¿Qué debo hacer para publicar un libro?

Una primera respuesta -para algunos- ha sido entonces armarse de una red de contactos que permita acceder a financiamiento. Quizás esto explique en parte que hayan surgido tantas organizaciones culturales, entre ellas las que agrupan a los escritores.

En octubre de 2010 fui invitado a un foro que formó parte de una investigación sobre la cadena de producción del libro con fondos públicos en la región de Coquimbo. Inicié mi intervención con la siguiente pregunta: ¿Qué debo hacer para publicar un libro? A seguir, un breve resumen de esa ponencia.

En rigor la pregunta correcta sería: ¿Qué debo hacer para escribir un libro? Incluso, hilando más fino: ¿Qué puedo hacer para escribir un gran poema o una serie de poemas; un cuento o una serie de ellos, una novela, una obra de teatro o un ensayo? Cada pregunta, aunque parecida, tiene sus particularidades y diferirán en las respuestas.

Para publicar un libro parece que lo que menos importa es lo que tiene que ver con el proceso de creación literaria, con el arte de escribir. Pareciera que lo que mueve más a los autores es cómo conseguir financiamiento. Postular a un concurso, sea de fondos o simplemente literario, implica echar a andar un proceso que se distancia de lo escritural y tiene que ver más bien con la gestión cultural.

Una primera respuesta -para algunos- ha sido entonces armarse de una red de contactos que permita acceder a financiamiento. Quizás esto explique en parte que hayan surgido tantas organizaciones culturales, entre ellas las que agrupan a los escritores. Una segunda respuesta -para otros- ha sido “escribir eso que quiero llamar libro”, crear un producto que se transforme en un libro, por su valor como arte y no porque ha habido unos fondos disponibles…

Para quienes son escritores o pretenden acercarse a la creación literaria en forma seria y sostenida, la pregunta válida será entonces ¿Qué puedo hacer para escribir una serie de poemas; un cuento o una serie de ellos, una novela, una obra de teatro o un ensayo?

Las respuestas dependen de cada creador. Pero, en síntesis, es cuestión de poner en papel (o en la pantalla) las ideas que pasan por nuestra mente, ideas que serán producto de nuestra imaginación, si es que estamos en la ficción, o de nuestros conocimientos y/o pensamientos si estamos en el plano del ensayo.

Plasmar estas ideas requiere, sin embargo, una capacidad que no todos tenemos, un talento que no todos lucimos, una disciplina que no todos logramos. Y entonces, a veces personas sin capacidad, sin talento y sin disciplina, tuvieron unas cuantas ideas, se dieron el trabajo de escribirlas y se esmeraron por conseguir los fondos con los cuales publicar. Así, han surgido libros que de no estar impresos no harían falta alguna.

En Santiago y fuera de Chile, los escritores acuden a las editoriales y éstas cuando la obra es buena la financian -como inversión- y luego la venden para obtener ganancias; en regiones quienes queremos ser publicados postulamos a los fondos disponibles.

Por otro lado, la autoedición (o autofinanciamiento) es una fórmula válida para publicar un libro. Pero ocurre a menudo que los recursos con que se financian estas publicaciones derivan del erario público. Tal es el caso de libros que se han impreso gracias a becas de creación o a dineros que salen de otros proyectos culturales. En estos casos tampoco hay necesariamente un filtro de calidad. La autoedición puede ser también financiada por cuenta propia, es decir, un autor que ya tiene una red de contactos sabe que será capaz de vender sus libros, recuperar su inversión y probablemente ganar dinero además de proyección literaria o social.

Postulando a fondos, enviando a editoriales, con financiamiento propio o de la forma que sea, publicar un libro es un deseo de muchos que no todos pueden ver realizado. La lógica es que la calidad debería imperar, pero ya sabemos: no siempre es así.

 

Comentarios

Comentarios

Saludos Gabriel:
La verdad es que se agradece mucho tu blog acerca de publicar libros. Debo decir que hace poco lance mi primera novela - tuve que correr con todos los gastos - y si bien mi objetivo es que la gente lea mi obra, esto se ha hecho dificil debido a la dificultad en la promocion. Por fortuna se vende en muchas librerias donde va mucha gente, pero de ahi a hacerlo "conocido" es otra cosa y quisiera recibir orientacion acerca de eso, dado que mi circulo social esta algo lejos de las letras (trabajo en un hospital) Agradeciendo de antemano y felicitándote por tu texto, te saludo cordialmente.

