La Ley 20.000 en medio de los cuestionamientos

Luego de la mediática detención del hermano de Sergio Lagos en Santiago, varias voces de famosos se unieron en contra del reglamento antidrogas que lleva varios años operando en nuestro país.

El video suma y suma visitas. Se trata de una campaña iniciada en las redes sociales por el conductor de televisión Sergio Lagos en favor de su hermano Manuel, quien se encuentra en detención preventiva tras ser acusado de tráfico en el marco de una investigación. Ante eso, un grupo de famosos realizó un video donde formulan 42 consultas sobre la Ley 20.000 (Ley de Drogas). Cabe recordar que Manuel, director de Evolución Producciones, fue detenido en un operativo de la PDI siguiendo una transacción de marihuana. Un caso que dio origen a la campaña #SoloPorPreguntar, que propone generar amplio debate.

A través de Youtube y Facebook, músicos, periodistas y actores realizan estas consultas a la Ley 20.000. Al respecto, Sergio Lagos, hermano del procesado, señaló recientemente a una radio que “la puerta de entrada a todas las drogas primero es la televisión y sus ejercicios publicitarios; dos: el cigarrillo, el alcohol y, por otro lado, la entrada a las drogas es la relación que hoy día la ley te obliga a tener con el traficante”.

En Santiago, el fiscal Cristián Toledo aseguró que el productor musical tenía en su poder una cantidad de marihuana que corresponde a tráfico (750 gramos) y “quienes son formalizados por este delito arriesgan una pena superior a cinco años y un día”, mientras que su abogada, Paula Vial, enfatizó que la postura de la defensa es que “no es traficante, sino consumidor”. Durante el plazo de investigación, Manuel Lagos se encuentra privado de libertad por ser considerado “una amenaza para la sociedad”, una postura que sus allegados y varias personas consideran injusta.

LA CIFRA

15

años de presidio se puede recibir por el delito de tráfico de sustancias ilícitas, de acuerdo a lo que señala la Ley 20.000.

Álvaro López, vocalista de Los Bunkers, que también estuvo detenido por este caso algunas horas, es uno de los que apoya a Manuel, quien también es su mánager. La banda publicó en su Facebook un extenso comunicado en el que aseguraron que la oficina que los maneja “no es un centro de distribución de drogas ni nada que se le parezca. Es un lugar de trabajo honesto y esforzado del cual salen ideas y proyectos que a nuestro juicio ayudan a hacer de este país un lugar un poco mejor”.

“¿Por qué la ley 20.000 criminaliza a quien guarda cannabis, la transporta, la compra o la planta, si su consumo personal está permitido?”. O “¿por qué la ley 20.000 no dice nada sobre el gramaje o peso de droga límite que diferencia entre un simple consumidor y un microtraficante, e incluso un traficante?”. Ésas son algunas de las preguntas que se realizan en el video de más de seis minutos.

Aparecen Humberto Sichel, Pablo Paredes, Francisco Saavedra, Leo Caprile, Matías del Río, Rodrigo Salinas, Carmen Gloria Arroyo, Consuelo Saavedra, Rafael Gumucio, Felipe Bianchi, Juanita Parra, Iván Valenzuela, Chico Pérez, Manuel García, Blanca Lewin, Nicole, Alejandra Valle, Javiera Parada, Los Bunkers, Héctor Morales, Martín Cárcamo, Rodrigo Guendelman, Katyna Huberman, Begoña Basauri, Eduardo Caces, Daniel Alcaíno, Stefan Kramer, Néstor Cantillana, Francisco Reyes, Joe Vasconcellos, Pato Pimienta, Cecilia Rovaretti, Fernando Milagros. Rolando Jiménez, Nano Stern, Sergio Freire, Pedro Ruminot, Leo Quinteros, Roberto Márquez, Verónica Calabi, Carolina Urrejola, Ana María Gazmuri, Werne Núñez, Los Tetas y Quique Neira.

