• “La Quequería” es fruto del taller laboral protegido que ha desarrollado durante años Adiston con la ayuda del Municipio de Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Cedida
El proyecto se denomina “La Quequería” y trabaja en la producción de pan, tortas y pasteles, los que se encuentran a la venta en el propio Centro de Rehabilitación Adiston de Tongoy (Dolores Endeiza 272).

Este jueves 16 de mayo se inauguró en Tongoy la primera panadería inclusiva del norte de Chile, un proyecto nacido desde la organización Adiston que recibió ayuda y recursos de Desafío Levantemos Chile, Banco de Chile y la Municipalidad de Coquimbo y que permitirá que personas con discapacidad cognitiva puedan capacitarse en este rubro y luego ser parte de esta empresa que podrá mantenerse en el tiempo gracias al modelo de negocio diseñado especialmente para ello. 

El proyecto se denomina “La Quequería” y trabaja en la producción de pan, tortas y pasteles, los que se encuentran a la venta en el propio Centro de Rehabilitación Adiston de Tongoy (Dolores Endeiza 272) que modificó su infraestructura para contar con una moderna sala de producción y otra de ventas y donde existe maquinaria moderna como ovilladoras, revolvedoras, hornos, vitrinas, conservadoras, mesones de trabajo y pesas, entre otros. Desde la próxima semana, la panadería abrirá sus puertas de lunes a sábado desde las 14.00 horas.

“La Quequería” es fruto del taller laboral protegido que ha desarrollado durante años Adiston con la ayuda del Municipio de Coquimbo a través de la Oficina de Gestión Inclusiva, que se ve fortalecido y concretado gracias al apoyo de Desafío Levantemos Chile y Banco de Chile.

Goran Ahumada, Director de Emprendimiento de Desafío Levantemos Chile, dijo que para ellos es muy importante entregar herramientas para el desarrollo de las personas.

“Para nosotros es fundamental estar presentes en Tongoy, no solo Desafío sino todo Chile está en deuda con las regiones, yo creo que aquí hay algo importante que es que tenemos que construir juntos un Chile no que pone la mano, sino que un Chile que se da la mano y entregar herramientas para que las personas que han tenido menos posibilidades y fortuna puedan salir adelante y recuperar la dignidad".

El director de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Coquimbo, Miguel Ángel Cuadros, explicó el compromiso que existe de parte de la gestión edilicia con la inclusividad.

“Esta fue la tarea que nos dejó nuestro alcalde y que la inició antes de que fuera la primera autoridad comunal, cuando dijo que un pilar fundamental de su gestión sería hacer de esta una Municipalidad inclusiva en todo el sentido de la palabra, y aquí lo que estamos haciendo es eso, que como junto con la empresa privada y el municipio estamos dando dignidad a las personas, a aquellos que tienen algún tipo de discapacidad nosotros tenemos que emparejarles la cancha".

Héctor Ahonzo, director Centro de Rehabilitación Adiston, celebró las voluntades que se coordinaron para llegar a este momento.

“Una vez que nos dieron el proyecto empezamos a armarlo, ver las necesidades y todo lo demás. Hoy podemos inaugurar un espacio físico con sus maquinarias, con su punto de venta para que recién ellos puedan tomar el peso de una responsabilidad que es el trabajo, tenemos que entender que la inclusión laboral es difícil, es un proceso difícil para las personas con discapacidad porque no se les han dado las oportunidades".

La encargada de la Oficina de Gestión Inclusiva, María Eugenia Dubó, destacó el gran trabajo que se está haciendo en esta materia.

“Es un trabajo que lleva harto tiempo, se empezó a gestar desde el año pasado, sin embargo, Adiston venía trabajando con un taller protegido hace aproximadamente tres años, en donde también el Municipio los ha apoyado. Cuando empezó la gestión del alcalde Marcelo Pereira, él instruye a sus jefes de servicio de hacer una gestión inclusiva, nosotros vinimos a visitar a Adiston y les propusimos la idea de ampliar el taller protegido y generar un espacio de emprendimiento social con personas con discapacidades".

Sello inclusivo 

La constante preocupación del alcalde Marcelo Pereira por entregar al municipio porteño un sello inclusivo se ve reflejado en distintos aspectos, y uno de ellos es abrir las puertas para que quienes tienen alguna discapacidad puedan trabajar y demostrar todo su potencial, es el caso de quien fue Miss Popularidad de La Pampilla 2018, María José Silva, quien desde algún tiempo forma parte de la Municipalidad de Coquimbo.

“Me parece muy importante que el Municipio este con un sello inclusivo, apoyando iniciativas que van en este sentido donde vemos que acá la comunidad de Tongoy y Adiston tiene su nueva panadería la cual hoy la inauguramos, y feliz porque nuestro alcalde Marcelo Pereira ha abierto las puertas a las personas con discapacidad para poder desarrollarnos, y al menos yo soy parte de la familia municipal y estoy muy feliz de estar acá”.

Este es un gran paso que permite que los jóvenes y adultos de nuestro balneario que tienen alguna discapacidad puedan desarrollar un oficio y llevarlo a un plan de negocio concreto que les permita tener un emprendimiento que les genere ingresos y los ayude en su desarrollo personal. 6002

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X