¿Por casualidad tienes un libro que se llama "Médicos de Almas"?

Es importante recordar que los canales de venta se abren a los talentosos... y no están en la manos de los mercantilistas.. y eso es positivo, hace todo más difícil, para ese artista que antes podía dedicarse 100% a su trabajo, y dejar que otros vendiesen.. hoy, tiene la oportunidad de intentarlo el mismo...

http://laebookeria.com

en el año 2009 tuve una experiencia no muy grata con la publicación de mi primer obra editada, contacte una gráfica de Santafé Argentina quien me decía que ellos eran editores, que sometían a la corrección de estilos la obra despues de pagarles mas de 8.000 dolares resultaron editando una obra sin corregir, que si no hubiese sido por su contenido y por la calidad de escritura que llevaba hubiera pasado desapercibida fue un tanto traumatico, para mi porque esta gente jamas me entregó mi obra si no les cancelaba 5.000 dolares mas para hacer la distribución en el mundo segun ellos. al darme cuenta de los errores decidi no invertirl mas ellos se quedaron con los 4.500 ejemplares si fue que lo sacaron porque jamas volvi a ver que pasó con mi edición. UNA REFLEXIÓN A VECES POR EL DESEO DE TENER NUESTRAS OBRAS EDITADAS NOS DEJAMOS ENGAÑAR, YO ME VOLVI A COLOMBIA Y QUIERO REEDITARLA A PETICIÓN DE LAS PERSONAS QUE ALCANZARON A LEERLA. GRACIAS

Me gustaría contar mi experiencia con una editorial en línea española, ya que hicieron posible que publicara mi primer libro:

Se trata de una editorial que ha creado el lema "librería profesional en linea". www.laEditorial.es

Me corrigieron el texto, incluyeron un ISBN, DL... Lo vendieron en su libreria.laeditorial.es
Traté desde el primer momento con un asesor que me iba enviando las pruebas la maquetación y la portada tal como yo las quería. y en 10 días tenía mis ejemplares y mi libro a la venta

Más tarde, ya con el libro publicado, lo he enviado a otras editoriales y está teniendo una acogida genial. Espero publicarlo pronto mientras sigo escribiendo.

Esta entrada me parece muy interesante para ayudar a escritores noveles.

Hola Rocío:

Primero que todo, felicitaciones por tus logros. Vi la página de la editorial y la encontré genial!!. Mi consulta es: eres chilena o española.

Si eres chilena, ¿Cómo te aseguras el derecho de autor? (si lo sacas acá en Chile, tiene el mismo valor en España?).

Espero me puedas contestar.
C.
Saludos,

Alejandra

Estimada Rocío
Hace tiempo que quiero publicar un libro. es bastante extenso y no había conocido la forma de hacerlo. mi consulta es, esta editorial es de España, tu ¿eres de allá, o eres chilena? (como el blog es chileno...)
¿De ser chilena, igual te enviaron las copias hasta acá? ¿es confiable esto?
si pudieras apoyarme, aun que sea para tenerlo en consideración estaría muy agradecido.
Saludos cordiales

Victor Sanchez

Editar un libro es mucho menos difícil de lo que parece. Tengo una editorial y recibo todo tipo de libros y textos. Mi editorial se llama Ediciones Altovolta. El tiempo de producción de un libro es de alrededor de tres semanas. Los datos para contactarme son los siguientes:

Nombre: Jorge Queirolo Bravo.
Teléfono: 56 - 9 - 98429732.
Correo electrónico: jqueirolo@yahoo.com
MSN: jqueirolob@hotmail.com
Facebook: Jorge Queirolo Bravo
Twitter: Jorge Queirolo Bravo

Con estos datos es bastante fácil ubicarme. Mi editorial no ejerce ninguna clase de censura en relación a los textos que edita. Tampoco hay limitaciones de espacio ni por género. Espero con los brazos abiertos a los autores de todo el mundo que quieran ver sus escritos convertidos en un libro.

Escribirlo . . .

Respuesta a la inteligente, sesuda y existencialista pregunta de nuestro ácido y complaciente animador;

Para publicar un libro se debe pagar en una de nuestras inexpertas editoriales locales o de lo contrario militar en RN, PS, UDI o el gobierno de turno.

