“Tiene que haber tolerancia cero contra la violencia hacia niños y niñas. No se pueden justificar los bofetones e insultos, porque son una humillación” (anónimo). .

Durante estos últimos años, nuestro país se ha visto estremecido por los terribles casos de abuso hacia menores que han salido a la luz, los cuales esconden una realidad que no distingue nivel socioeconómico, religión, ni ubicación geográfica.

Debido a lo planteado anteriormente me surge la pregunta, ¿En qué estamos fallando como sociedad? Considero que la situación se ha vuelto alarmante. Anualmente, según datos del Ministerio Público, se reciben más de 20.000 denuncias sobre agresiones sexuales, de las cuales siete de cada 10 las víctimas corresponden a menores de edad. Estas cifras nos dicen que, día a día, existen cientos de niños y niñas que sufren este tipo de maltrato.

Lamentablemente, solo el 34% de las denuncias terminan en condenas para el agresor. Es por este motivo que creo que, hasta que no exista una transformación radical al Código Penal y no se tomen medidas pertinentes, debemos ser nosotros, los ciudadanos, quienes debemos estar atentos y anticiparnos a estos hechos, ya que la protección de los niños y niñas es nuestra responsabilidad.

Nosotros, padres y madres, dentro de la familia, como sociedad siendo diarios vigías y el Estado, como garante de los derechos de los niños, debemos trabajar juntos para lograr la erradicación de este tipo de vejaciones hacia ellos

Javiera Soto     

Estudiante de pedagogía de educación Parvularia 

 UDP

Autor

Imagen de Javiera Soto Leiva
Estudiante de Pedagogía en Educación Parvularia UDP

 

 

 

X