• Madre e hijo, Elizabeth Ziller y Alonso, entrenando con rigurosidad en el Dojo de calle Balmaceda.
  • El grupo de deportistas sin límites de edad que entrenan prácticamente los siete días de la semana: Elizabeth Ziller, Alonso Campos, Facundo Campos, Benjamín González, Fabián Vega, Ana Isabel Pacheco, Miguel Pedraza, Eva Covacecich, y Camilo Gallegos.
Crédito fotografía: 
Bastián Salfate
Es una disciplina que está reuniendo a niños, jóvenes y adultos y hasta la familia en su práctica y conocimiento. Va de la mano con el boxeo, cuyas técnicas de aprendizaje las imparte el deportista y profesor Camilo Gallegos en la academia Brutal Striker de La Serena. Resulta estimulante para botar el estrés a través de los puños, agregando patadas y una buena técnica…muy valedera, además, para la autodefensa.

Camilo Gallegos (El Tanque), se paraba al centro, dando instrucciones de los ejercicios a desarrollar, tanto en las modalidades de boxeo como de kick Boxing. Dos, tres o cuatro golpes de puños y uno con los pies buscando las caderas del oponente. Entre ellos, un pequeño de seis años, Facundo Campos, cuyos guantes rojos, tan grandes como su rostro, invitaban rápidamente a cumplir con la rutina. Arriba, abajo, movimiento de cintura. No dejó detalle de la explicación de su profesor para cumplir con la rutina. En otro sector del pequeño gimnasio, su mamá Elizabeth y su hermano Alonso participaban del entrenamiento de martes por la noche.

Ya sea box o Kick Boxing, es una disciplina que está creciendo de manera potente en la región de Coquimbo. Muchos profesores han iniciado de manera independiente sus academias y clubes, buscando constituirse para iniciar la formación. En corto tiempo tendremos, no cabe duda, la Asociación Regional y los cultores de estas artes, soñarán o se prepararán para representar al país y por qué no, creer que se puede llegar a unas olimpiadas.

En Balmaceda 1315, segundo piso, a un costado del conocido restorant El Mundial, está ubicado el Brutal Striker La Serena, de corta vida aún y en vías de constituirse para ser reconocido bajo las normativas del IND. El Tanque, el mejor exponente y campeón, es el profesor, mientras que Miguel Pedraza, sicólogo, cumple un rol de promoción y que pinta para ser el primer presidente una vez que estén constituidos, se ha convertido en su brazo derecho para que la comunidad conozca de esta disciplina y de los beneficios que entrega a quienes lo practican.

“El Brutal Striker La Serena es una escuela de kick boxing y boxeo que funciona desde  diciembre del año pasado y a la que poco a poco comienza a llegar gente”, nos indica el profesor Camilo Gallegos, quien acaba de regresar desde Buenos Aires, donde compitió en una cita internacional con muy buenos resultados.

Reconoce que todavía no son muchos, aunque resalta la distribución etárea existente entre sus integrantes, “es un grupo de unas 20 personas, damas, varones, estudiantes, chicos y tercera edad. Acá no existen los límites de edad, todos pueden participar”, reconoce el deportista.

Dejando todo en la práctica Ana Pacheco, de Coquimbo, quien está preparando el torneo que el 21 de septiembre se realizará en el puerto.

APRENDIZAJE

Generalmente llegan atraídos por la intensidad de los entrenamientos. No conocen mucho de las técnicas de esta disciplina, “cuando son nuevos y llegan sin saber nada, lo primero es entregarles las técnicas básicas, aprender a pararse, estar en guardia. Los movimientos, desplazamientos, golpes básicos que se adquieren con rapidez”, precisa el Tanque, quien reitera que por lo nuevo de la academia por el momento sus alumnos están en esa etapa de aprendizaje, “son pocos los competitivos, los que han llegado son nuevos, están aprendiendo, falta que salten a la competencia, aunque tengo algunos listos que me gustaría debutaran en algún evento y puedan estar en algún ring representando a la Brutal Striker”, reitera.

