• A un costado, la marca que dejó en el auto la bala que impactó a la joven andacollina, en el otro, las herida en el cuerpo del conductor,
Crédito fotografía: 
El Día
Uno de los lesionados confirmó que se querellará por homicidio frustrado, mientras el Instituto Nacional de Derechos Humanos evalúa los antecedentes para presentar sus propias acciones judiciales por el caso.

El caso no se ha cerrado. Desde que la noche del sábado dos personas resultaron heridas en medio de un operativo de Carabineros en Andacollo, se han hecho sentir las críticas y de a poco se pasa a la acción, para esclarecer las responsabilidades de los uniformados en los hechos.

La tarde de este miércoles, la joven de iniciales T.M.C, que se encontraba en riesgo vital en el Hospital San Pablo de Coquimbo, finalmente falleció por la gravedad de las lesiones, producidas por el impacto de una bala a nivel cervical.

Con el paso de los días se han revelado antecedentes del caso, en medio del dolor de una familia que por más de tres días estuvo al pie del cañón esperando avances en el estado de salud una de las víctimas, al tiempo que otro de los protagonistas da los primeros pasos para iniciar un proceso judicial contra los policías.

Cuando fue contactado por El Día, José Rivera accedió a conversar sobre lo sucedido, sin embargo su relato se había visto retrasado. La toma de declaraciones en Fiscalía lo mantenía ocupado y una vez listo entregó su versión sobre lo que ocurrió esa noche, que lo marcará para siempre, cuando desde ser autor de una falta a la ley, pasó a ser víctima.

El fin de semana que terminó en tragedia

José había estado todo el día compartiendo con amigos en una casa de la comuna de Andacollo, y por la noche se retiró en vehículo junto a un primo y una amiga. Reconoce su error, al confirmar que pese a los constantes llamados de la autoridad y las policías a no conducir bajo los efectos del alcohol, tomó el control del automóvil después de haber bebido e intentó evitar una fiscalización.

“yo quise evadir el control policial porque iba en estado de ebriedad. Ahí se inició una persecución con Carabineros, que querían pillarme, pero arranqué por las calles de Andacollo para salir de la zona urbana”, dijo Rivera en contacto telefónico con El Día.

Hasta ahí todo estaba dentro de lo normal en los procedimientos que Carabineros aplica cuando un conductor intenta evadir un control, pero aparentemente sin provocación, los funcionarios al interior de la patrulla habrían hecho uso de sus armas de servicio, no contra las ruedas, sino directamente contra la cabina del móvil.

04 funcionarios de Carabineros estaban en la patrulla que protagonizó la persecusión policial

“Ya habíamos avanzado varios metros de la casa en donde estábamos (…) arranqué dos o tres kilómetros y sentí el primer impacto de bala en la parte posterior del auto, el segundo me llegó en la espalda y me atravesó por el pecho, y el tercer disparo le llegó a la niña que ahora se encuentra grave”, relató.

De inmediato los Carabineros se acercaron y llamaron a una ambulancia “estaban asustados, no sabían qué hacer”, comenta José, prefiriendo no entrar en más detalles de lo sucedió, a fin de no entorpecer las investigaciones que se realizan para esclarecer el hecho.

Acciones legales

José Rivera pasó la noche en el Hospital de Andacollo y cerca de las 7:00 horas del domingo fue trasladado al Hospital de Coquimbo, sin embargo fue dado de alta, gracias a la evolución de su estado de salud. Ahora se encuentra de vuelta en la comuna minera.

Grande fue su sorpresa cuando lo contactaron familiares de Camilo Catrillanca, comunero mapuche que fue asesinado en medio de un procedimiento policial en la Región de La Araucanía, uno de las mayores polémicas que ha debido enfrentar Carabineros en los últimos años, y que se encuentra en pleno proceso de investigación. “Fue similar a lo que le pasó a Catrillanca y como se publicaron fotos, que se compartieron por redes sociales, recibí un mensaje de un primo de ellos”, comenta.

"Estamos evaluando y nos quedan algunos antecedentes más por recopilar (…) estamos analizando la interposición de alguna querella" Tarcila Piña, jefa INDH Coquimbo

Sin ahondar en detalles de lo conversado, José confirmó que con un abogado particular prepara querellas, que se suman a una investigación que realiza la Fiscalía, y por las cuales ya ha entregado declaraciones. “Estoy en calidad de víctima y tengo medidas de protección. Me llamaron de Derechos Humanos y con un abogado particular estamos viendo las querellas criminales, por homicidio frustrado, porque intentaron matarnos, no detenernos”, dijo el joven de 28 años.

Indh estudia antecedentes

Consultada por los datos entregados por José, la jefa de la sede del Instituto Nacional de Derechos Humanos (indh) en la región, Tarcila Piña, indicó que “efectivamente la sede Coquimbo tomó conocimiento de los hechos el día martes e inmediatamente se le tomó un relato al joven que iba conduciendo, de manera presencial”.

Piña dijo que la institución está recabando los antecedentes para evaluar acciones legales, “estamos en todo el proceso de evaluación de los antecedentes y nos quedan algunos más por recopilar (…) estamos analizando la interposición de alguna querella, si así corresponde”, aportó.

"Con un abogado particular estamos viendo las querellas criminales, por homicidio frustrado, porque intentaron matarnos, no detenernos" José Rivera, conductor del vehículo

Una vez que el Indh recabe y analice todos los antecedentes del caso tomarán una decisión y “lo más probable es que tengamos que enviar una minuta a la unidad jurídica judicial, por la gravedad de los hechos, al nivel central y ahí tener una decisión de la presentación de la acción”, agregó.

Tarcila Piña lamentó la situación de la joven que se encontraba en riesgo vital al momento de su contacto telefónico, desde la institución contactaron a la familia el día martes y estaban a la espera de su evolución para recabar mayores antecedentes del caso.

Muere joven herida

T.M.C (21) llegó en riesgo vital al recinto asistencial en la madrugada del domingo con una herida de bala a nivel cervical, su estado era grave, y durante la tarde de este miércoles cercanos a la joven confirmaron a El Día su fallecimiento.

La familia de la víctima, que de manera infortunada se vio involucrada en el hecho, al ir de copiloto en el automóvil, son quienes han pasado por los peores momentos. Han preferido no dar declaraciones a la prensa, acompañando a la afectada y preocupados en su estado de salud. Durante la semana se realizaron velatones y cadenas de oración en la comuna de Andacollo, a las que asistieron vecinos y cercanos a la víctima.

Según lo indicado por el conductor de vehículo, el tercer ocupante del Volkswagen gris, primo de José Rivera, se encontraba en la parte posterior del móvil cuando sucedieron los hechos, y resultó sin lesiones.

Carabineros realiza sumario

Desde Carabineros la situación se ha manejado con cautela e indicaron a El Día que no darían declaraciones en detalle sobre el procedimiento debido a las investigaciones, pero indicaron que existe una indagación contra los funcionarios en calidad de imputados por parte del Ministerio Público, luego de que dieron aviso al fiscal de turno.

De manera paralela la institución realiza un sumario administrativo que busca esclarecer las responsabilidades de los uniformados en el caso.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X