Cada Diputado en el Congreso tiene derecho a contratar un número de asesores para que lo apuntalen en sus funciones legislativas, los cuales son debidamente pagados con el dinero de todos los chilenos... Cada cuatro años la Cámara de Diputados se renueva, un diputado puede volver a postular ó sencillamente irse para su casa, en ambos casos los asesores que lo apuntalaban, son despedidos e indemnizados por el estado con el dinero de todos los chilenos el día 10 de marzo... Pero en el caso que el Diputado vuelva a ser elegido para ejercer por los próximos 4 años, vuelve a recontratar antes del 1º de abril del mismo año a los mismos asesores que despidió hace solo dos ó tres semanas antes debidamente indemnizados por todos los chilenos... Según dato otorgado a la prensa por el secretario de la Cámara de Diputados Miguel Landeros estima que unos 1.100 millones de pesos se pagan en la Cámara por indemnizaciones a los asesores despedidos cada cuatro años bajo esta modalidad... El sentido común, el buen criterio, el respeto por los compatriotas más vulnerables de nuestro Chile, por respeto al lector que lo eligió ó el concepto que a usted le parezca más indicado, aconsejaría que al menos los asesores que son recontratados por el mismo diputado reintegren al Estado sus cuestionadas indemnizaciones, por nombrar una modificación a esta modalidad que pide a gritos que sea reestudiada y actualizada a la realidad de hoy, recordar todos los cuestionamientos que ha tenido la figura de los asesores en el Congreso, solo basta con citar la funesta práctica del “COPY- PAGE” al presentar sus informes y aportes al diputado que apuntalan... Esta es simplemente otra razón para justificar la lejanía de la ciudadanía de la Familia Política & Asociados, por falta de credibilidad, de compromiso de cuidado por no despilfarrar los fondos fiscales aportados por todos los chilenos, el esperado colofón sería que al ser requeridos los Diputados por esta cuestionada situación, responden que esto está dispuesto por ley, pero señores... ¿Qué esperan para modificarla? Consecuencia, Consecuencia, Consecuencia... Luis Enrique Soler Milla

 

 

 

X