Crédito fotografía: 
El Día
Este viernes, el conjunto pirata se medirá con Barnechea en la capital, buscando afianzarse en el primer lugar de la clasificación. El técnico Patricio Graff podrá recuperar al goleador Rodrigo Holgado, ausente en el pasado triunfo sobre Copiapó por suspensión, mientras que el capitán Diego Carrasco cumpliría sanción por límite de cartulinas amarillas.

Semana corta para Coquimbo Unido que ya este jueves se trasladará hasta la Región Metropolitana para enfrentar la fecha 19 del torneo oficial en la Primera B. Los aurinegros se enfrentarán con su similar de Barnechea, este viernes a las 19:30 horas donde tendrán la oportunidad de dar un salto en solitario para consolidarse en la tabla de colocaciones y darle la responsabilidad a Santiago Morning (con el que marcha de la mano al tope de la clasificación) y sus más cercanos perseguidores donde figuran San Felipe y los elencos cupreros de Cobreloa y Cobresal.

Tras lo que fue la victoria por 2-1 sobre Copiapó el pasado sábado en el puerto, los dirigidos de Patricio Graff no pudieron quedarse pegados en el festejo de ese agónico triunfo logrado en tiempo de descuento, sino que debieron comenzar a mirar el siguiente cotejo con los huaicocheros, un equipo de discreta campaña que no ha logrado encender y se mantiene en el undécimo lugar con sus 22 unidades.

El equipo que es dirigido por Hernán Peña  viene de igualar de visitante ante Cobresal, en El Salvador, resultado que le permite recuperar la confianza frente a los difíciles rivales que se le vienen en las siguientes jornadas.

Para el deté porteño, se trata de un partido diferente, complicado como todos, aunque en esta oportunidad con el agregado que se jugará en una cancha de superficie sintética donde el balón corre mucho, aunque su iluminación es bastante discreta y complica, en especial a los porteros. Además, por jugarse en el sector oriente de la capital, muy cerca de la precordillera, la temperatura es baja, “sabiendo de todas esas condiciones, sin duda que debemos prepararnos para lo que será este compromiso”, puntualizó el pasado sábado, asumiendo que el local buscará doblegarlos, ya que también tiene pretensiones de meterse en la zona liguillera.

Respecto de lo que fue el partido con Copiapó que lograron ganar con el último aliento, el trasandino reconoció que uno de los aspectos que hay que resaltar es la actitud de sus dirigidos, que, pese a las dificultades impuestas por el visitante, jamás bajó los brazos y siempre buscó quedarse con la victoria.

Es ahí donde Graff refleja el mérito de la victoria y quizás, los merecimientos de sus dirigidos, aunque puntualizó que en la segunda fracción hubo que hacer un par de readecuaciones de jugadores para buscar vulnerar a un rival que había hecho un gran desgaste físico y había cerrado los camino para hacerle daño al portero Orellana, “hubo que poner a Yedro por derecha,  por su perfil, que lo ayudó a él a meterse en el partido, porque era el jugador que menos estaba participando y lo hacía erróneamente, llegaba tarde, perdía los balones, tomaba malas decisiones".

"Justamente con su perfil junto a Sebastián y Kilian, que fue los cambios que hice de cruzar a los extremos, me dio resultado por derecha y de a poco eso fue contagiando en el equipo,  se fue sumando a la visibilidad de Yedro, Ferreira, lo que agarró intentó, no perdió el balón, tiro de media distancia, sacó balones afuera. Kiki comenzó a centrar, fueron pocas las cosas que tocamos para que las cosas se dieran y les pedí más entrega,  porque no era suficiente”, recalcó el entrenador que las victorias, de esta manera, en estas instancias, tienen un dulce agrado.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X