No obstante, entre su alumnado, hay dos que ya han competido en algunos combates. “Tengo un alumno con dos peleas en boxeo, Ian Quiroz y la alumna Eva Kovacevich, también tiene una pelea de kick Boxing. Ellos son los competitivos por el momento”, comenta.

UN SEMINARIO Y UN TORNEO

Para el jueves 20 de septiembre están organizando un Seminario que será liderado por Camilo Gallegos, quien estará junto a su entrenador, Manuel Recabarren.  Será en el mismo Dojo de calle Balmaceda para lo cual las invitaciones se han realizado a los alumnos que practican esta disciplina en la región. También, a través de la Academia, tienen diseñado realizar el Torneo Nacional copa Región de Coquimbo. La competencia se concentrará, en fecha aún a definir, en el techado  de Coquimbo. La entrada tendrá  un valor de $3.000 y estarán los mejores del país. Todavía quedan cupos, ya que las inscripciones siguen abiertas.

 

LAS CLASES

Los entrenamientos se desarrollan de lunes a viernes desde las 20:30 horas y por la mañana del sábado. Mientras se acerca la primavera, la idea es implementar durante la semana los horarios de 17:30 y de 19:00 horas, producto del interés que se está mostrando por estas disciplinas, “son disciplinas que agarran cierta fama, igual el boxeo siempre ha sido bien nombrado y escuchado, eso ayuda bastante”, precisa el profesor.

Hoy con 22 años, Camilo comenzó a deambular por  variadas disciplinas a los 14 años. Comenzó en el karate estilo Kyokushinkai. Hizo MMA que es lo que se ve en pelea en jaulas, con llaves y golpes en el suelo. También tiene experiencia en artes marciales mixtas, participó en peleas y también en el boxeo, “después me di cuenta que mi fuerte era el kick Boxing, boxeo con patadas, es como en lo que me ha ido mejor”, contó.

Y no le ha ido mal. Ganó la liga nacional de  Santiago,  que se hace por fechas, una vez por mes. Indica que “se van sacando los mejores de la liga para que al final se peleen el cinturón en el Campeonato Nacional, lo gané en 2016”, dice orgulloso. También fue campeón de Copa Chile dos años seguidos en Valdivia y en su última pelea salió al extranjero, a Buenos Aires a tomar parte en el famoso Bosch Tour.

“Gané, me topé con el campeón del evento anterior, me toco pelear con él y salí victorioso”, recalcó, “cuando tengo que pelear afuera o de manera profesional, lo hago en la de 86 kilos, que es peso mediano. Acá en Chile en semipesado que es de la 91 kilos, afuera los peleadores son más grandes, entonces hay que por condiciones de físico se baja”, indica.

El Bosch Tour es organizado por Cristian Bosch que es como un ícono del Kick Boxing, “él ha sido campeón mundial de distintas organizaciones. Es un torneo que reúne a los mejores de Sudamérica. Llegan de Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile. En Argentina está muy desarrollado, ellos son de los mejores”, argumenta el tanque que ya tiene otros desafíos internacionales para cerrar el 2018, aunque su participación dependerá de los recursos económicos.

El “Tanque” Camilo Gallegos, luciendo sus cinturones y logros en cortos años de competencia.

PRIMEROS COMBATES

“Ya tengo una pelea gracias a dios, nunca espere subirme al ring, fue la mejor experiencia de mi vida”, nos comentó Eva Covacevich, quien está feliz con las práctica del Kick Boxing, “lo recomiendo al 100 por ciento, te sanan el alma, desquitas la ira, la rabia, tus frustraciones, te vas superando día a día, es una cosa increíble, ya que uno dice no,  no sirvo para esto y en realidad todos servimos, nos ayuda al autocontrol, como también la autodefensa personal,  el caso del bullyng en los niños, baje baje 10 kilos que ha sido increíble”, reiteró la alumna.

