Crédito fotografía: 
EFE
Este jueves se dio a conocer el informe realizado por Michelle Bachelet tras su visita como Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU a Venezuela.

El gobierno de Nicolás Maduro publicó un documento oficial que presentará ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde señala “los errores” del informe elaborado por la alta comisionada de la ONU en la materia, Michelle Bachelet.

En el informe de la expresidenta de Chile, se señala que el Gobierno de Nicolás Maduro ha cometido “numerosas violaciones a los Derechos Humanos”, además de acusar presuntas ejecuciones extrajudiciales y de no reconocer la gravedad de la crisis social/económica/política que vive Venezuela.

En un documento de 11 de páginas, el gobierno de Maduro replicó el informe y apuntó a los supuestos errores en el trabajo de Bachelet, acusando “una visión selectiva y abiertamente parcializada sobre la verdadera situación de derechos humanos de la República Bolivariana de Venezuela”.

A lo largo del texto, el gobierno de Maduro sostiene que el informe presenta una visión distorsionada sobre la realidad de Venezuela, que privilegia la información entregada por organismos internacionales, personas fuera del país u organizaciones civiles de “sectores críticos”, por sobre la oficial emanada desde el Estado.

“El Gobierno de Venezuela reitera su rechazo a la metodología empleada por la OACNUDH para elaborar el informe sobre la situación de derechos humanos del país. Son incontables las imprecisiones, errores, descontextualizaciones y falsas afirmaciones en las que incurre la OACNUDH (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos), producto del inadecuado uso de las fuentes disponibles”, indica el documento.

Supuestos errores

El texto denuncia varios supuestos errores, como que “omite incluir el impacto generado por las medidas coercitivas unilaterales adoptadas por el Gobierno de los Estados Unidos contra el país”, en la crisis humanitaria de Venezuela.

Niegan que exista una crisis humanitaria.

“Resulta preocupante la ligereza con que la OACNUDH utiliza el término de ‘crisis humanitaria’ en su informe, sobre todo considerando que no presenta datos o elementos que permitan sustentar objetivamente tal calificación sobre la situación del país”, afirma.

Finalmente y entre otros puntos, el gobierno de Maduro rechaza que en Venezuela hayan presos políticos y acusan que las palabras usadas en el informe difieren de la declaración realizada por Bachelet.

“El informe recomienda otorgar libertad a todas las personas detenidas ‘por motivos políticos’. Esta recomendación resulta inaplicable y por tanto equivocada, pues en Venezuela no existen personas detenidas por tal condición. Aunado a ello, la terminología empleada se distancia notablemente de la asumida por la Alta Comisionada en su declaración de prensa al concluir la visita al país”, concluye la declaración venezolana.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X