• La ministra enfatizó en que para acelerar la llegada de estas iniciativas a la zona va a ser clave el trabajo que se desarrolle desde el Gobierno Regional.
  • Durante una feria de electromovilidad que se desarrolló esta semana en La Serena, se mostraron los modelos de buses eléctricos que podrían llegar a la zona.
  • La secretaria de Estado destacó que el ahorro en tiempo que generan estos buses se ha estimado en un 20%, además de los menores costos.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La secretaria de Estado confirmó que se proyecta implementar un eje con esta tecnología en la conurbación. Si bien no dio detalles de dónde estaría emplazado, detalló que se daría a conocer a través de un anuncio presidencial en los próximos días.

Durante su visita a la región esta semana, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, confirmó a El Día que el gobierno en los próximos días dará a conocer un proyecto que implica el arribo de buses eléctricos a las regiones, tal como ya se está haciendo en la Región Metropolitana.

Estas máquinas serían un poco más pequeñas que las que se han visto en Santiago, pero contarían con la misma tecnología como wifi, cargadores USB, acceso para personas con dificultades para desplazase y luces led.

La primera partida sería financiada con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), complementados con los Fondos Espejo que llegan del Transantiago, con el Fondo de Apoyo Regional (FAR).

Si bien ha trascendido que el Ejecutivo estaría desarrollando un proyecto de este tipo para el eje Balmaceda, la secretaria de Estado manifestó que no hay nada definido al respecto y que la información se confirmará cuando el Primer Mandatario realice el anuncio.

Lo que sí será fundamental, recalcó Hutt, es el trabajo que se pueda realizar desde la región para agilizar la iniciativa.

-El gobierno ha dado una señal de impulso a la electromovilidad. ¿Qué va a implicar?

“Esta es una tendencia mundial, Chile tiene acuerdos firmados de reducción de emisiones de CO2. Entonces, es una necesidad y un compromiso del país. Lo estamos incorporando dentro del sistema de transporte público de Santiago, porque vencen en este periodo los contratos de operadores de Transantiago y es una oportunidad para hacer este cambio”.

-¿Van a llegar a regiones los buses eléctricos?

“En las regiones lo que queremos hacer es también propiciar la llegada de buses eléctricos al mismo tiempo que en Santiago, también en forma gradual y trabajando con los gobiernos regionales y los operadores locales”.

-¿Cuáles son los proyectos que se plantean para la conurbación La Serena-Coquimbo en esta línea?

“Lo que vamos a partir haciendo, y eso es un anuncio que todavía tiene que hacer el Presidente, pero el espíritu con que estamos trabajando es instalar al menos un corredor eléctrico en cada región y, tal como lo hemos hecho en Santiago, hacer una partida gradual, porque aprendimos que cambiar la ciudad completa no es una buena idea.

“La idea es partir con un corredor porque tiene eficiencia, los buses eléctricos necesitan terminales con la instalación de los cargadores, por tanto no es muy eficiente traer buses eléctricos dispersos, por eso es mejor elegir algún recorrido o algún eje”.

-¿En el caso de La Serena sería el eje Balmaceda?

“Eso todavía no está definido y hay una secuencia que el Presidente va a anunciar, pero también va a depender mucho de los gobiernos regionales, si se apuran más y activan más inversiones es posible que puedan también instalarse rápido. Los corredores eléctricos son bastante rápidos de implementar, así que esperamos que eso ocurra en todas las regiones”.

-¿En qué plazos podrían llegar los primeros buses?

“Desde que se encarga un bus hasta que llega pasan más o menos 6 meses”.

-¿Eso cómo se va a financiar?

“En general con los recursos que tiene la región a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) complementado con los Fondos Espejo que llegan del Transantiago, con el Fondo de Apoyo Regional (FAR)”.

-Es decir ¿Antes de fin de año podríamos tener algún bus eléctrico circulando por las calles de la ciudad?

“Eso va a depender más de las decisiones locales que de las centrales. Nosotros vamos a apoyar todo lo que sea necesario, aquí se requiere trabajar con los fabricantes, los proveedores de energía, las empresas eléctricas, porque hay que hacer una instalación especial, también con los operadores que son los dueños de los terminales y finalmente con ellos se va a licitar la operación. Así que hay varias partes que tienen que sintonizarse en la misma dirección. Si eso ocurre rápido, entonces uno puede tener dentro de un plazo corto un corredor operando”.

