Papa Francisco

Ya lo he dicho por las redes sociales: llena de ilusión y esperanza que el nuevo Papa Francisco sea un hombre sencillo, cercano a la gente, sudamericano y jesuita. En sus primeros días nos ha llenado de gestos que hacen evidente un nuevo estilo, pero que también, por sí mismos, nos van dando ciertas lecciones a quienes de alguna manera nos vinculamos al poder.

Con sus gestos el día que asumió: al pedir primero que el pueblo católico le diera la bendición a él; al hablar de esa forma cercana y simple; al no aceptar el vehículo papal blindado y subirse al bus junto al resto de los cardenales; al pagar la cuenta de su comida; al saludar como un par más al resto de los obispos (evitando que besen su anillo papal), todo esto nos habla de que es importante ser coherente y es más importante en estos tiempos ser consciente de que el poder no es otra cosa que un lugar para servir a los demás.

Es indispensable enaltecer el servicio público. La política necesita también gestos en la línea de lo que está proponiendo el Papa. Austeridad, simpleza, cercanía, atención con lo que las personas están demandando, más que imponer temas y forzar las decisiones. La renovación de las estructuras de poder y el ejercicio de la política pasa por cambios de fondo y también por cambiar la forma, los gestos, la actitud con que se ejerce el cargo público. Hay que salir al encuentro de los más necesitados, de los que requieren que la función pública los ayude a superar sus necesidades. La opción preferencial por los más pobres también debe ser la obsesión diaria para todos los que podemos hacer algo por ellos.

Es cierto, a menos de una semana, todavía falta mucho tiempo para ver si todas estas expectativas que genera el nuevo Papa Francisco se traducirán en nuevos aires para la Iglesia, pero al menos estos primeros símbolos y gestos ya son significativos. Todo indica que el Papa Francisco es el más adecuado a estos tiempos y que con él podremos aprender mucho más de lo que imaginamos. 

Comentarios

Comentarios

No soy de derecha y siempre consideré la Concertación como mi opción política. Pero como está de sucia esta campaña de desprestigio en que critican la paja en ojo ajeno y no ven la viga en el suyo, me decepciono. Creo que lo único qud lograrán los izquerdistas es aburrirnos a quienes sin militar, tenemos que votar. Podrían iniciar una campaña limpia pero es tanto el resentimiento que sería un milagro... Suerte a todo@s!

Estimado, le aclaro que me considero un patriota y en el orden actual no soy ni de derecha ni de izquierda.
Al decir "casta política" me refiero a toda la tropa de sinvergüenzas que pulula (*) en el Congreso, más preocupados de su interés personal que del bien de nuestra patria y sus habitantes.
Este artículo lo escribió uno de derecha y cuando lo hace uno de izquierda, también me hago presente para ponerle los puntos sobre las íes.

(*) RAE: Dicho de los insectos y sabandijas

Que lata que las críticas sean personales. Se nota la izquierda resentida, añeja, destrucvtiva que nunca cuando estuvo en el gobierno lograron terminar con sobresueldos, designaciones arbitrarias, y ahora critican??? con qué cara... son unos verdaderos patudos.

No entiendo cuál es afán de criticar y criticar con tanto odio hacia una persona que de verdad quiebra en parte los cánones de los políticos que hace más de 20 años, etuvieron coludidos con los grandes empresarios. ¿Porqué no dirige sus críticas hacia un presidenciable que es el preferido de los empresarios porque cuando fue ministro de la Concertación obtuvieron grandes divisas? ¿Se le olvida que el "populismo" del bono marzo no fue idea de Piñera, sino que una copia fiel de lo mismo que hizo el último año de gobierno la señora Bachelet?...Se parece a un embudo no????

No creía en los políticos, sí en la política y Uriarte se nota en terreno, trabajando un poco más de cerca con la gente. no como otros políticos de escritorio que se enronchan si llegan al campo o se marean con las distancias de viaje.

Sr Martin; Ud , pasa por alto un PEQUEÑO detalle, al Sr Uriarte lo eligio la Sra Matthey. No hubo una eleccion popular, nada de eso, simplemente fue elegido entre cuatro paredes, Este no es un problema del Sr Uriarte, el solo se aprovecha del sistema. Aun con las mejores intenciones, no deja de sacar provecho de un sistema electoral vergonzoso.

Es gratificante que Francisco I esté dando estas muestras de sincera fe católica al practicar lo que Jesús pidió y dejar alejarse de lo mundano, ser humilde y pensar siempre en los demás. será un gran dolor de cabeza para una institución que tenía en un altar a los papas, pero con Francisco I de seguro cambiará de seguro la forma de gobernar la iglesia.

jajajaa su inocencia es conmovedora...
cambiaran las tecnicas de marketing, cambiaran el estilo, lo que sea...
pero es un negocio, un turbio negocio basado en la ignorancia, el temor y la culpa.
Nada nuevo ni menos bueno saldra de ahi.
estan todos podridos.
Y bien dice Watcher, uriarte es uno mas de la casta que nos tiene hasta el perno, con que cara viene a llenarse la boca de palabras domingueras si la realidad es que la elite empresarial que el representan es la que tiene a la gente de mi pais sobreexplotada, agobiada y abusada, impotentes ante tanta sinverguenzura, tanto descaro sin ningun freno ni control.
Habla de palabras grandielocuentes pero desde su tribuna jamas ha nacido alguna iniciativa para pagarle a la gente un mejor sueldo o dejar de hacer que sus coreligionarios empresarios dejen de abusar con la educacion, la salud o nuestros servicios estrategicos.
Momios y religion... la misma mugre, todos podridos e hipocritas.

Usted, parte integrante de una casta política privilegiada que trabaja para los que exprimen y esclavizan a los chilenos comunes, ¿Se atreve a enviar mensajes de este tipo y a decir que es más importante en estos tiempos ser consciente de que el poder no es otra cosa que un lugar para servir a los demás?
Sería bueno el chiste si no dejara entrever que, en apariencia, estarían absolutamente inconscientes del daño que le están causando al pueblo (y al país) del que se sirven descaradamente.
Pero no es en apariencia, lo hacen a sabiendas y con un apetito voraz que raya en la maldad, y el destino de los malos es el infierno. Tan beato, usted debe creer que existe así es que preocúpese.

Nada mas que decir, se lo dijo todo, que buen comentario.

Los opiniones vertidas a través de comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no reflejan necesariamente el pensamiento de diario El Día.