De igual manera se mostró Ian Quiroz, estudiante de Mecánica en Maquinaria pesada en Inacap, quien tiene un par de peleas  en el boxeo y que dice que “el boceo es un estilo de vida que implica disciplina, esfuerzo, valor y hay que tener cojones para subirse al ring. No se trata de darse golpes, hay mucho más detrás de eso.

 

LA ORGANIZACIÓN

Pedraza, en tanto, busca que la escuela se promocione, que la comunidad la conozca y que puedan sumarse más cultores, “apoyo a Camilo en la difusión, publicidad y contactos, como también apoyo y trabajo con los chicos cuando tienen algún problema sicológico y deportivo”.

En tal sentido sostiene que desde que se juntaron en diciembre pasado, “acá tenemos muchos niños que tienen déficit atencional, otros con asperger y que en el deporte, a  través de las enseñanzas que le da Camilo, logran mucho en el tema de controlar los impulsos, disminuye la ansiedad, les ayuda mucho en el colegio. Si bien es un deporte que lo tachan de violento, o que va a estimular la agresividad, es todo lo contrario, ya que le enseñan el tema del autocontrol y les sirve mucho en los colegios. De hecho nos articulamos con los establecimientos de nuestros pequeños para ir viendo su evolución y les ha ayudado, tienen menos anotaciones negativas por el tema desorden, mejoran las notas ya que se controlan. Este es un deporte que exige mucha disciplina”, precisa.

Los primeros años en esta disciplina los hizo Camilo en el sector de Caleta San Pedro. Proviene de una familia de mucho esfuerzo, de ahí la importancia de sus logros personales, como también de entregar sus valores a quienes se inician en esta disciplina y que se ve reflejado rápidamente en el actuar de cada uno de los muchachos, “hemos tenido que trabajar mucho, estamos agradecidos de la industria local que nos ha apoyado, como también de una concejala de Coquimbo y otra de La Serena.

“Cuando Camilo tuvo que salir al Bosch, le avisaron con dos semanas de anticipación, tuvimos que hacer un bingo de la nada, la gente, las empresas se pusieron la camiseta del deporte”, sostiene Pedraza.

NUEVAMENTE BUENOS AIRES

Reitera que fue una experiencia bien extrema y contra el tiempo, la participación de Camilo en Buenos Aires, “el paso fronterizo estaba cerrado, hubo que sacarle pasaje de ida a Buenos Aires y después trabajar y generar los recursos para su regreso. Se hicieron muchas cosas, iba solamente  de ida y Camilo trataba de regresar. Se hizo un gran esfuerzo, igual el apoyo de Eva fue clave, acá el ambiente es súper familiar y eso ayudó mucho a recibir colaboración para concretar el regreso”.

Dos objetivos se han fijado en la academia y apuntan a la participación de Camilo en dos nuevas citas internacionales: El Panamericano de Cancún, en octubre y el Mundial de Buenos Aires, de noviembre,  que demandan gastos y una fuerte inversión. “Estamos apelando a las autoridades para ver si logramos reunir recursos, comprar los pasajes con tiempo y para eso estamos recibiendo el apoyo”, recalcó el sicólogo. 

No hay límites para aprender como lo demuestra el pequeño Facundo, quien entrena con Miguel Pedraza

DESCRIPCIÓN KICK BOXING

El kick boxing es un deporte de combate de origen japonés y desarrollo occidental en el cual se mezclan las técnicas del boxeo con las técnicas de patadas de algunas artes marciales como el karate y el muay thai. Estando así relacionado con el antiguo arte del muay thai, pero sin los golpes con el codo y de rodilla, que generalmente no son permitidos.

Si bien no se le considera un arte marcial formativo tradicional o Gendai Bud por excelencia, sino un deporte de combate. Se considera que un luchador de kick boxing es una competencia muy reñida para los demás peleadores de otros estilos de lucha en pie, que practican otros tipos de deportes de contacto o artes marciales, por la gran resistencia física, contundencia, y aguante a los golpes de sus practicantes.

Actualmente es uno de los sistemas preferidos y de mayor divulgación en el desarrollo de la lucha en pie, siendo preferido en las artes marciales mixtas combinadas o MMA / AMM.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X