Crédito fotografía: 
Cedida
En el 2018, tomando como parámetro el lapso enero- julio, se habían registrado tres delitos de este tipo en la región. Este año, a la fecha ya van cuatro, el último de ellos ocurrido el recién pasado martes por la noche, en La Florida (La Serena), que tuvo como protagonista a una pareja de colombianos. Mientras la mujer continúa grave, las autoridades analizan por qué las iniciativas de prevención no han funcionado y abogan por la pronta aprobación de la “Ley Gabriela”.

“Nunca vi nada extraño. Ellos eran muy tranquilos. Tienen su negocio y por lo que se ve, les va bastante bien. No imaginé que tuvieran problemas tan graves”, comenta una vecina del sector de La Florida, La Serena, a quien llamaremos “Claudia”. 

Ella fue testigo del lamentable episodio ocurrido la noche del martes, cuando una pareja de ciudadanos colombianos, dueños de un local de comida rápida, se trenzaron en una discusión que terminó con un terrible desenlace. El hombre, fuera de sí, las emprendió contra la mujer de 44 años, identificada como Diana Naranjo Giraldo, propinándole varias puñaladas por la espalda. 

Leer también: Mujer es apuñalada por su pareja mientras trabajaba en local de La Serena

Mientras las otras dos personas que vivían en  el lugar –trabajadores del local- trasladaron a la víctima herida hasta el hospital San Juan de Dios de La Serena, donde todavía se encuentra grave, el sujeto se dio a la fuga, pero volvió horas después y fue detenido por personal de la PDI, quienes  sorprendieron al individuo cuando llegaron a realizar la inspección ocular al interior del domicilio. 

“Es algo lamentable. Ella es una mujer bien amable y él también, pero así es la vida. Ojalá se haga justicia nomás”, agrega “Claudia”, quien además, afirma que, pese a lo sucedido, el local ha continuado funcionando de manera normal. “Diana todavía está en el hospital, y el hombre está en prisión preventiva, pero acá tienen dos trabajadores que siguen produciendo”, asevera. 

"Queremos justicia"

En el local hay un hermetismo moderado. Cuando llegamos al lugar, un joven desde la puerta dice que no puede hablar, “por respeto a la familia”, pero que sí nos puede poner en contacto con Ana María Naranjo, hermana de Diana, quien viajó desde Santiago cuando supo lo que había ocurrido.  

Luego de insistir, logramos comunicarnos con ella, quien desde que llegó a La Serena, no se ha despegado de su hermana menor. Lo único que quiere es que se haga justicia por lo que le hicieron . “Nadie se merece ser atacado así, menos una mujer. Este hombre es un animal, y desde luego que nosotros como familia queremos que se aplique todo el rigor de la ley en su contra”, manifiesta Ana María, quien devela detalles de una relación con altos y bajos. 

Relata que llegaron hace poco desde Colombia, ocho meses, para ser exactos, en busca de una vida mejor y eligieron La Serena como destino.

Rápidamente lograron establecerse con el local de comida en el que les estaba yendo bien, y de hecho pudieron generar empleo para otros dos compatriotas. El gran problema, dice la hermana de la víctima, eran los celos del sujeto, quien no aguantaba que Diana “tuviese tanto carácter” y que fuera la que marcaba la pauta en la relación. “Fue ella la que se lo trajo de Colombia, ella lo ayudó a salir, lo ayudó a prosperar acá en Chile, lo ha ayudado en todo. Todo lo que él tiene se lo debe a ella, por eso no puedo creer cómo le pagó, queriendo matarla”, sostuvo. 

Discusiones continuas

Según cuenta Ana María, si bien las cosas en Chile se habían tranquilizado bastante, durante el periodo en el que fueron novios en Colombia, durante cinco años, siempre tuvieron discusiones, pero nunca llegaron a la violencia física. “Lo que pasa es que a él lo celos lo mataban. Ambos venían de relaciones anteriores largas, cada uno tenía un hijo por su lado y ya desde ahí que había problemas. De hecho, la decisión de venirse a Chile fue de ella y él sólo la siguió”, relata la hermana de la víctima. 

Y estando aquí era la misma tónica. “Él siempre detrás de ella”, dice Ana María. Por eso, asegura, le dolió tanto y no pudo resistir que el día del ataque ella le dijera lo que él nunca esperó escuchar, que quería terminar la relación. “Mi hermana ya no lo soportaba más. Estaban teniendo problemas últimamente por el tema de los dineros del local y eso sumado a toda la historia detrás gatilló que Diana tomara la decisión de decirle simplemente que se volviera para Colombia, y que hicieran una vida por separado”, relata la mujer. 

Fue en ese momento en que comenzó la pelea, fue subiendo de tono, y terminó con el brutal ataque del hombre con un cuchillo cocinero hacia su víctima, propinándole cuatro estocadas en la zona torácica.

Curiosa captura

El jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI, subprefecto Cristián Lobos, entregó detalles de la captura del individuo que permanece en prisión preventiva, mientras dura la investigación cuyo plazo quedó fijado en 45 días. 

Tras cometer el delito, se dio a la fuga, pero retornó al lugar cuando todos se encontraban en el hospital con la mujer herida y en ese momento con riesgo vital.

