunca dejó de lado, y la que, asegura, mantuvo estable a Martín durante tanto tiempo.

En el intertanto, Jacqueline conocería a quien hoy acusa, un hombre oriundo de Santiago.

Comenzaron a hablar por redes sociales, y no demoraron en hacerse amigos. De la amistad nacería una relación sentimental, la que los mantuvo juntos desde el 2017 hasta que “debido al desgaste” y a motivos personales, el romance se terminó, comenzando el 2019.

 

Aparentemente un buen padre

Jacqueline, según cuenta, siempre mantuvo al tanto de la enfermedad de su hijo a su pareja, y éste la apoyó. “Parecía ser muy bueno con él. Eran muy cercanos”, cuenta la mujer, a la salida del tribunal. De hecho, el hombre desde un comienzo manifestó la intención de que vivieran juntos como una familia, y lo consiguió.

Primero la pareja se veía de manera más esporádica en Santiago, pero con el correr de los meses el individuo se trasladó hasta La Serena, donde compartió vivienda con Jacqueline.

La ayuda al menor siempre estuvo presente, pero los problemas económicos lo empañaban todo. “Nunca quiso trabajar, y duraba muy poco en lo que se conseguía, evidentemente que eso traía conflictos”.

Pero pese a los inconvenientes, siguieron juntos y como una forma de mostrar su compromiso, esta persona le “exigió” poder reconocer a Martín como hijo propio ante la ley. Ella se mostró reticente, sin embargo, él insistía e insistía. Incluso, el propio menor le dijo que quería que este hombre fuese su padre, ante lo que no se pudo negar. Finalmente, este reconocimiento se legalizó a mediados del 2018.

Luego de esto, el imputado comenzó a realizar una serie de campañas para obtener dinero para los cuidados de Martín, quien estaba en tratamiento paliativo para el dolor y que debía importar algunos de los costosos medicamentos desde otros países. De hecho, en el mes de noviembre de ese año apareció en distintos medios regionales –incluido este- solicitando ayuda para un evento musical a realizarse el 17 de noviembre.

 

Las primeras sospechas

Jacqueline tiene clavado en su memoria el momento en que vio el primer indicio de que, según ella, algo raro estaría pasando. Fue en diciembre del 2018 cuando llevó a Martín al baño y al salir, el pequeño le comentó de manera ingenua que “el papá le había metido los dedos en el trasero”. En ese momento ella lo encaró, y él lo negó todo, aunque la duda siempre quedó. 

La relación fue de mal en peor. Él nunca habría conseguido trabajo, y todo se terminó en el mes de enero de este año, cuando se separaron y el hombre volvió a Santiago.

 

Febrero, el mes revelador

Ya no se encontraban juntos, pero el menor continuaba hablando de su papá. De acuerdo al relato de Jacqueline, fue en el mes de febrero, mientras ella bañaba a Martín cuando el niño  le vuelve a decir que su padre “no lo bañaba igual que ella, sino que lo bañaba con el dedo”. Ahí la madre siguió haciendo consultas hasta que el pequeño terminó contándole que “tenía secretos con su papá, que él le introducía el pene en el trasero”.

Cuando escuchó eso, Jacqueline entró en estado de shock. No sabía qué hacer, abrazó a su hijo y cuando por fin pudo pensar, llamó a su familia para contarle lo que estaba pasando. Hizo las denuncias, primero en Carabineros y luego en la PDI. Había empezado una batalla legal que hasta ahora no termina. “Él, enfermo como estaba, tuvo que relatar esto a los peritos de la PDI, después a la Fiscalía en Santiago. Fue algo muy complejo”.

Respecto al sujeto, después de denunciarlo, intentaron localizarlo y cuando se enteró que estaban ejerciendo acciones legales, según Jacqueline, comenzó con amenazas vía mensajes de Facebook, tanto a ella como a familiares.

 

Deterioro en Martín

La madre está convencida de que esta situación influyó en que Martín volviera a presentar síntomas del cáncer que, gracias al tratamiento paliativo y a la medicina alternativa se había mantenido asintomático.

Empezaron nuevamente los dolores de cabeza y los mareos, cada vez peores. “A esto se sumó que lo que pasó generó una depresión en él, y una que es madre de un paciente oncológico sabe cómo influye el estado de ánimo en la salud de ellos. Y su ánimo bajó. Me preguntaba por qué le había pasado esto, por qué su papá había hecho eso. Por qué ya no estaba. Y se me fue cayendo, poco a poco”, cuenta Jacqueline.

Fue así como el 9 de julio de este año, la vida de Martín se apagó, y no pudo seguir luchando contra el cáncer.

Cabe señalar, que la investigación está en curso, y que la verdad de los hechos sólo será la que dictamine el tribunal, por lo que el imputado al que se hace alusión en el relato, es inocente hasta que no se pruebe lo contrario.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X