Cartas al director

Enviada por admin en 15 Feb 2011 - 01:43

••• Señor director:
Al construir el Puente Zorrilla secaron el humedal que existía en la Avenida Islón, desde la Villa El Romero hacia el oeste. Cortaron el recurso hídrico, aun cuando habían gastado millones en abovedarlo por debajo del relleno del puente. El punto es que por ley tenían que construir áreas verdes para compensar. Ante esto se construyó una plaza ubicada en Avenida Islón esquina Vicente Zorrilla, la cual ya se secó. Los vándalos destrozaron los basureros y árboles, y en un par de ocasiones viene un camión aljibe a mojar el pasto seco. Cabe señalar que los humedales están protegidos en todo el mundo y aquí mataron uno y nadie hizo nada.
Fernando Castillo Barraza
fernandocasti@hotmail.com

 

Enviada por admin en 15 Feb 2011 - 01:42

••• Señor director:
Cuando el Municipio de La Serena está tratando de controlar los ruidos molestos, en la Avenida del Mar, el Municipio de Coquimbo no se da por aludido. El sábado 12 y domingo 13, los habitantes del Condominio Puerto Edén, ubicado a  más de 200m del lugar donde se realizó un campeonato de motos, hemos debido soportar  la voz del locutor y sus comentarios. Y esto sin mencionar el ruido, de un tipo de música altamente desagradable y propio de ambientes de poco desarrollo cultural, a un volumen tal que se hacía simplemente insoportable, donde hasta conversar se hacía difícil. Todo esto me hace pensar que sus organizadores son lo último de ordinarios y sin ningún respeto hacia los demás. Y todo esto desde las 9 de la mañana, cuando el objetivo de muchos en esta época de vacaciones, es descansar y reponerse de un año de trabajo. También debo destacar la poca proactividad de Carabineros para hacerles ver que con ese ruido estaban contaminando el ambiente. Cuando el silencio es un bien cada día más escaso y valioso, debe cuidarse.
Roberto Miranda
rem1950@gmail.com

 

Enviada por admin en 15 Feb 2011 - 01:40

En relación a la nota respuesta de René Nahmías a mi carta al Director del jueves 10 de febrero en curso, deseo manifestar lo siguiente: El referido firmante, al parecer, reside en Marbella y no en la Avenida del Mar de La Serena, dado que encuentra que en ésta última todo está bien.
Tampoco lee Diario El Día, que de modo permanente recoge las opiniones y denuncias de vecinos y visitantes, con fundamentos similares del contenido de mi nota. Es más, en la edición en que se publica la carta del suscrito, se recoge otra opinión, la del señor Iván Rojas Ramos, que denuncia ruidos molestos en esa vía costera. Misma edición, página 08, se da cuenta del perjuicio y molestia por las fecas de los patos yecos en las luminarias de la citada avenida. Al día siguiente, en la página 15, se consigna un titular que informa de vecinos de la Avenida del Mar que reclaman nuevamente por ruidos molestos. Sábado 12 de este mes, editorial de éste medio se refiere a lo mismo.
¿O estimará René Nahmías que lo que Diario El Día informa no se ajusta a los hechos? Tampoco aporta argumentos contribuyentes para que esta ciudad, verdaderamente, solucione sus carencias y deficiencias evidentes, que sus vecinos y residentes deseamos, sean superadas. Respecto de la recomendación culmine del galeno, la encuentro de categoría vulgar e impropia de un médico.
Sobre opiniones posteriores de tres o cuatro personas más, son del mismo tenor y, esencialmente, contienen incoherencias y expresiones de desenfoque del tema inicialmente expuesto por el suscrito, como lo son las calles sucias, luminarias apagadas, muros rayados, ruidos molestos, jardines y áreas verdes descuidadas, basura en calles, avenidas y accesos, entre otros. Podría entender que los umbrales de la falta de limpieza, las carencias de ornato y otras materias, pueden ser diferentes entre las personas, pero cuidado cuando se advierte una peligrosa tolerancia, en este caso por lo denunciado, y a la vez, una nula capacidad de autocrítica.
Saluda atte.
RUT 7.181.868-3

 