IGUAL PARA TODOS

Respecto a esta polémica, en el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, SENDA, tienen en primer lugar unas ideas bastante claras antes de emitir opiniones. Es así como ellos indican que el deber de cualquier Estado es velar por el bien común y la salud de todos sus ciudadanos. Por ello, todas las leyes deben proteger a todos por igual y no favorecer a grupos de interés determinados, en ninguna categoría. Junto con ello, desde SENDA en la Región de Coquimbo se recuerda que el consumo problemático de drogas en Chile es una realidad, no es una apreciación subjetiva. Más de 30 mil chilenos, hombres y mujeres se tratan anualmente en centros financiados por el Estado.

Consultada acerca de si es necesario revisar la Ley 20.000, la directora regional de SENDA, Andrea Velásquez, opinó que siempre toda ley es perfectible. “Hemos escuchado voces de legisladores que abogan por algunas modificaciones y es en el Congreso donde se debe dar esta discusión. Lo que hemos señalado es que, como SENDA, no promoveremos la despenalización del cultivo de marihuana, que es distinto al consumo que no está penalizado. Nuestro énfasis está en evitar que se incremente la disponibilidad de la droga en el país, especialmente para nuestros niños y jóvenes”.

LA FRASE

Si algún chileno siente que se han vulnerado sus derechos o que se está cometiendo alguna injusticia, tiene el derecho a presentar los recursos judiciales

Andrea Velásquez
directora regional de SENDA

Velásquez también recordó que “en Chile existe un Estado de Derecho. Los tribunales de justicia son un poder independiente y tienen como organismos auxiliares a las policías y fiscales. Si algún chileno siente que se han vulnerado sus derechos o que se está cometiendo alguna injusticia, tiene el derecho a presentar los recursos judiciales”.

Por su parte, el seremi de Justicia, Gregorio Rodríguez, opinó al respecto que “la ley está para ser respetada. Una persona, por mucho que pueda tener alguno tipo de objeción, no puede estar por sobre la ley. En nuestro sistema, en un Estado de Derecho, los ciudadanos deben respetar las leyes, aunque las consideren en muchos casos injustas, arbitrarias o que tienen un contenido que no comparten. Lo contrario demuestra simplemente que hay personas que prefieren estar por sobre el resto, que no desean cumplir los cánones sociales”. Por lo mismo, la autoridad recalcó que “yo no puedo elegir qué leyes cumplo y cuáles dejo de cumplir”.

El seremi agregó que “mientras la ley contemple qué sustancias son ilícitas es porque existen motivos”, diciendo que “por algo la marihuana está prohibida en nuestra legislación”. De lo contrario, si uno no cumple lo que está reglamentado, “viviríamos en un completo caos y anarquía. Y eso no es lo que uno espera en un Estado de Derecho”. 

EL CONSUMO ES UNA FALTA

••• - La Ley 20.000, publicada en el Diario Oficial el 16 de febrero de 2005, sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas, sustituyendo la Ley 19.366. Según este nuevo reglamento, el consumo de drogas es una falta (no un delito), por lo que no tiene penas privativas de libertad. No obstante, su artículo 50 establece sanciones al que consume drogas en lugares públicos o abiertos al público (calles, plazas, pubs, estadios, cines, teatros, bares, entre otros) y a quienes lo hagan en lugares privados, siempre que exista acuerdo previo para hacerlo.

Para los que trafiquen, puede haber una pena de 5 años y un día a 15 años de presidio, además de una multa de 40 a 400 UTM. Estas mismas penas se aplican a los que elaboren, fabriquen, transformen, preparen o extraigan sustancias o drogas estupefacientes o sicotrópicas. Para el microtráfico hay un castigo de 541 días a 5 años de presidio, además de una multa (10 a 40 UTM), a menos que se acredite que éstas son para consumo personal, exclusivo y próximo en el tiempo, lo que debe ser determinado por el juez competente.

Comentarios


Los opiniones vertidas a través de comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no reflejan necesariamente el pensamiento de diario El Día.