• Payero explica que implementar medidas si bien tiene un impacto en las organizaciones, no es suficiente si no se realiza gestión energética de manera sistemática.
Crédito fotografía: 
Cedida
El experto en temas energéticos señala que en el sector agrícola, además de los costos de la energía, se ve que hay mucha ineficiencia en los procesos de riego, para lo que es necesario considerar el rediseño de sistemas y evaluar los requerimientos que tienen los cultivos en términos de agua.

Tener un sistema eficiente energéticamente hablando —en cualquier industria—, puede significar una importante reducción de costos. Una oportunidad que también se extrapola al mundo agrícola.

Según Juan Pablo Payero, Jefe de Línea de Industria y  Minería de la Agencia de Sostenibilidad Energética, Chile es un país que sabe bastante sobre eficiencia energética, y que lo que falta es centrarse en los problemas locales, y compartir experiencias con países de la región. “Los problemas de base que tenemos para avanzar más en el uso eficiente de la energía tienen que ver más bien con un tema cultural, con la transferencia de conocimiento y de compartir conocimiento”, dijo.

“En el sector agrícola, además de los costos de la energía, se ve que hay mucha ineficiencia en los procesos de riego”, Juan Pablo Payero.

¿Qué medidas se debieran implementar para hacer más eficiente en el mundo agrícola?

“En el sector agrícola, además de los costos de la energía, se ve que hay mucha ineficiencia en los procesos de riego, producto que los sistemas de bombeo no están bien dimensionados, por ende no están llegando a los parámetros óptimos que se requiere. Incluso se utilizan sistemas de regadío que no son eficientes en sí mismos, por ejemplo, el riego por inundación en vez del riego tecnificado”.

“Para hacer eficiencia energética es recomendable considerar el rediseño de los sistemas, evaluar los requerimientos que tienen los cultivos en términos de agua, y en base a eso diseñar cuál es la mejor bomba, o si por ejemplo se requiere la instalación de variadores de frecuencia que permitan adaptar ciertos funcionamiento de los equipos”.

 

Si bien el riego tecnificado es eficiente, consume mucha energía, ¿cómo se puede bajar ese consumo?

“Cuando hablamos de riego tecnificado entendemos que hay un proyecto de riego que se ajusta de manera adecuada a los requerimientos de los cultivos, a cuánta agua requieren, en qué tiempo, con qué frecuencia, con qué caudal. La recomendación es analizar, verificar y velar porque efectivamente estemos entregando el agua que el cultivo necesita”.

“Con la reducción del consumo de energía, se reduce el costo económico que pagan los agricultores por concepto de energía, haciendo que la labor productiva sea mucho más competitiva”, Juan Pablo Payero.

¿De qué factores dependen los ahorros energéticos  que se pueden lograr en los campos?

“El ahorro energético va a depender de qué tan eficiente sea el equipo, de cómo esté controlada la operación y del diseño del sistema de riego. Como mencionaba anteriormente, no basta con tener un sistema tecnificado si está funcionando de manera ineficiente y sin considerar otros factores para una correcta operación. Hoy, por ejemplo, sabemos cuáles son las mejores horas para preferir el riego y en términos de requerimientos de los cultivos y de condiciones ambientales, también podemos determinar el agua que efectivamente necesitará la planta.

Con la reducción del consumo de energía, se reduce el costo económico que pagan los agricultores por concepto de energía, haciendo que la labor productiva sea mucho más eficiente, más competitiva y también más sostenible”.

 

El verano es la época del año donde más energía consumen los campos, ¿qué medidas recomienda para la eficiencia energética?

“Lo primero es analizar el consumo energético que se tiene, independiente de la época del año en que se esté, para luego aplicar medidas de eficiencia energética y finalmente complementar, en el caso que sea necesario, con energía renovable. En verano tenemos más sol y más requerimiento de agua, por ende hay podríamos identificar una relación directa respecto de la instalación de paneles solares, pero de todas maneras es preciso antes velar por contar con un sistema eficiente primero y luego pensar en fuentes de generación.

Además de la energía solar, si existen requerimientos de agua caliente sanitaria por ejemplo, lo que se puede hacer es implementar sistemas solares térmicos que tienen muy buenos periodos de retorno”.

 

¿Qué porcentaje de energía se puede ahorrar con estas medidas de eficiencia?

“El porcentaje de ahorro de energía luego de la implementación de medidas de eficiencia energética va a depender del sistema que se vea intervenido. Implementar medidas si bien tiene un impacto en las organizaciones, no es suficiente si no se realiza gestión energética de manera sistemática. De acuerdo con nuestra experiencia en aquellas organizaciones que implementan sistemas de gestión de la energía (SGE) logran ahorros en Chile en promedio de un 4,5%”.62-03i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X