Enviada por admin en 13 Feb 2011 - 23:42

Normal
0

21

false
false
false

ES-CL
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
Señor Director:
El último libro del cientista político ovallino Luis Oro Tapia (Max
Weber: la política y los políticos. Una lectura desde la periferia
, Ril
Editores, Santiago, 2010) es una joya del entendimiento político. El libro está
escrito en una prosa clarísima, punzante y certera. Su lectura deja fascinado,
exasperado y perplejo al lector.   
Al dar vuelta cada página se siente el crujir de las utopías y los
lloriqueos de las ingenuidades interpeladas. En dicho libro los ideales
políticos no pasan la prueba de la blancura. No obstante, en él también se
rescata la valía de ellos.
De hecho, el doctor Oro Tapia reconoce, explícitamente, que el idealismo y
las ilusiones son imprescindibles para mantener rubicunda a la vida política.
Sin embargo, con igual énfasis nos recuerda que las ilusiones nos hacen más
vulnerable al engaño y que el idealismo nos conduce (más temprano que tarde) de
bruces al desencanto.
En definitiva, es un libro en el que el lector siente las palpitaciones del
quehacer político, pero también el ruido del bisturí del analista que está
llevando a cabo la disección de la política y los políticos.
La obra de Luis Oro es motivo de orgullo para las letras regionales y su
nombre se une al de otros intelectuales ovallinos que nos han sorprendido y
deleitado con sus frutos en el último tiempo.
Juan Diego Martínez
Magíster en
Ciencia Política

 
 
 

Enviada por admin en 12 Feb 2011 - 23:43

Normal
0

21

false
false
false

ES-CL
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
 El 4 de este mes se cumplieron
dos años del fallecimiento de María Williams, joven de 26 años, como
consecuencia, según el hospital, de una falla anestésica durante su
parto; hoy cumplió el mismo tiempo mi hermano, de 19 años, devuelto a su
domicilio erróneamente diagnosticado; el día 16, una joven de 16 años,
también por atención de parto cumplirá también dos años fallecida y cuando
termine este mes se sumará Darlyn, hija de Verónica, joven mujer que por
la tardía atención de su parto se le produjo la ruptura de su útero y por ello
su bebe nació con severas secuelas, que le causaron la muerte hace casi un
año. 
Como es de
suponer, el reclamar, no ser escuchadas, ser engañadas, ser afectadas por no
respetarse los plazos de las mediaciones en salud, porque la Fiscalía cierra
los casos con extrema facilidad, no acceder a realizar diligencias, etc., ha
hecho que nos conozcamos y nos integremos con otras personas, también muy
decepcionadas de los sistemas judiciales y administrativos que deben
resguardar nuestros derechos, esperanzándonos cuando se nos ofertan o se
vislumbran soluciones y consolándonos cuando comprobamos que otra vez, somos
objeto de burlas, inoficiosas dilataciones, o somos víctimas de un pedir y
pedir antecedentes que de nada sirven.
Con mucha pena,
he observado que las desgracias siguen aconteciendo, que los afectados se
incrementan vergonzosamente, que muchas jóvenes por asegurar calidad en sus
atenciones optan por atenderse en forma particular al verse enfrentadas a
partos, etc., y sinceramente no con el ánimo de ofender, sino de llamar
poderosamente la atención ante un problema, en el cual  las víctimas
están adoptando la costumbre de no denunciar, por estimar que ello es
inoficioso. Me atrevo a lanzar la idea de considerar la creación de
un Memorial de los Pacientes Fallecidos en nuestra ciudad de Ovalle, lo que les
permitiría a nuestras autoridades, en especial de salud, cuantificar en su
real dimensión lo grave de estos eventos y ojalá contribuir a eliminar el dolor
al que debemos enfrentarnos un cada día más numeroso número de familias, especialmente
de condición humilde. 
Si alguien tiene una mejor idea para mejorar
la atención, no calle, todo lo que se haga por custodiar el derecho de acceder
a la salud y por ende a la vida, es poco.
María
Rojas acuña

13.535.139-3.
 