 

Características de los buses

-¿Cuáles son las características que tendrán estas máquinas? ¿Serán distintos a los que ya vemos en Santiago?

“La única diferencia va a ser el tamaño, porque en regiones se necesitan buses un poco más chicos dado el volumen de demanda. Son de un piso, pero mucho más modernos y con las características de los que hemos instalado en Santiago, el estándar RED, que es la marca con la que identificamos estos nuevos buses.

“Todos son nuevos, tienen wifi, cargadores USB, acceso para personas con dificultades para desplazarse, luces led, asientos mucho más cómodos, una serie de atributos que van más allá de mover personas de un lado a otro. Es un cambio en la calidad del viaje que realmente muestra una diferencia muy grande”.

-¿Cómo operan?

“Se cargan en la noche. Los que estamos trayendo ahora tienen autonomía de 250 ó 300 kilómetros con una sola carga, así que en Santiago operan todo el día, la autonomía para zonas urbanas no es ningún problema, no así para zonas interurbanas”.

-¿Se pueden mover por toda la ciudad?

“Sí, en Santiago se mueven en algunos recorridos con gran pendiente hacia Peñalolén y no han tenido ningún problema”.

-¿Esto debería venir con inversión en terminales eléctricas?

“Tanto electrolineras como terminales de buses, porque uno compra el bus eléctrico con su cargador, el que hay que instalar y hay que asegurarse de que la potencia eléctrica sea la suficiente para que puedan cargar varios buses al mismo tiempo. Por eso es que es más eficiente tener un recorrido o un eje, que tener buses sueltos.

“Lo bueno es que ya tenemos la experiencia en Chile, operadores funcionando, los bancos que se han abierto a distintos modelos de negocios, están los recursos para los gobiernos regionales. Creo que estamos en un escenario que es muy favorable para que esto se desarrolle”.

-¿La tarifa para los usuarios se mantiene igual?

“Es exactamente la misma, no debiera cambiar, lo que tenemos que ver es qué cambios nos genera si es que hay servicios que generan algún subsidio, cuál es la proyección en el tiempo”.

 

Cómo se va a implementar

-¿En la región se piensa implementar como una especie de “Transerena”?

“Vamos a partir de forma muy cauta, tal como lo estamos haciendo en Santiago, donde en la medida que han ido venciendo los contratos los hemos ido renovando”.

-Sí, pero acá el transporte no es licitado…

“Claro, acá no tienen otros mecanismos, pero lo que proponemos nosotros siempre es ir haciendo cambios graduales”.

-Pero al no ser licitado ¿Es más difícil llegar con este nuevo sistema?

“No, porque se puede también abrir una licitación parcial, por ejemplo, por un eje, hay distintos mecanismos, también existe la herramienta del perímetro de exclusión, en que se puede negociar contra compromisos de servicio, que es una alternativa también. Afortunadamente tenemos una batería de opciones que podemos ejercer para implementar estos sistemas”.

-Es decir ¿Puede complementarse con el sistema de transporte que ya existe?

“Claro, la idea es justamente que se complemente y que en la medida que los buses o servicios actuales vayan completando su vida útil, se vayan reemplazando por sistemas de este otro estándar de calidad.

“Lo que pasa generalmente es que uno parte con una cantidad pequeña de buses y el impacto es tan grande que los mismos operadores comienzan a buscar maneras de hacer el reemplazo más rápido. Yo tengo la impresión de que eso también podría ocurrir acá, que las personas comienzan a valorar mucho más estos buses y los empiezan a usar, que es lo que queremos, que la gente use mucho más transporte público que privado”.

-¿Esto es lo que están proyectando como solución de transporte para la región?, se lo pregunto porque existe el proyecto del tranvía. ¿Se está dejando un poco de lado ya esa idea?

“Eso está todavía en el MOP en análisis, nosotros no tenemos la respuesta final así que tenemos que esperar las evaluaciones y depende de eso es cómo vamos a seguir. Pero creemos que se pueden hacer avances significativos en la calidad del sistema de transporte sin necesariamente esperar que esa sea la única solución”.

-Claro, porque en el caso de los buses eléctricos se superarían problemas como las pendientes, podrían llegar a todos lados, que era la gran dificultad del tranvía...

“Claro, es más flexible, los buses por su naturaleza son mucho más flexibles, así que tenemos que esperar queé pasa con el tranvía, que va a ser un eje importante, pero los sistemas de buses con pistas dedicadas, controladas con cámaras, son realmente eficaces y eso lo estamos también mirando en Santiago, ya opera y hemos tenido reducciones en tiempos de viaje de más de 20%”.

