Expertos aseguran que el trabajo infantil se ha vuelto peligrosamente invisible

Elmesdeagosto...

Encargados de las Oficinas de Protección de la Infancia de Coquimbo y La Serena creen que es importante contar con estadísticas más reales y focalizadas

Su preocupación por la falta de estadísticas actualizadas y la forma en que el trabajo infantil se ha vuelto cada vez más invisible a los ojos de la población plantearon los profesionales de las oficinas de protección de la infancia de las comunas de La Serena y Coquimbo. Esto en víspera de una nueva conmemoración del Día Internacional del Trabajo Infantil el próximo 12 de junio.

Según una encuesta desarrolla el año 2003, en nuestro país existen 107 mil 676 niños y adolescentes, entre 5 y 17 años que trabajan en condiciones inaceptables. Éstos representan el 3,0% del total de este tramo de edad. Las ocupaciones más frecuentes de niños y adolescentes que realizan trabajos inaceptables en las ciudades son las de vendedor, mesero y empaquetador de supermercado.

En las zonas rurales casi la totalidad de los casos se concentra en el trabajo agropecuario, en ocupaciones como recolección, siembra, venta de productos agrícolas y cuidado de animales. En la región, al igual que en el resto del país, no existen datos actualizados de la realidad del trabajo infantil.

María Graciela Astudillo, profesional de la Oficina de la Protección de Derechos Infanto-Juveniles- OPD de La Serena, dijo a El Día que le preocupa la falta de estadísticas y la forma en la que los casos que ocurren en la región hoy no son percibidos por la sociedad.

“Las cifras que hoy manejamos son bajas, porque el trabajo infantil está invisibilizado, las personas no denuncian, no hay sensibilización de la temática, se tiende a aprobar estas situaciones de trabajo o que los niños trabajen en cierta edad que no corresponde. Sabemos que a partir de los 15 años no pueden trabajar sin la autorización de sus padres, pero muchas veces esto se naturaliza. Por eso las cifras pueden cambiar mucho”, señaló.

En tanto, Jorge Campusano, de la OPD de Coquimbo, indicó que la realidad de esa comuna es muy similar a la capital regional. “La realidades son muy parecidas entre ambas comunas. También preocupa que este tema se comience a ver cada vez más escondido, y también nos preocupa que las estadísticas que tenemos sean del 2003, por lo que no podemos saber cuánto ha cambiado la cantidad de menores que sufre este problema. Existe una cifra negra que, lamentablemente, no conocemos”, dijo.

Campusano, indicó que su mayor preocupación son los menores que son utilizados para la venta de drogas. “Estos menores son víctimas, son usados por personas mayores que se aprovechan de ellos para cometer estos ilícitos. Esa realidad es preocupante y también está invisible”, indicó.

Ambos profesionales hicieron un llamado para que las personas hagan sus denuncias cuando detecten este tipo situaciones. “Ahora no hemos visto niños en las esquinas haciendo malabarismo, como que han salido de las esquinas más céntricas y se han ido hacia otros lugares. Esperamos que la gente pueda denunciar esto y que no lo fomente entregándole un moneda”, recalcó Astudillo.

En tanto, la seremi del Trabajo, Lorena Toro, informó que ya se está desarrollando una encuesta que permitirá tener una mirada más actualizada del problema. “Va estar terminada en el mes de agosto y el diciembre estaremos en condiciones de entregar los resultados. De esta forma tendremos una verdadera radiografía del trabajo infantil”, finalizó la autoridad. 4501

Comentarios

Los opiniones vertidas a través de comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no reflejan necesariamente el pensamiento de diario El Día.