 

Enviada por admin en 12 Feb 2011 - 23:42

Normal
0

21

false
false
false

ES-CL
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
Sr. Director:
El 2008 en julio chocaron mi auto en el sector del Bosque San Carlos, en
la intersección de Alessandri con Pan de Azúcar. Quien me choco reconoció su
culpa ante la primera audiencia en el tribunal e incluso cotizamos el arreglo
de mi auto, pero a las 2 semanas salió demandándome, resultando ratificada su
culpabilidad. El tema es que hasta hoy aún no veo ni un solo peso de su parte
siendo que en agosto del año pasado salió el dictamen a mi favor, hasta ahí
todo bien. Mi preocupación por la falta de justicia es que ahora viene todo
mal, resulta que se debe embargar bienes a esta persona iniciando por su
camioneta, vehículo que participó en el choque, con la posibilidad de que este
se encuentre en precarias condiciones o simplemente ya no exista, antes de eso
debo pagar  a un receptor judicial y luego
un martillero público.
Acá viene lo peor, pues como es remate, la camioneta podría
ser rematada en $200.000 y el martillero podría cobrarme $150.000 y más los $ 50.000
del receptor quedaría sin nada, y a la espera de si esta persona tiene más
bienes y por consiguiente seguir pagando receptores y martilleros hasta
conseguir el monto fijado por el tribunal, por lo cual acá viene mi pregunta,
¿existe realmente la justicia? Cuando una persona con más recursos puede
dilatar el juicio el tiempo que estime conveniente y luego y simplemente, como
me dijeron por ahí, conocer el sistema e ignorar todo dictamen del tribunal. Me
gustaría saber además, para qué tenemos jueces si los delincuentes y
estafadores siguen en la calle manipulando el sistema a su antojo y las
personas honradas vivimos encerrados o como en mi caso esperando que la
justicia se acuerde de mí y deje de dilatar mi caso y haga efectiva la
sentencia como corresponde y recibiendo al contado todo lo que el mismo
sentenció.
Daniel Sáez 
 

Enviada por admin en 12 Feb 2011 - 23:41

Normal
0

21

false
false
false

ES-CL
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
Sr. Director:

Qué palabras más sabias las
del doctor. Quizás Don Carlos Doren Andrews pertenezca a una de las ciudades más
cochinas de Chile, y aquí se jacta de venir a reclamar a una de las ciudades
con más afluencia de turistas en época estival y con mas limpieza. Yo vivo por
trabajo en la ciudad donde se jacta de ser la capital minera y aquí las calles
y playas dejan mucho que desear. Sr. Doren, lo invito a que se pegue una
vueltita por las "playas" artificiales de la capital minera y las compare
con La Serena. Para terminar no venga mas por estos lados, quédese por Papudo,
Zapallar u otros lugares que usted considera mejor. Turistas como usted la
Región de Coquimbo no necesita.

Carlos Rojas

8.246.971-0

 

Enviada por admin en 11 Feb 2011 - 14:35

Normal
0

21

false
false
false

ES-CL
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
Sr. Director:
Sólo quería reclamar contra la empresa BLUE EXPRESS,
porque no se digna a instalar una oficina para atender a sus clientes, en el
centro de la ciudad de La Serena, capital de la Región de Coquimbo. Muchas
gracias y mucha suerte a esta gran empresa periodística.
Atentamente,
Carlos Vásquez
 

Enviada por admin en 11 Feb 2011 - 02:03

Acabo de leer una carta al director, de un señor que sólo se identifica con su RUT.  Para él, La Serena y la Avenida del Mar es algo inmundo. Seguramente va a ser necesario advertirles a los turistas que repletan la Avenida del Mar que tengan cuidado porque se pueden infectar con sólo dar un par de pasos.
Pero por lo que yo sé (residente de la Avenida del Mar), los turistas no han encontrado ningún  problema.
He conversado con varios de ellos, chilenos y extranjeros, que se van encantados y felices con La Serena y espontáneamente me han dicho que lo han pasado muy bien y que volverían el próximo año. ¡Qué raro, señor RUT!, que no se hayan dado cuenta de la supuesta suciedad, de la mala gastronomía y que no hayan enfermado.
También hace mofa de la recomendación de consumir sándwich de pescado. Yo, como médico, le aconsejo que los consuma porque le va a hacer bien a su cerebro y por supuesto a sus neuronas.

Dr. René Nahmías