Sr. Ledezma:
Acepto ser ácido, a veces, pero trato de no ser complaciente. Y tampoco soy animador, sino periodista que expone puntos de vista (opinión) sobre temas de interés social.
Gracias por su comentario, pero le repito parte de la respuesta que ya di a otro comnetarista de este blog:
No estoy de acuerdo con usted. En los últimos cinco o seis años se han publicado cientos de libros sólo en la región de Coquimbo y puedo asegurarle que no todos estos autores tienen militancia política o amistades con personas influyentes. Lo hacen mediante diversas formas de financiamiento.
Desconozco a qué se refiere con "inexpertas editoriales locales", podría quizás aclararlo.
Cordialmente,
Gabriel Canihuante.

Continuando con el planteamiento de interrogantes que el señor Canihuante nos presenta, podemos añadir algunas: ¿Qué entendemos por calidad? ¿Es "normalizable" la calidad como tal y, de ese modo, "universalizable"? ¿Qué entendemos por "ser un escritor"? ¿Desde cuándo existen ciertos parámetros que un escritor o poeta debe respetar? Y así la lista podría continuar.

Cito ahora una parte del artículo: "Así, han surgido libros que de no estar impresos no harían falta alguna." Quizás es esta aparentemente humilde línea la que hace que el artículo completo pierda valor, incluso considerando que lo que se expresa es la opinión de quien escribe. Esta pequeña línea llega a ser hasta molesta. Es más, desvía el tema de la que debería haber sido su rama principal (y loable, por cierto): lo difícil que es publicar en regiones, la enorme burocracia y, dicho sea de paso, la poca transparencia de muchos de los fondos concursables, donde realmente hay que tener santos en la corte para ganar.

La Editorial de la Universidad de La Serena, como la única editorial establecida como tal en la región- desde hace mas de 4 años está abierta a recibir textos -específicamente de autores regionales- para ser publicados. Sin embargo, las limitaciones económicas ya conocidas por todos, de la Ues chilenas, nos han hecho restringir el financiamiento a los autores que pertenecen a nuestra Casa de Estudios. Pero, ¡buena noticia!, a partir de este año 2012, ya podemos comenzar a financiar a autores que no necesariamente trabajen en la ULS.

Invitamos a los autores regionales a acercarse a nuestra oficina, en la Direccion de Extensión, y mostrarnos su trabajo. Por supuesto, deberán someterse al escrutinio de un Comité Editorial y aceptar felicitaciones o críticas; recepción o rechazo.

Es imprescindible resaltar un punto que toca Gabriel Canihuante sobre la calidad. En Chile hay mucha gente que escribe y poca es publicada en libros. Y esto no se debe solamente a la falta de fondos (publicos o privados). Después de varios años trabajando en editoriales en Santiago, esto tiene una explicación para mi: la falta de calidad, rigurosidad y de trabajo sobre un texto. Creo que no basta con escribir; todos podemos hacer eso. Pero "escribir un libro" tiene otros alcances. Ya sé que es enojoso hablar sobre la calidad y es una interminable y apasionada discusión, pero también hay que reconocer que hay ciertos criterios y parámetros a tomar en cuenta. Y muchas veces los autores no los conocen o simplemente los ignoran, y salen muy enojados después de hablar con los editores...

Por último, quiero agregar que la posibilidad nueva de los "libros digitales o e-books", ha hecho que el publicar un libro, ya esté al alcance de todos.

Yo los invito a discutir este y otros temas en nuestra editorial.

Estimado Alejandro:
Por cierto, la Editorial de la ULS es un aporte fundamental para escritores de la región de Coquimbo. Es bueno saber que ahora estará abierta también a personas que no pertenecen a la institución.
En relación a lo digital, en efecto, hoy es cada vez más común el acceso a a este tipo de publicaciones, pero creo que para algunos autores aún es muy fuerte la relación entre el papel y el ego.
Gracias por la invitación a la Editorial, que -para quienes no la ubican- está en pleno centro de La Serena, en calle Prat 446, frente al edificio consistorial (Municipalidad).
Cordialmente,
Gabriel Canihuante.

Razón tiene el señor Abufom en mencionar que resulta enojoso hablar sobre calidad (así como sobre cualquier tema subjetivo).

