• El viernes Guaidó había denunciado la detención de los guardaespaldas que, dijo, protegían a su familia en la capital mientras él realizaba una gira por el oeste del país.
Crédito fotografía: 
Efe
El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, apuntó al líder opositor como responsable del hecho que habría ocurrido el pasado 30 de abril.

El Gobierno de Nicolás Maduro dijo este sábado que las autoridades detuvieron a dos miembros del equipo de seguridad del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, porque intentaban vender cinco fusiles que fueron "robados" del parque de armas de la Guardia Nacional Bolivariana, un componente de la Fuerza Armada.

"Les hicimos un seguimiento durante 35 días y empezamos a notar que la intención que perseguían estos miembros del equipo de Juan Guaidó era sustraer las armas que fueron robadas el pasado 30 de abril (...) y hacerse con 35.000 dólares", dijo el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, al canal estatal VTV.

La declaración del ministro surge luego de que la noche del viernes Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, denunciara a través de Twitter que dos miembros de su equipo de seguridad, Erick Sánchez y Jason Parisi, habían sido detenidos.

El líder opositor alertó en ese sentido de que el Gobierno intentaría "montar una nueva olla (un nuevo plan para acusarlo)".

Rodríguez se refirió a estos mensajes de Guaidó y dijo que esto sería tomado en cuanta para la investigación porque "lo involucra".

Asimismo, lo acusó de esconder las armas robadas que venderían sus dos escoltas y que, asegura, fueron robadas el pasado 30 de abril del parque de la GNB en el Parlamento para el fallido alzamiento militar.

"Les hicimos un seguimiento durante 35 días y empezamos a notar que la intención que perseguían estos miembros del equipo de Juan Guaidó era sustraer las armas que fueron robadas el pasado 30 de abril (...) y hacerse con 35.000 dólares", Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación

El también psicólogo detalló que los escoltas fueron capturados "infraganti" y que las autoridades tienen "todas las grabaciones" y pruebas de que los acusados iban a vender "cinco fusiles AKA-103 y 10 cargadores".

"Tenemos testimonios en video de todo el proceso (...) tenemos el testimonio en audio porque la operación que se desarrolló implicaba que dos individuos, que Erick Miguel Sánchez Azuaje, Jason José Parisi Castrillo (...) habían tomado esas armas y pensaban vendérselas a alguien por el monto de 35.000 dólares", agregó.

El ministro dijo que Eduardo Javier García González también estaba vinculado a esta operación, pero no aclaró si el mencionado ciudadano tenía alguna relación directa con Guaidó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X