-¿En el futuro no se proyecta entonces licitar el transporte en todas las regiones para que sea más fácil manejarlo?

“Lo que estamos pensando más que una licitación como la hemos conocido hasta ahora, de ciudades completas, es un mecanismo que al menos a mí me gusta mucho y que es bastante conocido, está en uso en Europa, que es licitar partes del sistema. Uno mide calidad y el 20%, por ejemplo, que está más bajo en índices de calidad, se ofrecen licitaciones. Con eso uno siempre está poniendo la “amenaza” de perder el recorrido si es que no cumple con los índices de calidad.

“Esas licitaciones por tramos y que uno cada dos años licita otro 20%, permite una renovación gradual y también permite la instalación de competencia permanente por calidad. Entonces, uno no genera el trauma de cambiar el sistema de una vez, pero sí pone más competencia, un poco más de presión sobre los operadores y beneficia a los usuarios”.

-Pero igual requiere cambios…

“Tenemos que hacer algunos cambios en los modelos de negocios, en los que la experiencia local es muy importante, muy bienvenida y quienes no rindan de la forma que es aceptable debería renovarse y sustituirse por otro”.

 

Se sumarían colectivos y particulares

-De llegar esta tecnología, que requerirá más electrolineras ¿Se podría empezar a impulsar también el uso de colectivos eléctricos?

“Nosotros estamos priorizando el transporte público mayor y menor, es decir, pueden ser buses o colectivos. En eso no tengo dudas que vamos a seguir avanzando para incorporar este cambio tecnológico”.

“Eso ya existe, ya tenemos flotas de taxis ejecutivos del aeropuerto que son eléctricos, pero ya estamos en conversaciones con gremios de colectivos en Santiago que quieren hacer una reconversión. Ellos mismos se dan cuenta de cuánto la gente valora este cambio”.

-Y lo más probable es que los privados también se motiven a comprar autos eléctricos…

“Sí, ya hay varios experimentos. Me tocó inaugurar hace poco una electrolinera que está afuera de un edificio, los más modernos que están haciendo en Santiago, y les están poniendo electrolineras en sus estacionamientos, incluso en el de visitas”.

-Además que el gasto electricidad versus combustible es muy diferente…

“Es muy distinto. Por ejemplo para los buses es muy significativo, porque el costo de operación de un bus eléctrico equivale más o menos a un 30% del costo de operación de un bus diesel, porque la mecánica es más simple, tiene menos insumos, las mantenciones son más sencillas. Entonces, el mayor costo de inversión se compensa en poco tiempo con el ahorro de costo de operación. Yo recuerdo que el año 2012 vi el primer bus eléctrico y mi pensamiento fue qué pena que nunca va a estar en Chile, porque costaba cerca de 1 millón de dólares y ahora lo estamos viendo a la mitad”. 3701iR

Descentralizar los recursos

-Se confirma entonces que llegarán a regiones, porque muchas veces vemos con cierta desazón que todas las inversiones en materia de transporte se hacen en Santiago, con buses eléctricos, nuevas líneas de metro.

“Eso es lo que el Presidente nos ha pedido, que este cambio de calidad no lo tengan solamente los habitantes de Santiago, que también lo tengan en regiones. Entonces, vamos más graduales en Santiago, pero al mismo tiempo con regiones y con eso subimos el nivel de calidad de todo el sistema de transporte”.

“La experiencia de tener al menos un recorrido con buses de muy alto estándar le deja mucho más claro a las personas de qué estamos hablando. Es distinto que yo les diga que vamos a mejorar en transporte público, que es una cosa muy etérea, sobre todo si uno no ha tenido la experiencia de usar buses de muy alto estándar”.

-¿Cuándo se hará el anuncio presidencial?

“Yo prefiero no dar fechas, porque habíamos dicho en abril y no se pudo, pero debería ser muy pronto. Está bastante definida la forma en que vamos a funcionar, vamos a partir con un par de ciudades y después vamos a ir extendiéndonos. Pero en la medida que los propios gobiernos regionales empujen esto, nosotros le vamos a dar todo el apoyo posible. Tenemos una persona que está dedicada exclusivamente al proyecto de electrocorredores en regiones”.

“Ahora es una oportunidad inmejorable, están los recursos. Ahora ya no es hacer paraderos, es un cambio de fondo”.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X