Quizás con su experiencia podría responder la siguiente pregunta, siempre en ánimo de ayudar a quienes no conocemos la respuesta: ¿Cuáles serían esos criterios y parámetros a tomar en cuenta y que el mundo normal desconoce?

Un punto interesante también es el siguiente: si bien la calidad puede ser dudosa en algún libro, no se debe caer en actitudes desmotivantes. Si tal como menciona el señor Abufom, en Chile muchos escriben, pues ¡bien!, hagamos algo para que esas personas puedan ver cumplido su sueño de publicar un libro (entendiendo como "libro" al clásico tangible de papel, excluyendo los nuevos formatos digitales que de ningún modo dejarán el mismo sentimiento).

Tal vez la universidad podría invertir en las máquinas para realizar el trabajo de imprenta aquí y no contratarlo a Santiago, de modo de poder contar en la región con un lugar para realizar autoedición a un precio bastante más accesible que pasando por un servicio editorial.

¡Totalmente de acuerdo! Tal vez, una solución podría ser que las editoriales santiaguinas miraran un poco más a provincias y que nuestra Región pudiese contar con una, y con un Consejo Editorial Calificado. A lo menos, la Universidad de La Serena cuenta con una

Lamentablemente para publicar un libro en nuestro país se debe ser amigo de alguien influyente o estar ligado a los partidos políticos. Conozco el caso de un profesor de filosofía que durante 10 años realizó una exhaustiva investigación para demostrar los nexos que existen entre las religiones occidentales y las orientales a través de la reencarnación. Una obra maravillosa, que buscó poder publicar y nadie quiso hacerlo, él solo tuvo que financiar su publicación a través de una editorial en internet y gastando de su pecunio más de dos mil dolares. Sin embargo, hace poco tiempo atrás pudimos ver como los líderes del movimiento estudiantil, Camila Vallejos y compañía se habian transformado en escritores, presentando su obra en la feria del libro en Santiago. El tiempo al parecer les alcanzó para todos.

Estimado Jesús:
No estoy de acuerdo con usted. En los últimos cinco o seis años se han publicado cientos de libros sólo en la región de Coquimbo y puedo asegurarle que no todos estos autores tienen militancia política o amistades con personas influyentes. Lo hacen mediante diversas formas de financiamiento.
En el caso de Camila Vallejos, me parece que para las editoriales lo toman como un negocio probablemente rentable. Ella tuvo mucha visibilidad el 2011 y eso la hizo muy conocida, lo que puede traer buenas ventas a su libro, el que no he leído en todo caso. Y que ella (o cualquier otro) publique un libro no la hace escritora. Esto ha pasado con mucha gente "famosa", que se ha hecho conocida por logros deportivos u otras causas.
Espero que el libro de su amigo tenga acogida en el público, pueda vender bien y recuperar así los costos. Y si es muy bueno y logra buenas ventas, incluso podría ganar algo de dinero, que es lo que puede esperar en compensación por un trabajo de tantos años.
Cordialmente,
Gabriel Canihuante.

Estimado Sr.Canihuante
Por cierto,que concuerdo con otras opiniones de otras personas que dicen que sus palabras son desmotivante. Creo que está usted en un error, al decir que hay que tener ciertos parámetros para escribir poesía o narrativa. Déjeme recordarle que Pablo Neruda se salió de muchos límites,parámetros y métrica y llegó a ser famoso. Yo pienso que cuando una persona tiene talento, tiene una identidad propia y no necesita regirse por hepítetos o hipérbaton. Creo que el mejor jurado es el lector cuando se siente inmerso en ella.
Atte, Lino del Valle, Poeta.

Estimado Lino del Valle: No está en mi texto la frase: "tener ciertos parámetros para escribir poesía o narrativa". Eso lo escribió usted, no yo.
Estoy de acuerdo con usted en que grandes escritores han llegado a serlo gracias a que rompieron el molde. El problema es que cuando gente que no tiene talento cree tenerlo y pretenden ser escritores a veces sin siquiera conocer la gramática. (Hepíteto, según la RAE, no existe; epíteto, sí.)
Lamento que mis palabras lo hayan desmotivado; no se deje llevar por ese mal ánimo. Créame, no es mi intención.
Y gracias por reanimar con su comentario este ya casi olvidado texto.
Cordialmente,
Gabriel Canihuante.

Los opiniones vertidas a través de comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no reflejan necesariamente el pensamiento de diario El Día.