El Consejo Nacional de Justicia de Brasil suspendió por dos años pero con goce de sueldo a la jueza Clarice de Andrade, quien en 2007 envió a una joven de 15 años a una celda junto a 30 hombres, lugar donde la menor fue violada y torturada.

Según informa Infobae, la menor de edad fue sorprendida robando un celular en el estado de Pará, al norte de Brasil, y como medida preventiva fue enviada a una cárcel por 10 días.

Cuando la adolescente llevaba dos semanas detenidas se envió a la jueza una petición de cambiarla de celda, pues existía el “riesgo de sufrir cualquier tipo de violencia”, pero la magistrado sólo respondió a esta solicitud 13 días después.

De acuerdo a la investigación, la adolescente de iniciales L.A.B. fue violada incontables veces al interior de la celda. Además se consignó que los otros internos apagaban cigarros en el cuerpo de la niña cuando esta trataba de dormir.

La jueza ha defendido su labor asegurando que había emitido en un principio una orden de traslado de la menor, pero que un subordinado nunca la entregó a las autoridades penitenciarias, algo que fue desmentido por los propios funcionarios del juzgado.

La adolescente sólo fue cambiada de prisión cuando otro interno reveló los abusos de que era víctima al interior de la celda, transcurridos 26 días.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X