• Luis Fernando Raga, gerente general de TPC, comentó que todos los esfuerzos de la empresa están puestos en avanzar en la modernización del puerto.
  • En diciembre de 2017, Terminal Puerto Coquimbo (TPC), ingresó el proyecto de modernización que, entre otras cosas, busca construir un muelle multipropósito.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En conversación con diario El Día, el ejecutivo despejó las dudas en torno a la concreción del proyecto, que ha sufrido algunos atrasos en su revisión de evaluación ambiental. Con todo, confirmó que esperan iniciar construcciones en 2020 y operaciones, en 2022.

El puerto de Coquimbo se encuentra en proceso de reestructuración. En diciembre de 2017, Terminal Puerto Coquimbo (TPC), ingresó el proyecto de modernización que, entre otras cosas, busca construir un muelle multipropósito que permitirá recibir naves de hasta 360 metros de longitud de proa a popa.

Y si bien durante 2018 TPC debería haber entregado la adenda al ICSARA presentado por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), es esta la etapa que ha demorado el proyecto.

En medio del atraso, han surgido rumores sobre un posible freno a la iniciativa, situación que Luis Fernando Raga, gerente general de TPC, descartó de lleno. “Todos nuestros esfuerzos están en llegar a la fecha que nos dispuso el SEA para entregar nuestra adenda, y contar con una RCA favorable antes de fin de año”, dijo en entrevista con diario El Día.

¿Cuáles son las razones detrás de las peticiones de extensión de plazo para entregar la adenda?

“Actualmente estamos trabajando en la primera adenda, que es la respuesta al ICSARA del SEA. Para ingresar eso tenemos plazo hasta el 30 de abril.

En principio teníamos hasta junio de 2018 para responder el ICSARA. Una de las observaciones de ese informe tenía que ver con hacer campañas de medición de clima de oleaje. Para esto, había que hacer una campaña de verano y otra de invierno. Y la medición de invierno debía hacerse obligatoriamente en los meses de esa estación, para lo que necesitábamos plazo al menos hasta octubre, por lo que era imposible llegar a junio con las respuestas. Por lo mismo, pedimos una extensión hasta final de año: para el 31 de diciembre. En todo caso es parte del proceso normal, no es que haya un atraso. Se propone un tiempo, luego en función del trabajo que se estime para dar respuesta a esas observaciones, el titular del proyecto tiene que estimar también sus plazos”.

US$ 120 millones es la inversión proyectada en la modernización del Puerto de Coquimbo.

Sin embargo, en diciembre pidieron otra prórroga del plazo, y el SEA accedió a aplazarlo hasta el 30 de abril como máximo…

“Sí, pero de hecho habíamos pedido más plazo, ya que calculábamos que en julio de este año podríamos haber entregado la adenda, sin embargo el servicio nos concedió plazo solo hasta el 30 de abril.

La razón detrás de este segundo alargue es que en paralelo al Estudio de Impacto Ambiental, empezamos a trabajar en los estudios de ingeniería de detalle del proyecto, algo que hemos ido optimizando, lo que nos ha llevado a realizar nuevos estudios.

Para terminar estos estudios necesitábamos hasta julio. El SEA nos respondió que nos daba solo hasta abril, dado que ya nos había extendido un plazo prudente. En función de eso hemos tratado de adecuar nuestro equipo de trabajo, inyectar más recursos y haciendo nuestro mejor esfuerzo para llegar al plazo”.

“Hemos tratado de adecuar nuestro equipo de trabajo, inyectar más recursos y haciendo nuestro mejor esfuerzo para llegar al plazo”, Luis Fernando Raga, gerente general de TPC.

Se ha dicho que TPC estaría barajando desistir de la inversión en la modernización del puerto, ¿qué hay de cierto en eso?

“Eso no es correcto. TPC sigue con toda la intención de concretar el proyecto y de hecho nuestra intención es completar el proceso ambiental durante este año 2019. Si eso es así, esperamos contar con una Resolución de Calificación Ambiental favorable antes de fin de año, luego sacar los permisos sectoriales los primeros meses de 2020, para iniciar la construcción el primer trimestre de ese mismo año y terminarla el primer trimestre de 2022. Serían 18 meses de construcción”.

“TPC sigue con toda la intención de concretar el proyecto y de hecho nuestra intención es completar el proceso ambiental durante este año 2019”. Luis Fernando Raga, gerente general de TPC.

¿Hay alguna posibilidad de que aumente el costo del proyecto?

“Al contrario, estamos tratando de optimizar ciertas obras. Pero todavía no tenemos claro cuánto va a salir la inversión final”

Durante 2018 la carga trasladada del puerto cayó dramáticamente, ¿cuáles fueron las razones?

“Sí, la carga disminuyó bastante. Parte importante del volumen que se transfería en Coquimbo venía de Caserones, quienes por un tema de distancia, prefirieron trasladar su carga por un puerto que le quedaba más cerca, ya que no le era rentable seguir con su operación aquí. Por lo mismo, desde 2018 hemos estado buscando otras formas de atraer carga. En ese sentido, hemos hecho inversiones en tecnología. Por ejemplo, pusimos en operación recientemente un sistema de embarque con contenedores volteables, lo que va a permitir mover carga mineral. Esto además atraerá nuevas cargas. Esperamos que de pequeña minería y de otras regiones que hoy no salen por acá”.

¿Qué proyección de aumento hacen para 2019?

“Esperamos aumentar la carga en 200 mil toneladas este año. Hay que recordar que en 2018 se trasladaron 477 mil toneladas, mientras que en 2017 fueron 939 mil toneladas. Si bien no recuperaríamos las cifras de hace dos años atrás, sí estamos retomando la senda de crecimiento del puerto.

Con la nueva grúa además esperamos atraer un servicio de contenedores, algo que hemos estado conversando en los últimos meses y esperamos concretar pronto”.62-01i

TPC llama a generar vías estructurantes hacia el puerto, con miras a la concreción del túnel de Agua Negra

Al ser consultados por su postura en torno al atraso de la concreción del túnel de Agua Negra, Raga señaló que siguen de cerca este tema, aunque son más bien espectadores de lo que ocurra. "Lo que sí esperamos que se haga, es que se piense toda la conectividad hacia el puerto. Llamamos a las autoridades a abordar el tema de una manera más holística con conexión desde el puerto hacia el túnel, cosa que cuando la obra se materialice, haya vías y accesos preparados. Esto, porque una vez que el túnel esté operativo, el puerto de Coquimbo va a tener la modernización construida y con capacidad suficiente para recibir la carga que pase por el túnel de Agua Negra”, concluyó.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X