Aparentemente, iba a buscar sus documentos para salir del país, pero no contaba con que mientras sacaba sus pertenencias, aparecería personal de la BH, y tras registrar el domicilio lo encontrarían escondido al interior de un armario. “Luego de eso fue trasladado a la unidad policial y puesto a disposición de los tribunales de justicia”, sostuvo Lobos. 

Cifras que preocupan

El último femicidio frustrado generó preocupación. Con este hecho, se sumaron cuatro de las mismas características en lo que va del año, superando a los tres del año pasado, a la misma fecha. Eso sí, en el 2019 no se registra ningún femicidio consumado, a diferencia del 2018 donde se produjo uno en el mes de abril.  

¿Por qué no han dado resultados las campañas y la cifra de femicidios frustrados y agresiones a mujeres no disminuye? Se lo consultamos a las autoridades y todas coinciden en que hay que efectuar modificaciones legales, y también debe existir un importante cambio cultural.

En aquello hace hincapié la seremi de la Mujer y la Equidad de Género de la Región de Coquimbo, Ivón Guerra, quien precisa que “antes que todo debemos tener un cambio de mentalidad, por eso como Gobierno seguimos trabajando con más fuerza que nunca para que la violencia de género se siga erradicando. Esto no quiere decir que las campañas no funcionen, al contrario, debemos hacer más. Siempre dar mucho más para concientizar”, expresó Guerra, quien hasta ayer, al cierre de esta edición, no se había podido contactar con los familiares de Diana Naranjo. 

Nueva ley, un gran paso

La senadora por la Región de Coquimbo, Adriana Muñoz (PPD) lamentó lo ocurrido en La Florida y también reparó en que las  cifras de femicidios frustrados o ataques a las mujeres debiesen ir a la baja y no al contrario, como sucede en la región. Pero aquello debiese ir variando una vez que entre en vigencia la denominada “Ley Gabriela”, que amplía la gama de delitos que entra en la categoría de femicidios, con las consecuentes penas que esto acarrea.

“Esta ley debiese disuadir a los agresores para que no cometan estos crímenes que tienen las penas más altas, porque se considerarán todas las agresiones contra las mujeres, aunque no exista una convivencia ni hijos de por medio, es decir, la violencia en el pololeo y también cuando la causa del delito sea el odio contra la mujer”, expresa la parlamentaria. 

Pero, ¿cuánto falta para que esta ley entre en vigencia? Según Muñoz, no debiese pasar de este año. “La ‘Ley Gabriela’ fue aprobada en general por la Comisión de Mujer y Equidad de Género que yo presido y por la sala del Senado. Ahora debemos votar en particular cada uno de los artículos, y después vuelve a la Cámara de Diputados. Si existe diferencia entre la Cámara de Diputados y el Senado, esto entra en una comisión mixta, pero yo creo que va a salir este año. He visto voluntad”, sostuvo. 

Cautelares en tela de juicio

En el caso de Diana no había medidas cautelares previas. Sin embargo, en muchos casos cuando hay violencia intrafamiliar, las víctimas efectúan las denuncias y estas llegan a buen puerto. Es así como el tribunal dicta una orden de alejamiento contra los agresores, “otra debilidad del sistema”, según asegura el diputado Matías Walker, ya que “nadie las controla y son muy fáciles de vulnerar”. 

Como ejemplo de aquello tenemos el último femicidio consumado en la zona, ocurrida en abril del año pasado contra Ester Vilches Navarro, de 59 años, quien murió a manos de su cónyuge, quien tenía una orden de alejamiento. ¿Qué hacer entonces para que sean efectivas? Walker asegura que es tiempo de implementar nuevas tecnologías para hacer que estas medidas funcionen. “El Estado debe realizar un esfuerzo y apurar el proyecto de ley que existe, tendiente a implementar un brazalete electrónico para quienes deban cumplir con una medida cautelar de este tipo. Así nos evitaremos muchas desgracias”, argumentó. 

Por lo pronto, la familia de Diana Naranjo, en particular su hermana, que se encuentra en Chile esperando la llegada de los demás desde Colombia, tiene dos prioridades. En primer lugar, que la víctima logre recuperarse de las graves lesiones y luego, que se haga justicia y que su pareja, el agresor, pague con la máxima pena establecida en la ley.

Llamado a denunciar

Desde Carabineros, el teniente Sergio Gómez Monroy de la subcomisaría de La Florida, quien encabezó el procedimiento en el femicidio frustrado de Diana Naranjo, en La Florida, hizo un llamado a las mujeres a no dejarse amedrentar y a realizar siempre las denuncias cuando se sientan violentadas tanto física como psicológicamente. “Todo comienza muchas veces con un grito, o una mala palabra. Una mujer tiene que ser capaz de detectar esas señales que después repercuten en acciones violentas”, manifestó Gómez Monroy. 

En esa misma línea, desde la agrupación de mujeres CREÁNDONOS, una de sus integrantes, Alejandra Sepúlveda, expresó que “nosotras debemos perder el miedo. No nos podemos quedar esperando el cambio cultural, que tiene que llegar en algún momento, pero por lo pronto hay que atreverse a realizar las denuncias, porque tenemos todas las herramientas”, expresó. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X